domingo, marzo 08, 2009

Y la espada germinó en los cielos

Gundam Seed

Una serie que da sentido a la etiqueta de "imprescindibles". Una serie que va deja muy atrás el género de los mechas. Un folletin maravilloso que entretiene como pocos. Habría muchas maneras de calificar "Gundam Seed", una serie que descubrí hace ya casi un lustro y que ahora, en el tercer revisionado, me ha maravillado tanto como lo hizo en su día o quizás incluso más. La primera parte de las aventuras de Kira, Lacus, Cagalli y Athrun, de las guerras entre coordinadores y naturalistas, se va llevar la entrada más larga de la historia de este blog. Lo merece.
Será un análisis muy largo y habrá gran cantidad de SPOILERS.

Gundam Seed es una serie del 2002 que se encuadra dentro de la mítica franquicia de Sunrise y que da origen a un nuevo universo: CE (Cosmic Era). En este mundo, la humanidad ha evolucionado y ha creado una nueva raza: los Coordinadores, humanos modificados geneticamente. Entre estos humanos, que viven en su mayor parte en las colonias espaciales, y los humanos acaba estallando una guerra. Argumento de partida muy similar al de la Gundam original, serie de la que nunca ha disimulado ser casi un remake (en la secuela, Gundam Seed Destiny, incluso vemos como una de las colonias cae a la Tierra). No obstante hay diferencias y esta es también una historia en cierta manera más ligera y fanservicera que la que Tomino ideara a finales de los 70. Eso no es ni mucho menos malo, Seed es una serie terriblemente entretenida y adictiva, pero su corazón sigue siendo el de una Gundam y el antibelicismo es sólo la más notable de las muchas lecturas que de ella se pueden hacer.

Gundam Seed: Visión del espacio

A nivel técnico Gundam Seed no es una serie que destaque especialmente. Es más que correcta, y tiene algunos detalles verdaderamente brillantes, pero por desgracia tambien arrastra algunos fallos que resienten el conjunto global. Además, es una serie de "gran presupuesto", y por la gran cantidad de acción que estas tienen son las que normalmente peor soportan el paso del tiempo. "Seed" no ha envejecido bien en este aspecto.
La animación, si bien forzada en algunos momentos puntuales, es más que correcta y los continuos combates y luchas entre los distintos mechas se ven con facilidad, sin que parezca que se nos esta avasallando en ningún momento. Aquí la serie no ha envejecido bien, aunque es comprensible que en el 2002 no se pudiera infundir a las batallas la velocidad, complejidad y espectacularidad que hoy se les puede otorgar hoy en día; las batallas se antojan estáticas, aunque es probable que esto mismo les suceda a las series actuales dentro de unos años. Sin embargo aquí encontramos uno de los mayores inconvenientes de la serie y este no es achacable a su antigüedad, y ese es la reutilización masiva de escenas. Durante las batallas en "tierra firme" ese es un problema inexistente, pero durante los enfrentamientos en el espacio (y tambien los aéreos a partir de la interrupción del Freedom) vemos muchas veces la misma animación: Kira siempre apunta de la misma manera, siempre realiza un vuelo rasante donde "desenfunda" su sable de derecha a izquierda y despues unitiliza dos mechas enemigos (cortandole a uno la cabeza y a otro un brazo), los Dragoon´s de Raw siempre salen de la misma manera, Dearka siempre une sus dos cañones con la misma animación... Es decir se sustituye el fondo y a lo mejor el enemigo y ya esta, se obtiene una escena genérica que veremos varias veces en la serie. Es un defecto bastante molesto, sobre todo porque en muchas ocasiones es apenas inperceptible (o la escena no se había usado desde hace tiempo) pero en la batalla final vemos estas escenas una detrás de otra. Es algo que puede comprenderse desde la óptica de que así los estudios de animación ahorran dinero, pero la calidad del anime se resiente (y en la secuela, Gundam Seed Destiny, este defecto se usa tanto que verdaderamente acaba molestando e irritando).
El diseño de los personajes es notable, sobre todo en el caso de los masculinos. Hay incluso una gran variedad de etnias, pero todas son tratadas muy bien y verdaderamente no se aprecia ninguna diferencia entre ellas, lo cual supone todo un acierto. En el caso de los personajes femeninos he de discrepar un poco más, el diseño de la mayoría de ellas es más que acertado (y se agradece la ausencia de las típicas "tallas F" del anime), pero en algunos casos da la sensación de que "se parecen" demasiado y que la única diferencia entre ellas es el pelo o los ojos (este es un defecto menos notable en los hombres). Destaca la diferenciación entre los naturalistas y los coordinadores, siendo estos fisicamente siempre peculiares o "artísticos".
El diseño de los robots y de las naves es bastante correcto, aunque es claramente continuista dentro del diseño general de los gundam. Particularmente el Freedom y el Justice son espectaculares, en especial el primero que emula la forma de un angel. Encontramos también mechas como los de los extendidos, inherentemente intimidantes y "malignos", o los cinco con los que comienzan la serie, todos parecidos pero a la vez completamente distintos. Este aspecto depende naturalmente de los gustos personales, pero creo que el diseño de los Gundam principales (desde la primera generación hasta los que los relevan) es francamente bueno, así como tambien el de los mechas secundarios. En el caso de las naves es distinto. El Arcangel es una autentica maravilla de diseño y se notan las muchas horas puestas en él (rediseño en verdad, pues es innegable que es una puesta al día del "Caballo de Troya" de la serie original), sin embargo el resto de las naves (en especial los portaviones) adolecen de un diseño rápido y apresurado (particularmente me habría gustado que tratasen de innovar más en este apartado).
Podemos incluso rizar un poco el rizo y fijarnos en los colores de las naves y mechas. Aunque hereden el color de sus predecesores, resulta curioso que tanto el Freedom como el Strike sean blancos, que sean los únicos mechas principales de ese color y que algo similar suceda con el Arcangel, única nave "blanca" de toda la alianza. Podríamos interpretarlo como una analogía con la pureza y los idealismos que destilan Kira y los tripulantes de la nave principal de la serie -también podría ser interpretado como ingenuidad ante la guerra-, posteriormente apareceran los Astray de Orb, herederos del Strike, tambien son blancos, pero verdaderamente comparten la filosofía de los protagonistas (de hecho en Seed Destiny el Arcangel entra a formar parte de la flota de Orb). Quizas el uso del blanco sea sólo una casualidad, pero es reseñable (más cuando la nave "principal" de Destiny es negra). El Arcangel y el mecha de Kira son siempre claramente identificables... como Aslan, el único que siempre lleva mechas rojos en una clara reminiscencia del gran Char Aznable de la serie original.
A nivel de escenarios la serie no destaca demasiado. Obviamente son nulos cuando se encuentran en el espacio (aunque hay excepciones como el siniestro cementerio gigante que conforman los restos de Junius seven y los gigantescos y poéticos relojes de arena que parecen Plant), e igualmente las bases militares tienen un diseño bastante convencional. Cuando se baja a tierra se sigue sin dar demasiada importancia a este aspecto, disponemos de desiertos (ya sean de agua o arena) donde disfrutar de batallas, así como de grandes urbes repletas de rascacielos que nos permiten las clásicas escenas de gente huyendo mientras caen bombas a su alrededor o un mecha destroza el edificio de al lado provocando una lluvia de escombros. Junius seven, el teatro en el que Lacus y Athrun se enfrentan o el oasis de calma que supone Plant -y la mansión de Lacus especialmente- frente al caos que representa la muerte, son unos buenos ejemplos de diseño, pero la serie no destaca aquí ni en ninguno de los aspectos de diseño. El futuro ideado por el equipo de Sunrise, si bien esta ubicado dentro de 200 años, no es demasiado imaginativo y no parece otra cosa que un mundo como el actual donde algunos aspectos tecnológicos se han potenciado pero donde no parece haberse descubierto o creado nada (incluso resulta ridículo la importancia de los medios físicos cuando nuestra sociedad ha avanzado ya mucho más de lo que Tomino y compañía podían haber imaginado en el 78 en el aspecto del manejo de información).

El uso de luces y sombras es, sin embargo, es bastante acertado. Cuando las batallas son simplemente batallas la acción se narra despreocupadamente y desde un enfoque tradicional, pero cuando nos encontramos con escenas intimas de personajes o decisivas en el curso de las batallas... entonces el director se vale de todos los recursos visuales posibles. Vemos así la luz de atardecer que enmarca el segundo encuentro de Cagalli y Athrun tras el asesinato de Kira a manos del segundo, la escena -completamente narrada en rojo por la entrada en la atmosfera- de la muerte de la niña de la pajarita y la posterior caida de Kira a la tierra como un paralelismo perfecto de su fracaso y caida hacia los infiernos, las nubes que cubren el cielo cuando Kira mata a Nicol, y la lluvia en la que se convierten esas nubes cuando Kira y Athrun se enfrentan a muerte.
Encontramos tambien muchos planos sobre fondo negro para resaltar las acciones más importantes, y tambien otros recursos interesantes como la superposición de imágenes (Fllay confunde a Sai con Kira cuando Tori se posa sobre el hombro de este, reflejando así la confusión de esta) o las "pantallas partidas" donde además de la acción se nos muestra en un recuadro el rostro de uno de los protagonistas de esta para así reflejar su estado.
La labor del director es en general más que correcta. Excelente tratamiendo de las batallas, donde no se nos atosiga, y de los personajes, donde el uso de los primeros planos esta muy bien medido (aunque quizas se eche en falta que a estos se contrapongan más planos lejanos, la serie se mueve demasiado en las distancias medias). Aquí sólo podría echarsele en cara el uso de unas cortinillas de transición de escena que ahora mismo parecen ya demasiado anticuadas y el sobreuso de escenas recicladas antes mencionado.

Gundam Seed: Música galáctica

Si bien en cuestion visual no podemos decir que Gundam Seed destaque, en el apartado sonoro no podemos hacer otro cosa que quitarnos el sombrero. El sonido, la música y las voces de esta serie son sencillamente sobervios.
Quizás el aspecto más flojo dentro de este apartado sea el de los efectos de sonido, todos ellos bastante normales y "conocidos" (clasicas explosiones, disparos, sables laser, vuelos, motores, etc...).
El doblaje es francamente bueno. Algunos seiyuus son veteranos en la saga Gundam (Takehiko Koyasu y Toshihiko Seki, Mwu y Raw respectivamente, ya aparecían en Gundam Wing), pero todos ellos trabajan francamente bien (mencion especial para Houko Kuwashima que dobla perfectamente a dos personajes tan distintos en todos los sentidos como Fllay Alster y Nataru Basirul y que incluso mantienen diálogos entre ellas. Mencionar como inciso a Rie Tanaka, Lacus, idol de la serie que nos regala una gran cantidad de insert song -que si bien en algunos momentos se hacen algo repetitivas- tienen una calidad notable y se integran perfectamente con la serie y con su propio personaje.
Por último tendríamos que hablar en este apartado del score y las canciones que acompañan la serie. El score es sencillamente increible. Sutiles composiciones de cuerda (principalmente piano y violín) nos narrán los momentos más dramaticos e intimos de los personajes (los temas que acompañan al indeciso y atormentado Kira reflejan a la perfección su fraguilidad y dolor). Y estas composiciones se transforman en poderosas fanfarrias militares y temas con una percusión mucho más marcada para las grandes batallas, composiciones intensas y repletas de fuerza, pero que a su vez intengran pequeños acordes de los temas de los personajes antes mencionados consiguiendo así no sólo enfrentar a los personajes mediante imágenes, si no tambien enfrentar sus ideales por medio de la música. El efecto es sencillamente perfecto, la batalla entre Kira y Aslan es el mejor ejemplo de ello, pero tambien los acordes tristes que suenan cuando Yzack ve como cae Panama y sus compañeros rematan a los hombres que se rinden. Naturalmente, además de estas dos variantes "tristes" hemos de mencionar otra, la variante "triunfal" o "epica" que aparece en los grandes momentos de la serie, cuando los personajes no tienen dudas y se convierten en héroes, ahí la música los acompaña y nos hace creer que son invencibles. En momentos como el "despertar" del Seed de Kira es el primer momento o el momento en el que al fín Kira y Athrun luchan juntos y suena el tema "Freedom and Justice" se hace sencillamente imposible creer que exista la posibilidad de derrota.
La serie dura cincuenta episodios, y a lo largo de ellos vemos numerosas canciones. Dinamicas o tristes, epicas o hermosas, todas ellas concuerdan perfectamente las escenas en la que se ubican. y están lo suficientemente dosificadas como para que no pensemos que la serie es un soporte para venderos cds. Las canciones de Lacus Clyne, una de las protagonistas, contraponen calma y belleza ante la oscuridad del futuro y la crudeza de la guerra. El primer ending, un tema magnífico, es usado como tema del conflicto entre Kira y Aslan, los dos amigos enfrentados por la guerra. "Meteor" una canción epica y repleta de fuerza es usado como tema del protagonista, y es estrenado precisamente cuando este vuelve de los muertos y aparece como un angel de la guarda protegiendo a sus compañeros del Arcangel. "Wheel of Destiny" una canción que comienza con acordes lentos y tristes y va cobrando cada vez más fuerza, es usado para enmarcar la completa desesperación de Mirialla, Sai y Fllay cuando creen que sus amigos han muerto y que el asesino de ellos se encuentra precisamente ante ellos.
Y además del ya mencionado, nos encontramos con una colección de openings y endings sencillamente increibles.

Gundam Seed: Narrativa clásica

Narrativamente Gundam Seed no destaca. Su dirección es bastante tradicional y ni su montaje ni su fotografia son -por ejemplo- los de FLCL. En este aspecto, y teniendo en cuenta la importancia ya antes mencionada de la música y de algunas imagenes, hemos de centrarnos prioritariamente en el ritmo de los episodios. Y ahí la serie es casi perfecta. Puede ser que alguna batalla adolezca de falta de intensidad o emotividad y se haga algo pesada, pero estas batallas son pocas y no molestas -y además no debemos olvidar que nos encontramos ante una serie de mechas y que por requisitos del estudio casí debía haber una batalla en cada uno de los 50 episodios-. Las las batallas son muy buenas, presentadas siempre como materialización de los comflictos o dudas de los personajes (el enfrentamiento final de Kira contra Bartfeld es sencillamente escalofriante) y teniendo también cada una de ellas varios elementos que la hacen distinta al resto y le añaden algo de interes (en este momento sólo me parecen flojas algunas batallas como la librada contra los mobile suits submarinos y algún que otro enfrentamiento cuyo resultado es tan obvio que resulta absurdo). Como ya se ha dicho antes, estas batallas son de personajes y entre los mechas vemos el enfrentamiento personal entre ellos (ya sea por viñetas o por primeros planos de sus rostros mientras se hablan), este elemento puede ser considerado también un defecto pues es sencillamente absurdo pensar que puedan hablar mientras se enfrentan, pero no hemos de olvidar que esta serie es una "Gundam" y esto no es lo más surreal de la historia.
No solamente las batallas son vibrantes, los momentos en los que los personajes reflexionan sobre la guerra en la que se encuentran son sencillamente brillantes, mejores que los combates de super-robots. Y es en estos momentos donde el directos se vale de varios recursos visuales de los que dispone (primeros planos constantes en los enfrentamientos, planos abiertos y largos en las reflexiones, juegos de luces y de climatología para enmarcar los cambios en la psique de los protagonistas, intercalación de numerosos flashback y voces en off para mostrarnos los pensamientos de los personajes...). En este momento decir que quizás se abuse en algunos momentos de los flashback, ya que incluso (hay un par de episodios resumenes y ya he mencionado el problema de las escenas reutilizadas).
Sobre la dirección propiamente de las escenas decir que es la normal en las series de anime, dotada de un gran poderio visual y sentido del espectaculo (la serie tiene particular debilidad por las "entradas" espectaculares de los personajes y las catastrofes y milagros se suceden en los grandes momentos de la serie). En el resto de las escenas una realización que no busca planos extraños ni rebuscados, todas las escenas se suceden "a ras de tierra" y apenas vemos planos aereos o bajos (aunque estos aparecen cuando es necesario para mostrar la perspectiva de los mechas junto a los personajes). En las batallas encontramos unas solventes luchas sobre planos fijos y estáticos. Rara vez nos perdemos en la confusión de la batalla y se agredece, pero podían haberse conseguido resultados mucho más espectaculares. Como he mencionado al principio del análisis, en este aspecto es donde más se nota como ha envejecido la serie.
Por último mencionar el cuidado y estudiado ritmo de todos los episodios. La emoción en todos ellos siempre es creciente y da lugar a un climax final (ya sea dramático o de acción), y dejándolo todo preparado para el siguiente episodio con unos cierres sencillamente espectaculares. "Gundam Seed" es un perfecto ejemplo de como manejar una serie semanal manteniento en vilo al espectador pero nunca haciéndolo a costa de la propia historia pues pocas veces los acontecimientos parecen precipitados o forzados.

Gundam Seed: La historia. De la perdida de la inocencia y el sinsentido de la guerra a lo largo de las estrellas

Como en la mayoría de las series donde el protagonista es un adolescente, Gundam Seed habla sobre la madurez, sobre la perdida de los sueños y el despertar al duro mundo de los adultos. En este caso esa evolución se produce durante una guerra. Por supuesto la guerra es también uno de los temas principales de la serie y el motor que impulsa la historia. Viendo a dos razas (coordinadores y humanos) enfrentados por un accidente que ha desembocado en una guerra sin cuartel donde el objetivo de ambos bandos no es otro que el de exterminar a sus enemigos ,la serie es tambien, por supuesto, una crítica al racismo y un canto a la tolerancia.
El tratamiento de la guerra es excelente. Si exceptuamos a Raw le Crueset -el villano enmascarado de la serie, un autentico loco que no tiene por fin otro que no sea el exterminio de toda la humanidad y que personifica la guerra contra la que los protagonistas han de luchar-, nos encontramos con dos bandos donde el odio no hace si no crecer, donde las llamas de la guerra se avivan con cada batalla y donde todo se precipita en una terrible espiral. Dos bandos dirigentes cegados por un racismo que la propia guerra espolea y unos soldados que matan sin dudar porque todos estan sedientos de venganza. Sólo cuando los jovenes protagonistas se dan cuenta de que se estan matando entre ellos y que su sufrimiento no sirve si no para generar más dolor y venganza comienzan a descubrir el sinsentido de la guerra y a pensar por si mismos. Grandes escenas como el encuentro de Mirialia con Dearka en la enfermería, el de Lacus con Kira, o Yzack presenciando las masacres de Panama ilustran estos momentos.
Quizás la serie pueda ser algo maniquea a la hora de retratar a las cúpulas militares y políticas que encarnan el mal. Murrue Ramius, la capitana de la nave ve como todo el sistema militar en el que confiaba y créia la desprecia y la abandona a una misión suicida, negando antes no sólo sus meritos en batalla, si no los de todos los que la habían acompañado. También sucede con Mwu, mentor y camarada de Kira, hombre traicionado por su propio pasado y que encontrara en el Arcangel aquello por lo que vale la pena luchar y morir. Fllay Alster, una joven humana, ve como su padre es asesinado y se convierte en una loca sedienta de venganza (sin embargo solo encontrara dolor e impotencia en esta solución y al final, presa de sus propios errores, vaga la serie como una triste presencia en busca de redención (es escalofriante el momento en el que dice que le gustaría enfrentarse al Arcangel, sólo para poder ver a Kira antes de morir)). Kira, obligado a matar para salvar a sus compañeros, llora durante las primeras misiones, pero despues es arrastrado a la espiral de sangre de Fllay en la creencia de que si acaba con todos sus enemigos lograra proteger a sus amigos, espiral de la que le sacara precisamente uno de sus enemigos. Cagalli es traicionada por ella misma, su visión simplista e idealista del mundo explota cuando conoce la verdadera naturaleza de la guerra (primero al encontrar a Athrun y darse cuenta de que no todos sus enemigos son asesinos, y después cuando este mismo mata a Kira, algo que ella podría haber evitado matándolo cuando tuvo la ocasión, y le cuenta la verdad sobre la relación entre ambos). La propia Lacus Clyne, presentada como un angel, observa con triste pasividad la guerra al principio de la serie pensando que su padre (el presidente de Plant) esta haciendo todo lo posible por acabar con ella, sin embargo su actitud cambia en cierta manera al conocer a Kira y al darse cuenta de que las llamas de la guerra se extienden y se extienden haciendo siempre la guerra más grande.
Es interesante comprobar que en verdad hay dos evoluciones sobre la guerra. Podemos afirmar que cada personaje tiene un momento en el que descubre el sinsentido de la guerra. El ejemplo más dramatico es la lucha entre Kira y Athrun, dos grandes amigos enfrentados por la guerra y finalmente decididos a matarse cuando cada uno mata a uno de sus compañeros "a decir verdad nunca pense que fuera a matarle, o que el me mataría a mí´" le confiesa kira a Lacus tras la batalla. Y despues tenemos otra evolución, cuando comprenden que la naturaleza de la guerra en la que se encuentran es una verdadera locura, que ningún bando trata de sobrevivir si no que ambos luchan por exterminar a los otros. En este aspecto la serie juega con ventaja y nos presenta unos personajes demasiado idealistas y nobles, irreales verdaderamente. Pero ese "milagro" epico esta bastante bien resuelto por la serie, que no deja otra alternativa a la serie al haber "polarizado" completamente los dos bandos enemigos. Quizás habría sido de agradecer que la serie planteara una guerra más larga y que, aún habiendo comprendido la guerra, los personajes no pudieran detenerla y se enfrentaran a esa frustración. Pero no hay que olvidar que nos encontramos ante una serie puramente de acción cuyo objetivo mayor no es otro que vender maquetas de robots. Se complica lo máximo posible la historia, pero siempre hay que conseguir que los buenos ganen y sería estúpido culpar a esta serie de ello cuando es algo inevitable.
La serie no es perfecta, es obvio. Tiene fallos narrativos, momentos donde el argumento esta muy forzado en favor de la acción, o acciones de algunos personajes que resultan incoherentes en cierta manera con ellos (sigo pensando que el Cagalli perdona muy facilmente la vida a Athrun, o que un personaje tan bueno inicialmente como Raw acaba desdibujado en clásico malo "Marvel", o que la relación de Kira con Cagalli nunca llega a entenderse demasiado bien y los guionistas acaban tirando de una solución "a la Lucas" para acabar con el conflicto amoroso que suponía).
Poco más que decir. Una serie que, si bien no deja de ser una puesta al día de la serie original y tiene un tratamiento bastante más ligero que aquella, constituye un entretenimiento sobervio. Un alegato contra la guerra y un canto a la tolerancia en forma de una serie de mechas donde los sentimientos explotan en cada episodio y donde un ritmo frenético y siempre creciente nos impulsa siempre a ver el siguiente episodio. Con todas las letras de la palabra, un imprescindible del anime moderno.

20 comentarios:

erGuiri dijo...

Maldito! Me vas a hacer verla! Sólo he leido tu entrada hasta "SPOILERS" y luego las cabeceras :p

Pregunta... Tu reseña va de "Gundam seed" sólo, o también incluyes "destiny"?

Soy un poco reacio si veo que es "interminable"

eter dijo...

Joder, no esperaba que nadie leyera esta entrada (aunque tu hayas hecho trampa XD).

La reseña es sólo de Seed. 50 episodios más una pequeña OVA de 5 casi anecdótica.

Esta serie es una maravilla. "Gundam Seed Destiny" es mucho más discutible, es una serie que tiene algunas buenas ideas, pero que se acaba perdiendo en un desarrollo raro por tener un protagonista que no caía bien y luego forzarlo todo para que volvieran los de la primera temporada y arreglarlo todo.
Gundam Seed es un imprescindible, Destiny no es un engendro... pero esta a años luz de su predecesora.

erGuiri dijo...

Ok, es que puedo con 50, pero 100.. buff

eter dijo...

Yo me enamore de esta serie ya con el primer episodio.
El momento en el que se levanta el Strike y comienza a sonar el maravillo primer ED es sobervio.

http://www.youtube.com/watch?v=HPUH3PKDrII

Setzer dijo...

Menudo tocho >< (Aunque casi que me esperaba más :P)

Me lo he leído, pero con tantas referencias a personajes y escenas que haces no me he enterado de la mitad. Supongo que es un análisis más enfocado a los que ya la conocen.

Anónimo dijo...

Menuda entrada, casi no consigo leerla entera XD, al igual que tu me encanta la serie, fue la segunda gundam que vi despues de la primera temporada de 00 y me encanto, aunque tiene defectos, como que el freedom parecia que podia acabar con todo un ejercito de MS el solo, o el tema de que Kira fuera el cordinador supremo, eso me parecio muy forzado y carecia de importancia, como lo de cagari

naerys dijo...

Para entradas como esta necesitas un blog más ancho...

Algún día la veré de nuevo, ahora estoy de bajón con el anime. Pero antes que ver SEED otra vez veré Eureka7 como te dje anoche.


PD: Athrun x Cagalli XD

eter dijo...

setzer, es dificil entenderlo si no sabes si quiera quienes son Athrun y Kira, pues toda la serie pivota en torno al conflicto de los dos amigos enfrentados. Como te comentaba el otro día, esta Geass bebía mucho de Seed en ese aspecto.

anonimo, sinceramente... pensaba que nadie leería esta entrada tan monstruosamente larga.
Sí, el Freedom es demasiado fuerte (y el Strike Freedom ya ni que decir), creo que esta serie no controla las fuerzas también como la original (donde los jefes de Char se llevaban las manos a la cabeza si perdía 3 Zakus). Aunque esto, por desgracia, es el pan nuestro en este tipo de series.

naerys, pues llevo un tiempo pensando en volver a usar mi cuenta del livejournal... aunque sería para otros fines.
Eureka, como te comentaba ayer, esta bien, pero al final se les va mucho la pinza. Y desde luego no tienes ningún Mwu o ningun AsuCaga (o AsuMey para aquellos que somos realistas XD)

Raistlin dijo...

Aquí otro que la ha leído, de principio a fin ^^

Gran artículo, sí señor. En su mayor parte coincido (como no), pero yo en cambio no veo como pequeño defecto o fallo que la serie (o sus personajes) sea tan idealista. Creo que hay veces que necesitamos ver cosas así, donde sabemos que en la realidad prácticamente nadie es así, pero caray, da moral, da ilusión.

Gundam SEED es realmente buena, su historia va creciendo capítulo a capítulo, mientras se asiste a una espiral de violencia espeluznante, a la que parece que no se puede poner fin.

Una de las imprescindibles, desde luego.

Light dijo...

como has podido escribir tanto? XD

No he leido la entrada pq generalmente odio los mechas y aunque he intentado ver un par de veces gundam seed no lo trago ni lo tragaré nunca.

eter dijo...

raistlin, para mi ni mucho menos es un defecto que la serie sea tan idealista (yo soy un fan de esa utópica pareja que son Kira y Lacus), pero entiendo que a mucha gente no le puede gustar la simplificación de la guerra que en cierta manera ellos suponen. Es como Kenshin Himura comparado con Musashi Miyamoto, te puede gustar el enfoque noble y espectacular o el más sucio y realista. En este aspecto, la Gundam original -de la que esta serie bebe hasta el punto de que Bartfeld no es otra cosa que un Ramba Ral afeitado y con pasión por los cafés- era más oscura y realista.
A mi me encanta esta serie (seguramente más que la original), pero ni Kira, ni Athrun estan al nivel de Char.

light, me encanta escribir XD (y además esta entrada ya la tenía practicamente hecha desde hace tres años en y lo único que he hecho ha sido revisarla y ponerla un poco al día).
Yo tampoco era muy fan de los mechas, pero esta serie fue la que cambio eso. Ahora sigo sin tragarme un "Robot-taisen" pero puedo ver cosas como Eureka, Code Geass, FMP o Uchuu no Stellvia. Pequeñas maravillas muy recomendables.

OtakuLogan dijo...

Vaya, menuda entrada.
Espero que no te moleste que lo diga, eter, pero madre mía... yo la dejé en el episodio 30 y porque me obligaba a mi mismo a seguirla. Para mí era la historia de una nave eternamente (y sin sentido) perseguida por otra nave con minisagas estructuradas en tres pasos: llegan a un lugar; se prepara la enésima batalla entre los bandos mientras se descubren las movidas (genéricas) varias que ocurren en este nuevo entorno; batalla final, y nueva persecución hasta un nuevo ciclo.
Desde luego para mí no sería ejemplo de etiqueta imprescindibles; no obstante, si la has visto 3 veces, utilizas su avatar y has hecho este pedazo análisis te debe gustar de verdad.

Kururin dijo...

Uf...no puedo con los universos alternos, y eso que soy un fan acérrimo de la saga principal. Los veo muy enfocados al público adolescente más que a amantes de la space opera. Supongo que es algo lógico, ya que si quieres explotar algo tienes que llegar a todo tipo de público, pero series como esta no le hacen justicia a la franquicia (a mi parecer). Además, por lo que he oído, esta serie es un plagio sin carisma de la serie original mientras que Destiny lo es de Zeta Gundam.

Saludos

eter dijo...

otakulogan, je, pero es que lo extraño sería que coincideramos. Si hasta en Claymore, que nos gusta a los dos, tenemos una interpretación distinta de cada capítulo XD.
La persecución, ciertamente, se hacía pesada en algunos momentos. Y la saga de los mechas submarinos siempre me ha parecido que ha sobrado, así como alguna que otra batalla.
No obstante, si bien en sus primeros 30 episodios Seed me parece una serie muy buena, es en los 12 que van del 28 al 39 donde muestra todo su potencías y se coloca por encima de otras series. Es cuando los personajes se encuentran, mueren algunos y otros crecen.
Pero, como siempre, todo es cuestión de gustos.

kururin, reconociendo que las influencias de la original eran... notables en un principio (hay un Ramba Ral, una White Base, una entrada atmosférica), la serie tenía el favor del mismo Tomino (Destiny ya no lo creo). El punto de partida es muy similar, pero luego afronta bien el problema de dos amigos enfrentados en la guerra y el sinsentido de esta (además de ser más notable el problema de racismo o tolerancia con los Coordinadores que con los Espaciales de Zeon).
No obstante, es más juvenil y alegre. Hay muertes y todo eso, pero no tiene el tono oscuro de la serie original y el final es muy... "victorioso".
Yo conocí primero esta serie y por ello no noté el cambio. Como te he comentado hoy mismo en tu blog, sigo el manga de la original y ahora mismo todavía le falta algo para acabar, y me esta encantado, pero me sucede al reves, el original me recuerda a la copia. Además... Amuro no me cae especialmente bien (Char es otra cosa, mejor personaje Gundam que he conocido hasta la fecha).

Eso sí, Destiny es un engendro insufrible que al principio comienza como Z (prota vengativo contra el prota de la primera). Pero a la gente le caía tan mal este que acabaron volviendo a los de la primera de una forma extraña.
Eso sí... hay Zakus, Gouf, Doom con el Jet Stream Attack e incluso el malo tiene la voz de Char. Una cosa rara de serie donde una boda es interrumpida con un Gundam.

Pennywise dijo...

Casi me has convencido para ver esta serie bribón(el ultimo anime que vi fue hace 2 años y antes de eso desde los tiempos de Nocilla+Dragon Ball) aunque tanto los mechas como el anime en general me agotan.
Creo que vi un OVA de esta serie hace añazos cuando era pequeño´en TV3.El "bueno" era moreno y el "malo" era rubio y salía música clásica de fondo. Me acuerdo porque a mi me madre le gustó y es raro xD ¿Puede que fuera de GUndam Seed?

eter dijo...

No sé, yo ahora mismo los únicos animes que recuerdo con música clásica -además de Nodame Cantabile, claro- serían One Piece y Evangelion. Y la descripción que me comentas no encajaría demasiado bien con ellas.

En todo caso... yo sigo recomendando ver esta serie. Es una serie sobre la guerra y dos amigos enfrentados, los mechas son secundarios.

Kururin dijo...

Joer, tela hasta que he localizado la entrada.

Bueno, finalmente he tirado los prejuicios por el retrete y he visto la serie entera. En líneas generales me ha gustado bastante, es un entretenimiento de primera accesible a todos los públicos, muy bien narrado y es fácil cogerle cariño a los personajes. Athrun es dios, copón. Pensé que no me gustaría al ser tan distinta al estilo de Tomino (que en realidad no tanto, el concepto es el mismo pero la narración es diferente) y estar más dirigida a adolescentes, así que ha sido toda una sorpresa en este sentido. Eso sí, no aguanto a Lacus, es la típica chica metida para satisfacer los fetichismos del otaku más hardcore. Cagalli es amor puro y Flay está que te cagas de buena (ains...).

Eso sí, la animación es horrorosa. Un uso del 3D lamentable, personajes que no se integran nada con los fondos, paleta de colores excesivamente recargada...y demás. Ha envejecido como el culo en este sentido. Con todo ello una serie más que notable.

eter dijo...

Je, me alegro que te haya gustado.

Es muy parecida a la Gundam original... plagiándola descaradamente en detalles como White Base - Arcangel o Ramba - Bartfeld. Y no tiene un personaje tan interesante como Char, pero la dupla Athrun - Kira no esta mal y aunque se simplifique un poco la guerra consiguen transmitir un buen mensaje.
A mi Flay es un personaje que más me gusta conforme revisiono la serie... aunque me pasa lo contrario con Cagalli (demasiado cabra loca). A mi Lacus me encanta... aunque tontea demasiado con sus Haros y no mola hasta que se pone seria.

pd: a mi el colorido particularmente me encanta, aunque es cierto que es una serie que ha envejecido bastante mal (y se que la entrada dice casi lo contrario... pero la escribi hace 6 o 7 años y estuve algo perro a la hora de reescribirla)

LAR dijo...

Lo mejor de Gundam es la original y Zeta Gundam. Sobre todo Zeta Gundam, peeero aun asi Seed no esta mal y si no conoces el universo original te debe quedar la sensacion de que es una maravilla.

Y no me lei el articulo entero, por falta de tiempo, pero lo hare xD

eter dijo...

A mi me pasó eso. Seed fue la primera que vi de Gundam, y para introducirse en el mundillo me parece muy buena.

Vista -o leída- la original... Char es mucho Char... pero aún así todo el jaleo de los coordinadores y el conflicto entre los dos protas está bastante apañado.