jueves, junio 12, 2008

Una interesante revisión del pasado

Michael Kiske - Past in different ways

Del antiguo cantante de Helloween pueden decirse muchas cosas, pero lo que es innegable es que tiene una de las mejores voces que ha dado la historia del heavy-metal. Voz aguda capaz de tonos increibles, alcanzaba a la perfección registros más suaves y graves, y lograba entre todos ellos siempre una perfecta transición. No obstante, es claro ya que es más un cantante de rock-melódico y que está interesado en un tipo de música que es muy distinta a la que le hizo célebre con los "Keeper". Como a muchos, me gustaría verlo como cantante de GammaRay, pero si el hombre es feliz así y de vez en cuando nos regala colaboraciones con Tobias Sammet, Timmo Tolki u otros interpretes famosos, bien esta. En este caso, quizás en una estrategia muy comercial, presenta un disco de versiones de muchos de los temas que compuso mientras formaba parte del grupo de las calabazas. Comenzé a escuchar este disco con muchas reticencias, pero he de decir que su voz las borró todas de un plumazo. Algunos de los temas que este disco presentan son flojos, pero la inmensa mayoría son auténticos temazos cuyas versiones alternativas si bien no comparare si son mejor o peor que las originales son muy interesantes. La voz de Kiske permanece tan buena como siempre, mejor si cabe de lo normal, pues se le nota increiblemente a gusto cantando los temas que el compuso con el estilo que más le gusta.
Por los "Keeper" tenemos "You always walk alone", "We got the right" y "A little time". Aquellos discos míticos se sustentaban en tres compositores de los cuales Kiske era el más flojo; en su momento ya me parecían los temas más flojos de esos díscos y además extrañamenten "oscuros" para el tono feliz del resto de temas. Ahora los tres se muestran como temás de medio tiempo, preciosos acústicos que en el caso de las dos primeras canciones estan a la altura si no superan a las originales. "A little time" no me parece tan conseguido, es una canción que nunca me ha gustado especialmente y que creo que en esta nueva versión echa en falta la velocidad de antaño.
De "Pink bubbles go ape" tenemos "Kids of the century" y "You turn". La primera es claramente inferior a su original, aquella era una canción muy animada y dinámica y si bien el acústico es bueno, no transmite las mismas sensaciones que aquella. "You turn" sale ganando, ya era una canción lenta y ahora al apostar definitivamente por ese camino se ha convertido en un tema precioso.
De "Chamaleon" tenemos una mayor selección de temas. Aquí es más dificil establecer diferencias pues este ya era un album que llevaba más el sello de Kiske que el de Helloween. Los temás son parecidos aunque se notan más libres. "Longing" y "I beliveve" son dos versiones excelentes de dos temas calmados y preciosos que en su versión original se veían perjudicados por la inclusión obligatoria de las guitarras electricas y de una serie de elementos de los que ahora se ven libres. "When the sinner" sigue siendo un tema muy particular, sin embargo la alegría que parece transmitir quedaba más reflejada en su versión original, mucho más desenfadada y menos clásica y melancólica que esta nueva interpretación acústica. "In the night" y "Going home" eran dos temas que no me apasionaban en su momento y que sigen sin hacerlo; Kiske nunca me ha parecido un gran compositor. Y esto último lo refuerza el último tema del disco: "Different ways", tema nuevo para el disco que es facilmente olvidable.
En resumen es un disco mucho mejor de lo que esperaba y, sobre todo, una muy interesante y relajante reinterpretación de temas antiguos que es imprescindible para cualquier seguidor de Helloween.

6 comentarios:

shon dijo...

Comparto opiniones contigo en cuanto a Kiske.

Nunca a sido especialmente un gran compositor, pese a alguna canción célebre. Pero sigue siendo una de las mejores voces del heavy metal.

Kiske debe sentirse frustrado de ver como sus esfuerzos por separarse del metal le son en vano.

Y es que, pese a que se sienta más cercano al rock y rechace su etapa anterior. No tiene más remedio que recordarse de su pasado donde resalta de nuevo, y es elogiado por la crítica.

Buen ejemplo es el último disco de Timmo Tolki.

Redondo más bien flojo con un par de buenas canciones, que tanto Kiske como Sammett consiguen aportarle un extra de calidad.

Y es que Timmo, como compositor lleva un tiempo en horas bajas.

No sé que te parecerá que la agrupación de Stratovarius vaya a seguir sin Timmo.

eter dijo...

No he escuchado todavía el nuevo trabajo de Tolki.

El problema principal que le veo a este buen hombre es que es bastante limitado en sus registros de composición. Tolki apuesta por un estilo regido por la velocidad de su guitarra. El problema que le veo, además de que sus discos acaban resultándome algo pesados por ser todas las canciones muy similares en cuanto a ritmo y estilo, es que es muy dificil crear verdaderas maravillas en este estilo.
No todos los días se compone un "Hunting higth and low" o un "against the wind", y muchas de sus canciones parecen un quiero y no puedo de estas.

shon dijo...

Sí, tienes razón. Es la principal flaqueza de la música compuesta por Tolki

Yo soy del Destiny.

eter dijo...

juas, entre el disco que me recomendaste de Firewind, este de Tolki, el nuevo de Hammerfall y el nuevo de Judas no se de donde voy a sacar tiempo para escucharlos.

shon dijo...

Pues ahora que lo dices. En breve le dedico una reseña al nuevo de los Judas, que bien lo merece :)

El de Hammerfall no lo he escuchado.

eter dijo...

Judas es mucho Judas, aunque este nuevo disco va a ser muy raro incluso para los cánones de la banda.

El de Hammerfall es de versiones. La banda ha hecho muchas versiones a lo largo de sus discos y sus conciertos y, con motivo del décimo aniversario (que fue el año pasado y no este) lo sacan. Como curiosidad relativa a este post en concreto, hay una versión de una canción en su día cantada por Kiske ("I want out" de Helloween) y otra de Judas ("Breaking the law")