lunes, marzo 14, 2016

A nadie le importan los caballeros de plata...

Shokugeki no Soma 158

Shokugeki es un manga tan modélico que a veces aburre. Lo que me gusta de esta serie es la dinámica de los personajes y la comedia, porque los enfrentamientos -siempre lo he dicho- me parecen bastante sosos más allá de alguna reacción curiosa.
Por eso este último capítulo me ha sorprendidod muy para bien. Lo lógico y lo previsible era una derrota por parte de Ryu. Lógico porque parece casi absurdo presentar a unos rivales y enaltecerlos para derrotarlos a continuación, y es lo que ha pasado. Lo previsible era la derrota de Ryu para darle importancia a estos nuevos rivales, un escalón a superar antes de llegar a los 10 principales. Además, usando Rentaro cocina molecular, todo parecía indicar una saga de entrenamiento y una venganza por parte de una Alice que lleva demasiado tiempo sin brillar.
Pero no, el de segundo año ha sido derrotado. Y yo que me alegro.
Verdaderamente, si somos lógicos, hay gente de segundo año entre los diez primeros, lo cual indica que estos son mejores que los "secundarios" de tercer año. En cada generación tiene que haber X cocineros por encima de la media, algunos que estén por encima sus sempais. Si Ishiki y cía eran mejores que los secundarios de tercer año, no es disparatado que los primeros espadas de primer año estén por encima de los cocineros "no mejores" de segundo año. Y sí, probablemente el musculitos derrote sin problemas a... no sé, el "débil" de los Aldini, y apareceran otros miembros de Central que derrotaran a Hisako o Mimasaka... Pero no es descabellado que estos sean derrotados, porque ¿a quién le importan? Estando en el horizonte los 10 asientos primeros, estos asientos 11-20 sencillamente no importan. Si, valdrán para el lucimiento de secundarios, Nikumi quizás salve su club y se pueda resarcir del rol de fanservice que tiene y cosas así... pero los cocineros importantes como Soma, Alice o Ryu no pueden "sufrir" contra estos secundarios, porque luego resultaría poco creíble que ganar a otros mejores.
Parecía previsible la derrota de Ryu, parecía lo lógico dentro de un shonnen... y me ha gustado que los autores no hayan seguido este camino. La próxima semana puede ser derrotado Jun, pero puede serlo contra la número 6, igual que el club de comida china de Kuga puede ser destrozado por una Rindou-sempai que va siendo hora de que muestre sus cartas. Todo ello sería lógico y serviría perfectamente como el primer acto de la guerra contra Central. Pero serían derrotas coherentes y lógicas, como es coherente y lógico que también los buenos hayan conseguido victorias.

4 comentarios:

juan truchado dijo...

Es muy extraño. En mi foro friki habitual todos dábamos por hecha la victoria de Ryu. No nos ha sorprendido a ninguno.

Pero ahora que lo comentas tienes razón.

eter dijo...

Es el efecto Worf que he mencionado mucho últimamente... no hay forma más fácil de engrandecer a un nuevo enemigo que humillar a alguien fuerte...

Es algo que odio, pero muy común en todas estas series, donde llegan unos tios que nadie había visto nunca y resultan ser terriblemente fuertes. Derrotaran a muchos, porque también es normal, son gente buena de segundo -y espero tercer- año, pero también veo lógico que los mejores de primer año sean capaces de derrotarles... más cuando hemos visto que Souma ya ha podido con un noveno asiento (bajo ciertas circunstancias)... y de hecho a mi Ryu no me parece tan tocho, pero gente como Hayama, Alice y Erina -esta última por descontado- creo que podrían con cualquiera por debajo del asiento 7.

Daniel Deux Ame dijo...

Aunque el efecto es real nunca creí que perdiera, porque durante todo el duelo, cada frase, cada alabanza iba en función de engrandecer al rival mostrando que realmente era un buen chef, y aunque existen excepciones, la tendencia es que alabar primero es para decir que su derrota no será tan humillante o también para darle mérito a la victoria de Kurokiba.
Como cuando en los spokon aparece el personaje analítico y te enfrenta con técnicas que deberían derrotarte según los datos, pero el protagonista se vence a si mismo.

eter dijo...

Es cierto lo que comentas, pero muchas veces gana también el primer plato, en ese sentido Shokugeki se libra un poco del efecto remontada de muchos spokon (aunque también lo tiene algo, claro)