sábado, marzo 12, 2011

Heaven and hell

Beelzebub - capítulo 100

¿Sobrevivirá este manga a su primera gran saga shonnera? Sinceramente espero que sí pues, ahora mismo, es uno de mis mangas favoritos. El dibujo es mejorable, pero tampoco requiere mucho más la serie y cuando el autor ha necesitado mostrar algo espectacular ha podido hacerlo. El guión cae en algún que otro tópico, pero no hay que olvidar la revista en la que esta serie se publica. El humor es la joya de la corona de la serie, con una sucesión de chorradas anecdóticas con otras con un sorprendente peso en el guión... pero todas ellas funcionan. Los personajes son el otro gran aliciente de la serie, haberlos haylos y en cantidad, pero Ryuhei Tamura esta consiguiendo hacer de todos ellos una virtud del manga.
Repasemos algunos puntos de este manga desde que reseñe su primer medio centenar de capítulos hará más o menos un año.


SAGAS

El nuevo colegio: Todo un acierto por parte del autor que regresaramos del infierno para colarnos una saga tan surreal como esta. Esta saga me parece poco menos que perfecta. Naturalmente tiene sus más y sus menos, pero me parece que es algo así como un chute de salud para un manga que inevitablemente tiene que afrontar grandes batallas. Lo primero que hace Tamura es juntar a todos los personajes de la saga anterior y meterlos en una clase (y Hilda vestida de colegiala, de paso), y luego los enfrenta a seis superdeportistas... en un partido voleibol.
Juntando a todos los personajes recuperó y dio una importancia superlativa a personajes como Kanzaki o Himekawa, e incluso el giganton de las coletas tuvo su pequeño momento de gloria. Unes a estos con Natsume, Nene, Chiaki y el resto de "clase baja" de la serie y colocas al gran Furuichi como líder y obtienes un pequeño ejército de secundarios absolutamente glorioso. Tamura esta consiguiendo "no olvidar" a los secundarios, algo muy complicado en los shonnen, y no sólo no los olvida sino que se vale de ellos a la perfección para llenar los momentos en los que los "pesos pesados" han de descansar un poco (esto es mucho más obvio ahora, cuando estos personajes estan dando tiempo a los fuertes a entrenar mientras el lector contempla su hilarante juego de guerra).
Y el partido de voleibol fue un puntazo. Una genialidad que nos evitó los clásicos "1 contra 1" entre los seis delegados y seis tios de Ishiyama sobre los que todos los lectores hacían porras. Desde ese brutal momento de Kunieda con la "regla de ositos" hasta ese surreal partido de voleibol en el cada uno de los miembros del equipo hacía una idiotez mayor que las anteriores, esta saga desprendía un sentido del humor y de la parodia absolutamente impresionantes.


Los generales de En: Shonnen puro y duro. La llegada de Saotome y su brutal fuerza acarrea la de unos enemigos demoniacos que sabíamos que estaban al caer, y con una decena de tomos a sus espaldas era algo que ya no podíamos contener mucho más. Me encanta la saga de voleibol, y quiero que haya todas las sagas de humor posible... pero es obvio que este shonnen tenía que ir al infierno (igual que en algún momento ira contra los angeles). De momento hemos visto la clásica primera incursión de los enemigos y el como estos derrotan a todo el grupo, nada nuevo bajo el sol. Ahora estamos en la saga de entrenamiento, que esta siendo surreal como ella sola con el entrenamiento de Oga y los videojuegos superlativos del Furuichi team vs En team. No me gusta demasiado En, y se le nota muy mamoneado por sus criadas... pero no creo que sea malo como un primer villano en el sentido de que luego claramente se pasaran al bando bueno y habran servido para curtir a los protagonistas de cara a los verdaderos enemigos que después llegaran. Los pilares que han aparecido hasta el momento no me entusiasman demasiado, pero supongo que alguno habrá fuerte y carismático y que después pasará a ser un personaje regular. Esto último es lo que más miedo me da, pues Tamura tiene el -de momento buen- hábito de reutilizar a todos los personajes, y si unimos al grupo principal este crecera mucho (espero que al ser "hombres de En" se queden con este).
En todo caso el entrenamiento me esta gustando bastante, centrándose en las chorradas intrascendentes de Furuichi y viéndose en el horizonte "dopamientos" muy sugerentes de los secundarios de Oga.

PERSONAJES

Oga y Beelzebub: De momento Oga sigue siendo un gran protagonista. Es rebelde y cabroncete, y no en el sentido de los clásicos macarras que al final son más buenos que nada, este disfruta haciendo el mal... pero en general no es mal tipo y no abusa de los débiles. Sigue siendo bastante lento y pasa del género femenino (si comiera un poco más sería el protagonista típico de la shonnen). Sus piques con Toujou son muy divertidos, así como la forma de la que intenta huir de Saotome o como interpreta las lecciones que Kunieda o su abuelo intentan darle.
Beel sigue a su bola. Tamura esta consiguiendo algo grande con este bebe, pues consigue robarle el protagonismo al resto de los personajes con sus gags, a veces algo trillados, pero siempre divertidos. El bebe y sus luchas contra la naturaleza o sus reacciones ante otros personajes son uno de los grandes pilares de la serie.

Hilda: La niñera gótica hiperpechugona (Tamura se ha desfogado con las criadas y sus tallas de sujetador) ha pasado a un más que notable segundo plano. Su batalla contra Saotome y sus piques con Kunieda son lo más reseñable de la que se suponía que era co-protagonista del manga. Fue, más o menos, herida de una forma elegante y no esta teniendo mucho peso en la saga actual. Creo que es una jugada hábil por parte del autor (dejando a un lado lo forzado que pueda parecer). Es de suponer que Hilda es bastante tocha, y Tamura la esta dejando de lado más o menos bien hasta que el resto de los personajes alcancen su nivel y pueda entonces integrarla en el grupo como una más.

Kunieda, Toujou: La reina y el primer espada de Oga. Y dos de las razones por las que leer este manga. Toujou no me gustó demasiado en su saga, demasiado simplona; pero su simpleza mental le hizo ganar mucho en la saga del colegio y en el primer duelo contra los demonios. Tocho como él sólo, el retorno de este bestia va a ser sin duda glorioso. Kunieda es mi personaje favorito de la serie, y no ha hecho sino ganar protagonismo, tanto en su relación con Oga (Ao Kunieda siguie existiendo) como en el hecho de que es lo más parecido a una "líder" que el grupo tiene entre tanto idiota. En el partido de voleibol estuvo gloriosa, y parece que Tamura no la va a convertir en damisela y que en breve la veremos convertida en una Miko-espadachina de cuidado. Un idiota estupidamente fuerte y una fémina poderosa, se agradecen en estos tiempos donde parece que sólo pueden ser fuertes los tipos molones e inquietantes.


The Furuichi team: Comenzando por Lamia y Alandelon, y finalizando por Natsume o el tio de las coletas, Furuichi. El mangaka ha conseguido reutilizar a todos los personajes del manga (incluso al MK 5 (esa gloriosa habiliad de "ser derrotados en una viñeta")) , consiguiendo que ocupen espacios para no saturar a los protas... y luego además dandoles tareas útiles de aspectos logísticos. Es agradable ver como no se olvida de personajes como Kanzaki y que, aunque estos sean débiles en comparación con otros monstruos, siguen siendo terriblemente fieles a sus principios y teniendo sus pequeños momentos de gloria. Furuichi y su particular visión del mundo es, naturalmente, la estrella de este grupo. Igual que Kunieda aporta un poco de comedia romántica muy saludable, Furuichi es el principal encargado de proporcionar humor absurdo y simple malicia, egoismo y perversión... de los mejores personajes del manga y quizás el más necesario para evitar que caiga en la clásica espiral shonnera de este género.

Miki, Nanami, Izuma y los seis caballeros: Seis de los que sólo importan 3... pero que supongo que aún así Tamura utilizará en sagas venideras pues ya ha dado muestras del cariño que siente por sus personajes. La siguiente generación de héroes a aparecer, villanos en el partido del voleibol pero inevitablemente aliados contra los demonios. De Miki no me gustó mucho su historia con Furuichi y Oga, pero es innegablemente fuerte y su relación con el protagonista es demasiado fuerte como para ser olvidado... ya que Furuichi no es del tipo luchador Miki parece destinado a ser el "Krilin" de Oga. Nanami e Izuma son dos incógnitas. De la primera savemos que es arquera -que siempre es interesante-, que es fuerte, que es la mano derecha de Izuma y que tiene un pasado común -que tarde o temprano veremos- con Toujou y Saotome; poco se ha visto de ella en la serie pero se intuye que Kunieda y Hilda podrían tener una tercera compañera guerrera. Izuma es un tópico con patas, el clásico tipo perfecto con gafas, presidente del consejo estudiantil... y con sangre de demonio; ya esta involucrado en la guerra y si o si vamos a ver como se desarrollan sus habilidades.

En, sus criadas y sus generales: De momento para mi carisma 0 o poco más. Las criadas no me llaman demasiado la atención más allá de algún pique con Hilda y de que parezcan bastante tochas. Los generales no han tenido tiempo para lucirse. En... bueno, hace gracia pero tampoco me mata.

FUTURO

De momento la serie pinta muy bien. Tenemos unas buenas batallas delante, y se ven buenas mejoras en los personajes y un autor que, con demonios y todo, va a seguir apostando por el humor surreal en muchos momentos. Pero estamos en el capítulo 100. Habrá que ver cuando acabe esta saga, cuando los malos sean derrotados.... ¿pasaran al bando de los buenos? ¿serán olvidados? Habra que ver cuando llegue la siguienta saga... ¿estará justificado que los nuevos enemigos sean más malos y más fuertes? ¿Habrá otro salto de poder? Y lo más importante: ¿Se perdera el sentido del humor? ¿los secundarios serán olvidados? ¿no lo serán y el autor no podrá manejarlos a todos?
En fin, de momento la serie pinta muy bien y veo en su planteamiento y desarrollo algunos rasgos muy buenos que, quiero creer, no son casualidad.

13 comentarios:

knil dijo...

Coincido en que de momento la serie va a buen ritmo, espero que se mantenga así, porque es normalmente pasa este punto, cuando empiezan a decaer...

Ju*N dijo...

Llevo atrasados 10 capítulos, a ver si me pongo al día dentro de poco...

Xesu dijo...

A mí lo de la parodia a los FPS me está pareciendo absolutamente brillante. Cuando pensaba que lo del Voleyball no se repitiría me sale con esto del videojuego grupal xDDDD Y miedo me da Himekawa como piensa contrarrestar a los chetos xDD

La verdad es que la evolución de la serie me parece correcta y sigue en buenísima forma. Ojalá tenga otros cien igual de saludables.

PD: Aoi y Furuichi fundamentales sin duda.

Kempo dijo...

Es un gran manga. No sera una obra maestra, pero va por muy buen camino. Y el humor es simplemente desternillante. Beel es un personaje al que se le coge mucho cariño, y creo que la serie no va a hacer sino seguir mejorando.

Záresh dijo...

Funuichi y Beel son los únicos personajes por los que ojeo este manga de vez en cuando. O sólo Funuichi, qué porras. El tío es la leche xD. Los demás, meh...

Lo del conejo de Beel de este capítulo me ha hecho saltar la lágrima. No suelo reirme mucho con este manga, pero de vez en cuando tienen gags MUY conseguidos xD.

Záresh dijo...

Furuichi, Furuichi, Furuichi...

Siempre lo escribo mal.

LAR dijo...

Pues a mi me recuerda mucho a Black Cat. Me explico, cuando lei black cat me parecio un mnaga muuuy bueno, no una obra maestra, pero si el manga ideal para perder el tiempo disfrutando un buen shounen, buenos personajes, buenas peleas y buenos chistes. Beelzebub me da la misma impresion, no me parece una obra maestra (me gusta mas Toriko, y eso que no tiene muchos momentos de comedia, algo casi indispensable para que me guste un shounen), pero aun asi muy bueno.

PD: Furuichi es, de lejos, el mejor personaje de la serie, el capitulo de la playa es uno de mis favoritos
PD2:A mi la serie no me parece tan surreal, o sea, si tiene momentos muy bizarros, pero en general nada demasiado bestia (debe ser porque estoy viendo Gintama al mismo tiempo, que en comparacion hace que Beelzebub parezca un manga serio xD). Por ejemplo, no me parecio tan surreal el partido de voleibol. Me encanto y tuvo cosas raras, pero nada taaan raro.

LAR dijo...

Me olvidaba, algo que no me gusta mucho de la serie es, ironicamente, cuando le da mucha importancia a las cosas del infierno, los generales de En (y En y sus criadas) no me llamaron para nada (ni Saotome, si vamos al caso). Cuando la serie es mas una de "delincuentes" pero mas bizarra me encanta

eter dijo...

knil, sí, hasta el tomo 15 es fácil que una serie vaya bien y mantenga su frescura... ahora esta afrontando su primera gran saga, a ver que tal sobrevive a ella.

Ju*N, ahora mismo estan con una saga de entrenamientos, yo casi me esperaría a que acabaran y comenzara la parte serie.

Xesu, a mi la parodia no termina de gustarme a pesar de algún que otro momento hilarante como él solo... pero se agradece que este danto el protagonismo a todos estos secundarios cuando contra los Pilares obviamente no podrán hacer nada. Es un ejercicio muy saludable del manga.

Kempo, yo conque siga con este nivel me conformo, lo importante es que no olvide en ningún momento el sentido del humor... sino va a caer muy facilmente en los tópicos del género.

Záresh, algunos de Beel son "normales", pero otros son muy buenos... yo me acuerdo hace unos capítulos cuando salieron con la tontería del baile XD
Y Furuichi es que es DIOS.

LAR, yo tampoco lo veo una "obra maestra", es lo que dices, un buen manga para entretener. Buenos gags y buenos personajes (las peleas aún esta por ver, que de momento las únicas que me han gustado han sido las de Aoi y alguna que otra ultra rapida)
Comparado con Gintama... es que Gintama (y no la conozco mucho) es una oda al absurdo. Pero vamos, yo creo que todos esperabamos que igual que se enfrentó a los cuatro delincuentes hubiera una saga contra los seis caballeros... y el partido de voleibol me parecio una forma muy sana de salirse de esos tópicos. Luego cae en algunos otros... pero tambien te saca un momento como ese sueño-juicio brutal.
A mi Saotome me gusta, pero más Toujou que con Oga. A ver si el autor sabe sacar adelante la trama demoniaca.

Anónimo dijo...

Me parece que el autor lo esta sabiendo llevar muy bien, aunque me hubiera gustado alguna guerra contra otro instituto antes de que los personajes sufran un power up. A ver como le va ahora tratando con demonios.

Los secundarios son lo mejor del manga, desde las estupidezces pervertidas de Furinchi hasta las tonterias de la chica de la flor en el pelo.

eter dijo...

el problema es que una saga contra otro instituto nos alejaría mucho de la trama demoniaca y ya llevamos muchos tomos.
A mi me gustó mucho lo pronto que volvieron del infierno, pero si siguieran ignorándolo quizás se convertiría en una serie juvenil.
En todo caso si después, por ejemplo, hacen una pelea -incluso un festival escolar- y digamos que tienen que pelear sin valerse de poderes, podría hacerse una saga medianamente corta bastante decente.

Una buena estructura para la serie podría ser:
-Batalla contra subditos de En
-Batalla corta contra otro colegio.
-Batalla en el infierno contra los rebeldes
-Batalla contra angeles.

Y yo creo que con eso se quedaría una buena serie, Beelzebub sería una de esas series que notaría mucho un alargamiento innecesario.

Panxo dijo...

Bueno es una transicion logica hacia terrenos mas propios de la jump. Sin embargo creo el sentido de humor en esta serie es esencial y no debieses cambiar demasiado esperemos, porque es mi matadero de risa de la semana, xD,
Oga tiene tod una onda sex pistol, jaa, o rollinga o lo que sea, es muy buen personaje principal, al igual que furuichi y todo el planteamiento surreal de la serie, de mis favoritas.....y como no los titulos que pones son de mi total predileccion..

eter dijo...

¡por fin alguién ha mencionado el título!

je, me jode que en la primera reseña le puse "los caminos del señor son inexcrutables", pero quiero ver si para cada reseña le pongo un título heavy.

y sí, el humor es fundamental en la serie, y dentro de ese punto es Furuichi sea tan protagonista y tan débil. A ver si las cosas siguen este estilo.