domingo, octubre 07, 2018

Granja de humanos

The promised Neverland

Con los practicamente novatos Kaiu Shirai (historia) y Posuka Demizu (arte), esta serie ha acaparado en un par de años todo tipo de premios y se ha convertido en uno de los grandes puntales de una revista con tanta presión como lo es la Shonnen Jump actual. 
Dentro de un género tan manido como es el de los shonnen "Neverland" aporta bastante frescura en base a algunos elementos diferenciadores. El principal y más obvio es que el desarrollo no es el de un shonnen normal de peleas, no llega a ser un seinen pero algunas de sus premisas son bastante siniestras y en su narrativa nos encontraríamos ante un thriler. Suspense y tensión serían las herramientas de sus autores para mantener emocionante una historia que inicialmente se encuadraría dentro del género carcelario y que tendría no pocos elementos de terror (e incluso horror). En la historia de los mangas hay series muy influyentes que marcan corrientes que comienzan a verse al cabo de algunos años, y aquí estamos viendo a un par de mangakas que puede que crecieran con Naruto y One Piece, pero también lo hicieron con Death Note. Esta es una de esas series mantenidas por constantes giros de guión, y de momento todos funcionan y la serie es una lectura que engancha y que es sumamente disfrutable. 
Otro elemento no poco novedoso es el hecho de que el protagonista es "la" protagonista: Emma. Una cosa buena del capitalismo es que busca el dinero allí donde pueda encontrarlo, y eso significa abrir mercados... e igual que a un chico le puede gustar un shojo a una chica le puede gustar un shonnen, y afortunadamente los editores ya parece que no ponen trabas a eso y permiten la presencia de una protagonista de este género a pesar de la demografía clásica de la revista. Particularmente creo que Emma se pasa de luminosa y optimista, pero es una niña y es la buena, y los papeles de cínicos o pragmáticos caen en otros; Emma es un faro que inspira a todos los personajes y se agradece que lo sea siendo además tan físicamente capaz de proezas como el resto. Otra cosa es que la trama nos trasporte a una granja de humanos y todos los personajes tengan de 6 a 12 años de edad y, por muy superdotados y bien entrenados que estén, se me hacen exageradas algunas secuencias (pero no deja de ser también muy normal en este tipo de mangas que sus protagonistas sean extremadamente jóvenes). No deja de ser algo extraño y forzado lo siniestro que es el mundo que les rodea y como la serie en cierta manera protege la pureza de sus personajes con Emma como principal referente de ese idealismo.
Siendo una serie muy recomendable -y saludable dentro de su revista-, no está exenta de defectos. Diría que se nota mucho que es una "Opera prima", de momento no ha llegado al grado de enrevesamiento de "Death Note" y ha sabido avanzar siempre en su trama sin encasillarse o repetir demasiado sus esquemas como si pasaba en aquella serie, pero se vale de ciertas trampas con relativa frecuencia. No puedo evitar que me recuerde a la película "Cube", con un uso de puzles que se nos presentan resueltos... pero son tan intrincados que es imposible entender como han llegado a una resolución lógica de ellos, y así mismo hay algún que otro elemento que hace las veces de "Deux Ex Machina" o de McGuffin. La serie es muy tramposa, pero de momento el maquillaje es bueno y tapa las costuras.
En la parte técnica he de decir que el dibujo no me gusta demasiado. Hay demasiados personajes, y salvo el trío protagonista y alguno más, los diseños suelen ser bastante genéricos. Y al ser todos niños y vestir igual, en los planos más normales es difícil distinguir a los secundarios (se me antoja parcialmente un error que haya tantos secundarios que sean indistinguibles y de los cuales el lector ni siquiera llegue a aprenderse sus nombres, aunque en verdad estos personajes actúan más como un objetivo que como un medio). No obstante, en general el dibujo me parece irregular, y dejando a un lado sus fondos no especialmente originales, creo que sencillamente al dibujante le falta tiempo y se nota mucho la diferencia entre las grandes páginas plagadas de detalles y el resto de las muchas que componen un capítulo.
Poco más que decir, con unos 100 capítulos a sus espaldas, el nivel de la serie es muy bueno. Es emocionante y bastante distinta a lo que suele encontrarse en esa revista. La historia avanza y los autores han prometido que no se alargará mucho, así que si tenemos suerte incluso podría ser que ese no fuera uno de esos shonnen que cae en picado a partir de su decimoquinto tomo recopilatorio.

3 comentarios:

Ashikabi dijo...

Me pregunto si en estos días de corrección politica,cuando la serie llegue a audiencias occidentales,van a dejar a la mucama negra con ese diseño.
Porque ahí están,todos los personajes,tan blanquitos y de narices puntiagudas...y de repente aparece ella con un aspecto de cartoon racista de los años '30.

Darío Ordóñez Barba dijo...

No paro de leer alabanzas y de gente enganchada con este manga, pero lo que es a mí, no me dice nada. Lo cual es raro, porque yo leo prácticamente de todo. Yo simplemente me veo incapaz de sumergirme en la historia, porque no me la creo en ningún momento, yo leí hasta que consiguen escapar de la granja y poco más, y la verdad, me pareció todo rematadamente absurdo, la manera en la que burlan no a una, sino a dos adultas entrenadas y con medios para tenerlos absolutamente bajo control, con mensajes ocultos en los libros que se les dejan, cómo todo les sale bien, siendo unos putos críos que viven en una burbuja y solo saben lo que les enseñan sus carceleras, pero ahí está, son más listos que nadie y salen al mundo con un montón de niños pequeños, que no llegan ni a los diez años y sobreviven a un mundo poco menos que apocalíptico, en pleno territorio enemigo y librándose también de los depredadores de aquel bosque.

Pd: 14 putos capchas de imágenes para poder contestar.
El primer capítulo y la premisa de la serie me parecieron jodidamente buenos y atrayentes, pero luego todo el guión es tan forzado que me vi incapaz de seguir. Tal vez el día que acabe, si sigo escuchando cosas buenas de la serie, decida darle una segunda oportunidad y leérmela del tirón, pero lo que es a día de hoy, no me parece ni de lejos tan buena como la pintan.

eter dijo...

Ashikabi, es un diseño muy raro... aunque a mi más que otra cosa se me hacía muy Urasawa con esa nariz.

Darío Ordóñez Barba, a mi me gusta, y me gusta que tenga éxito... pero soy consciente de que tiene muchas trampas. Que venzan a las niñeras no me parece mal, estas estaban muy enfrentadas entre ellas... y se supone que no dejan de ser niños genios a los que han entrenado perfectamente en lo físico y lo mental.
Las edades se me hacen forzadas, sobre todo por los más niños. Con los de 11 o 12 años no es creíble del todo, pero en la shonnen no dejan de tener niños de esas edades como protagonistas de autenticas salvajadas (Naruto mismo creo que no era mucho más mayor en su manga).
Lo de las claves en los libros y el puto bolígrafo si que me parece que no hay por donde cogerlo, extremadamente forzado.
Me extraña lo de los captchas... se supone que solo deberían saltar con las entradas de más de una semana. A mi no me saltan nunca... no se si podría ser algun tema de la cuenta de Google o algo así. ¿A alguién más le pasa?