lunes, agosto 28, 2017

Defenders assemble!

Tras el gran éxito de Daredevil (ver reseña), Netflix ha continuado con la producción de series de superhéroes urbanos en su afán de construir una especie de versión reducida de los Vengadores. Son series que han seguido la estela del diablo de la Cocina del Infierno, con temporadas siempre de 13 episodios -en lo que sin duda es el mayor error de concepción de este proyecto- en los que se desarrolla una trama continuada. Son todas ellas series "iniciales", primeras temporadas en las cuales se presenta a los personajes y sus universos particulares. Son también todas ellas series que pretenden sentirse distintas e independientes, donde Jessica Jones apuesta por un estilo detectivesco casi "negro", mientras que Luke Cage apuesta por el cine negro de la blaxploitation y Puño de Hierro por una influencia más del cine "de chinos". Son también series relativamente independientes, unidas por pequeñas referencias y un par de personajes (con la excepción de Luke Cage, que es presentado como personaje en Jessica Jones y tiene un importante rol de secundario en dicha serie).

Jessica Jones

Completamente distinta al resto de series, "Jessica Jones" sería la menos superheroica de todas, porque la propia Jessica no podía tener menos interés en el prójimo. Se trata de un personaje completamente roto por acontecimientos de su pasado, convencido de que trae la desgracia a todos aquellos que le rodean y que por tanto opta por mantener una clara distancia de seguridad con todos mientras ve el mundo a través de una óptica cínica y pesimista. Esto proporciona a la serie un enfoque muy original, Jessica es una suerte de investigadora privada y el personaje se siente como una versión actualizada de los antihéroes de Kipling, Hammett o Chandler (teniendo en cuenta claro que estamos hablando de una mujer en un mundo de superhéroes dominado por la información). 
La serie intenta emular algunas características del cine negro clásico, algo bastante original y refrescante de primeras. Se sale de lo hábitual del género de las mallas en prácticamente cualquier sentido al tener un desarrollo casi de procedimental, mostrar un villano -terriblemente carismático aunque sólo sea por la elección de Tennant como actor para encarnarlo- con muchos matices de terror psicológico y tener una heroína muy poco heroica, e incluso visualmente apuesta por una fotografía dominada por una paleta de colores bastante rompedora. Jessica Jones es una serie muy distinta a lo que uno normalmente encuentra en el género y por ello, y por su excelente factura técnica y su trabajado guión sería muy recomendable.
El problema es que la serie tiene una serie de defectos bastante graves que empañan sus más que notables virtudes. El defecto más importante y notable es su extensión, claramente la trama no da para 13 episodios y eso se traduce en un par de escenas donde claramente la trama principal se alarga de una forma artificial debido a alguna acción claramente estúpida por parte de algún personaje, así mismo también hay alguna trama estirada como la de un villano secundario o algún que otro flashback. La serie funciona a grandes rasgos bastante bien durante todo su metraje, por eso mismo estos horribles momentos forzados de la trama son muy llamativos para mal. Esta es una serie que claramente daría para 8 o 9 capítulos, y serían unos episodios entonces bastante sólidos con una buena trama y un excelente desarrollo de personajes... pero la inclusión de esas 3 o 4 horas suplementarias empaña de sobremanera el resultado final consiguiendo incluso que se le tome algo de manía a sus personajes por sus repentinos ataques de estupidez.
Al margen de este defecto, el único otro que se me ocurriría sería el hecho de que la acción está terriblemente rodada (algo sorprendente teniendo en cuenta que Netflix venía de Daredevil y que en si este es uno de los aspectos más importantes en el género de los superhéroes). Es curioso, teniendo en cuenta los más que notables valores de producción de la serie y lo cuidada que esta en casi todos los aspectos que este punto sea tan flojo.

Luke Cage

No diría que Luke Cage es una mala serie, pero desde luego esta muy lejos de ser una buena serie. Tiene unos más que notables valores de producción que se reflejan sobre todo en sus exteriores y su amplísimo elenco de canciones. Entre los actores hay alguno normalito, pero en líneas generales cumplen más que de sobra y consiguen paliar con su carisma o su buen hacer un guión bastante endeble. Y la serie pretende capturar la esencia de Harlem, el cine blaxplotation o la simple cultura afroamericana, y creo que lo consigue. Otra cosa es cuando la serie intenta convertir a Luke en un héroe urbano y normalizar su situación... aquí, sencillamente, se adentra en un territorio muy raro de una forma bastante vergonzosa.
Pero la fórmula Netflix está ya muy agotada en esta serie, y en ella además se parece más que nunca a la fórmula genérica de primera película de un superheroe, con presentación de personaje, origen de poderes y algún elemento de su pasado como detonante de los problemas actuales para permitirle emprender un camino de redención. Todo eso pasa en Luke Cage, y esta serie no está entre las pocas ficciones que logran manejar bien tan manidos argumentos. Luke Cage aburre por tópica y por innecesaria, puede que hubiera que introducir al personaje para todos aquellos que no hubieran visto Jessica Jones, pero es un personaje simple que encuentra en su simplicidad gran parte de su carisma, y en verdad tras las pocas escenas iniciales de la barbería y alguna más el personaje ya se encuentra bien definido; todo lo que viene después no es más una repetición de ideas y conceptos, nada originales y no mucho más entretenidos. 
Esta serie peca como ninguna otra de Netflix de alargar la historia hasta los trece capítulos, cuando el argumento se agota antes siquiera de alcanzar la mitad de ellos. Ello se traduce en situaciones sin sentido con unos villanos empeñados en estrategias que ya se han mostrado carentes de sentido ante las habilidades de Luke, en un guión que intenta ser "social" pero que no se atreve con los temas más puntillosos y que recurre entonces al simbolismos para evitar ser menos comercial. En su primera mitad la serie consigue más o menos sorprender por la simplicidad de su acción y el carisma de su protagonista y su villano, sin embargo en su segunda mitad gira hacia una especie de drama más íntimo donde fracasa estrepitosamente gracias a un nuevo villano absolutamente ridículo que da más risa que otra cosa. Tristemente, esta no es una serie que se pueda recomendar más allá del interés que pueda suscitar su protagonista.

Puño de Hierro

"Puño de hierro" no es tan mala como Luke Cage, pero desde luego tampoco es "Daredevil". La serie sigue el esquema más o menos típico de estas series e intenta narrar el viaje del héroe, desde su indecisión inicial hasta un final en el que ya acepta su destino y todo eso. Pero tiene el problema de que su protagonista ya es el Puño de Hierro cuando comienza la serie, y supuestamente para ello ha tenido que superar un gran entretenamiento... lo que hace muy extraño que luego psicologicamente sea un adolescente dominado por las dudas en todo lo que hace. En un principio el personaje de Danny Rand es entrañable por su optimismo e idealismo, hay algo refrescante en la pureza que parece portar... pero conforme avanza la serie esa bondad infinita se transforma básicamente en una estupidez bastante superlativa que juega en contra de la serie.
"Puño de Hierro" intenta vivir en el mundo del Zen y el misticismo, e intenta hacerlo justificando que el centro de una comunidad asiática sea un caucásico rubio de ojos azules, y consigue sobrevivir a ello y hacerlo de una forma relativamente digna. La acción está más o menos bien rodada, aunque algunas coreografías se repiten y el uso del puño es absurdamente escaso, algún combate me parece mejorable y extraño pero también entiendo que es algo que la serie busca al vivir del recuerdo del cine de artes marciales. La serie se nota alargada y en sus guerras contra los chinos inserta algunas subtramas que están ahí para justificar a algún secundario y preparar a alguna historia futura, pero estas partes de la historia son francamente mediocres y su principal impacto sobre la serie es el dinamitar el ritmo de la serie. Curiosamente, una trama que parecería de relleno o tangencial como es la de empresarial se siente la más absorbente de todas por el buen hacer de los actores o unos giros de guión tramposos pero previsibles que la hacen bastante disfrutable. Es también justo reseñar que, igual que "Luke Cage" es continuación en cierta forma de "Jessica Jones", esta "Puño de Hierro" retoma algunos puntos de la trama de la segunda temporada de "Daredevil", siendo la conexión entre ambas series bastante evidente.
El nivel actoral me ha parecido algo más irregular que en otras series, con unos actores que claramente eclipsan al resto. Como he comentado la acción no está mal, aunque se echa en falta algo más de espectacularidad en torno al Puño de Hierro, cuyo efecto es bastante cutre y pequeño si tenemos en cuenta que no deja de ser el elemento distintivo de este superhéroe. El guión es una extraña mezcla de varias tramas secundarias, con una historia principal de redención que se forma en torno a estas y una villana principal que parece no tener otra aspiración que limitarse a ver como crece el héroe. En la dirección vemos un interés por los planos abiertos y una diversidad del color bastante dependiente de cada escenario, con alguna que otra concesión al simbolismo.
Es una serie entretenida que se puede ver sin demasiadas complicaciones; no obstante, no es especialmente notable, y el patrón de todas estas series se ya demasiado repetitivo con ella.

Y finalmente, como he tardado tanto en publicar esta entrada, me ha dado tiempo a incluir en ella a...

Los defensores

La serie "evento" con la que Marvel y Netflix pretendían replicar la fórmula de los Vengadores a pequeña escala fue anunciada casi desde el principio, tan pronto como Daredevil tuvo éxito. Naturalmente está pensada para funcionar como serie individual, pero verla sin haber visto sus predecesoras -especialmente Daredevil y Iron Fist- no es muy recomendables, pero habiéndose visto todas las series padre este producto debería ser un pequeño regalo para los fans, y lo cierto es que no me ha decepcionado y me ha parecido una serie bastante entretenida... dentro de sus aspiraciones, pero también es cierto que arrastra algunos de los defectos vistos en Luke Cage y Iron Fist y, si bien es superior a estas, no está a la altura de las aventuras del Diablo de la Cocina del Infierno y termina de confirmar el evidente declive de este multiproyecto.
Lo primero que habría de decir, y más teniendo en cuenta lo que he comentado como puntos en contra de las series previas, es su extensión: 8 capítulos. Al no llegar a los 13 capítulos imperantes en las series anteriores, este producto no tiene tiempo para irse por las ramas y cuenta la historia que tiene que contar sin recurrir al relleno. En algún momento puede que vaya más rápida de lo esperable, como en algún otro puede hacerse algo lenta, y algún personaje se puede quedar con pocos minutos... pero en general da la sensación de que el tiempo está bien medido en la serie (hasta el punto de que la unión de los distintos héroes tarda bastante en producirse). Hablando del ritmo supongo que podría mencionar una acción no demasiado original, con unas coreografías que creo que no son tan espectaculares o variadas como uno desearía y algunos intentos de plano secuencia que no pasan de ser curiosos. A nivel dramático los actores están más o menos al nivel esperable, aunque alguna actriz como la de Elektra se queda corta como siempre... mientras que Sigourney Weaver me parece bastante desaprovechada (no era un gran fan de los arcos de "La Mano" en las series originales y sigo sin serlo en esta, quizás incluso me gusten aún menos como enemigos). La dirección de la serie es relativamente tradicional y la serie no intenta encuadrarse en un subgénero particular como si hacían algunas de sus predecesoras. Esta serie no pretende ser otra cosa que un festival de fanservice, hostias y puyas constantes entre los cuatro protagonistas surgidas de sus personalidades radicalmente opuestas.
Y si bien como serie de acción no me parece especialmente destacable (porque además, salvo en unos momentos muy concretos, es muy blanda y limpia en su acción), como "crossover" me parece una pequeña maravilla. La química entre los actores es grande, tanto entre los protagonistas como entre los secundarios, y el guión consigue más o menos integrarlos a todos bien (incluso a Jessica Jones). La comedia surgida del choque de personalidades funciona bastante bien, pero al margen de la parte cómica uno también entiende que se respeten entre ellos y fraguen algo parecido a una amistad. Pero, dejando a un lado la interacción entre los cuatro protagonistas y sus respectivos secundarios, lo que más me ha gustado es como la serie se ha planteado como una continuación directa de las cuatro series individuales; cada héroe parte de donde acabó su serie y vemos como avanza a lo largo de la serie, como el conflicto principal y su contacto con otros superhéroes les sirve para superar sus particulares crisis y continuar caminando hacia delante. La historia de la serie es sencilla, y en verdad este tipo de productos suelen tener la mitad de su metraje casi solventado con la tarea de unir a sus protagonistas y el humor que ello puede proporcionar, pero esta serie me ha sorprendido en ese sentido por lo bien que ha sabido plantearse como una secuela conjunta de todas sus series originales.

11 comentarios:

erGuiri dijo...

Hum. A mi los vengadores me pareció un poco decepcionante: Rand es gilipollas, Jones es para mandarla a la mierda de lo pasota que es, Luke Cage también siempre a lo suyo. Daredevil y Electra.. otros dos subnormales. Tan poderosa que es "La Mano" y al final no me lo parecieron tanto. Le falta "Fuerza" a la serie.

Creo que Daredevil moló por Kingpin (y la novedad). La Jessica Jones también me gustó.. Tennant daba miedo. Pero como tu dices: demasiado larga. La de Cage, también demasiado larga, pero tiene su valor "cultural". Y la de Rand.. entretenida.. pero es que Rand es tonto. En serio: DRACARIS! para él por favor. Al final.. los únicos personajes que me caían bien era Rosario Dawson y la novia de Rand.. por tener que aguantar a todos estos gilipollas.

Pero la series tienen otro protagonista muy importante: Manhattan!! Creo que lo dije en mi blog, pero cualquier amante de cine/series debería ir a NYC al menos una vez en la vida como si de la Meca se tratase (q sale caro? ahorra. Merece la pena SÍ SÍ .. lo dice alguien que se crió en Londres). Las series se disfrutan mucho más.. sabes donde están los sitios. Aunque también es un arma de doble filo. Recuerdo la lucha final en la serie de "Iron Fist".. en la Fuente Bethesda en medio de Central Park... y llegaron en 10 segundos tras salir de un edificio.. IMPOSIBLE jejeje está en medio de central park, se tarda un rato en llegar a pie.

Ahora estoy viendo "The Tick". También en NYC, pero arriba en el Bronx. Es de cachondeo conque al menos te ries y no lo tomas en serio.

Yer Wells VLOG dijo...

YA que han mencionado The Tick, muy recomendable, es una perspectiva muy distinta del género y bastante menos pretenciosa.

Jhon Kei dijo...

¿The Tick? (¿Todo este post para que hablemos de otra serie?)Cierto que este año salía un nuevo live-action del héroe parodia del género. Hace poco anduve viendo la serie animada de los ´90 y el 1er episodio está entretenido, el 2do está bien y el resto que ví (del 3 al 6) realmente dennotan que esta serie sufre mucho del efecto de la Curva de Ingresos Marginales Decrecientes (más consumes, menos satisfacción obtienes). Además de las "costumbres de la época" (que gracias a Dios ya no están) como "¿Y qué aprendimos hoy, chicos?".

La serie live-action del 2001 miedo me da, pero esta nueva con el precedente de lo bien que le fue en taquilla a Deadpool al menos me da la esperanza de que los patrocinadores le tengan un poquito de fé a este proyecto y sea una serie mejor de lo que aparenta la del 2001.

Thon dijo...

Concuerdo en que la cantidad de episodios por temporada en las series individuales es un defecto. Sobre todo en Luke Cage, que tiene una primera mitad muy buena, gracias a Cottonmouth y su bar (con bandas tocando una canción por episodios); pero con una segunda mitad irrisoria y aburrida en el intento por narrar el ascenso del gran héroe de Harlem.

Con diez episodios por temporada, incluso menos, las series serían más redonditas y no caerían en el vil relleno. Incluso The Defenders tiene su relleno, a pesar de su corta duración. Si el cliché de hacer sufrir al héroe a través de sus allegados no incidirá demasiado en la trama, entonces la reunión en la comisaria es un relleno. Solo nos deja una pelea decente al rescatar a Trish, quien parece estar desesperada por convencerse de que Jessica es buena amiga, porque eso es lo que entiendo de la charla que mantiene con Karen Page.

Tampoco soy fan de La Mano. Considero que eran mejores enemigos en Daredevil y tal vez también en Iron Fist. Demostraban sus influencias y un gran misticismo. Pero en The Defenders su misticismo desaparece paulatinamente y su imagen decae mientras más conocemos sobre ellos. Me resulta algo pobre el regresar a Kun´Lun como objetivo final. Luego están los dedos. Madame Gao se desdibuja. Bokuto se muestra repentinamente obsesionado con Coleen, aunque esto pueda ser una corrupción similar a la que sufrió Harold Meachum luego de la resurrección. Sigourney Weaver estará desaprovechada pero aún así su actuación la convierte en el mejor dedo.

Por último, quiero declarar que detesto este Iron Fist. Lo deteste en su serie individual y lo hago mucho más en The Defenders. Es que dijeron en más de una entrevista que Danny Rand sería el optimista del grupo, el contraste contra la oscuridad y seriedad del resto. Pero ese optimismo solo se ve reflejado en un solo momento, en la cena grupal, cuando está convencido de que formarán un equipo. Pero omitiendo esa escena, sigue siendo el adolescente inestable y gruñón que fue en gran parte de su propia serie. Repite hasta el cansancio todo el producto de su lavado cerebral.

Sin embargo, a pesar de todos los defectos que señale, la serie me entretuvo. Estoy de acuerdo en que se ha hecho una correcta convergencia de las series individuales. Me agrado mucho la química entre Jessica Jones y Matt Murdock. Peleas individuales como la de Iron Fist contra Luke Cage y la de Iron Fist contra Daredevil me resultaron excelentes. Me gustó el acercamiento hacia el final entre Coleen y Misty, que apunta hacia una formación de Las hijas del dragón. Malcolm fue un buen secundario, un personaje que no olvida lo que Jessica hizo por él y que se muestra agradecido al convertirse en su apoyo e incitarla a volver al trabajo. La banda sonora tiene sus momentos. No supera a Jessica Jones ni a las dos temporadas de Daredevil pero se deja ver.

PD: Bajará un escalón más si la tercera temporada de Daredevil abarcará el arco que se insinúa hacia el final de la serie.

eter dijo...

erGuiri, con Rand supongo que habran necesitado meter un tipo con fondos, pero me habría gustado que lo hubieran dejado en la ruina y al final fuera en plan "héroes de alquiler" con Luke Cage, se supone que es una de las grandes parejas de Marvel y aquí no se termina de ver esa afinidad.
De la Mano mejor no hablar, no me gustaba nada en Daredevil 2... donde había demasiados ninjas y no tenía sentido que el trio de protas pudiera con ellos, pero es que aquí han pasado a ser 5 tios no demasiado fuertes (Nobu en Daredevil casi hizo trizas a Matt, y Madame Gao le daba por todos lados... aquí todos son unos piltrafillas). Una serie vive mucho de sus enemigos, y quitando a Kingpin y al Hombre Purpura, al resto de series les ha faltado villano.
El protagonismo de la ciudad lo veo sobre todo en Luke Cage, donde es exageradisimo todo eso de la cultura de Bronx... en las otras las veo más comedido. Me hace gracia lo que comentas del parque de Iron Fist... pero es que al citar esa serie no puedo evitar pensar ese viaje a China cutre que hacen y que parece un almacen en Jersey donde se reunión los mafiosos de los Soprano.
"the Tick" me suena, pero no la tengo ubicada... aunque ahora la que estoy viendo es Brooklyn 99 XD.

Yer Wells VLOG, Jhon Kei, pues nada, dos votos más para "the Tick", aunque antes tengo que acabar Brooklyn, The Shield, Curb your entusiasm, Torchwood, Legion y varias más XD.

Thon, el bajón que mete Luke Cage cuando cambian a Cottonmouth por la Kingpin-wannabe y ese Jules Winnfield de segunda que es DiamondBack duele mucho. A los Defensores no les veo mucho relleno, alguna escena puede sobrar un poco, pero también tienen que hacer avanzar un poco a los secundarios de cada serie por separado (y creo que a todos nos habría gustado ver un cameo de Kingpin XD), aunque algunos de esos diálogos de la comisaría quedan algo forzados... amen de que si la gente ata cabos y solo hay un personaje enmascarado podrían averguar facilmente su identidad en base a Foggy y Karen.
La Mano ha sido siempre muy decepcionante, son enemigos muy dificiles de manejar por todo lo del misticismo y lo de los ninjas... pero es que ya cuando ha entrado Kun´Lun en la ecuación cualquier coherencia o lógica interna se ha ido de vacaciones. Bokuto no era nada del otro mundo, pero ha quedado ridiculizado. Madame Gao, otra que tal, y esa si que duele. Del africano y el japones mejor no hablar... y el desaprovechamiento de Sigourney Weaver en favor de una tía tan plana como la actriz de Elektra duele mucho.
A Danny Rand no saben como manejarlo. Han querido meter a alguién "responsable" o "consciente" de todo lo que supone la amenaza de la Mano, pero como para meterle drama recurren siempre a la culpa, el tormento y todo eso, queda un personaje sencillamente horrible.
Misty supongo que dentro de poco tendra un nuevo brazo... pero lo que no veo tan claro es el "Born again", algo parecido haran, porque además supongo que querran cerrar la serie por todo lo alto en la tercera temporada (entiendo por la noticia de Disney con su propia plataforma de pago que su acuerdo con Netflix acabará más pronto que tarde), pero no veo a los de la serie llevando a Karen al punto en el que comienza esa saga... yo diría que Kingpim y Bullseye y tan tranquillos (aunque matar a Elektra una tercera vez podría ser un pelín repetitivo ya XD)

Thon dijo...

Born Again se puede hacer de forma distinta. El rol que juega Karen puede omitirse. Porque es como tu dices, es cuestión de atar cabos sueltos para darse cuenta. Hecha la deducción y la vinculación. Las consecuencias serán las mismas. Y a Nuke ya lo han introducido en Jessica Jones. Creo que si tienen ganas de basarse en ese arco, se las pueden ingeniar.

Si Marvel dejará Netflix, podríamos dejar de lado las suposiciones sobre Daredevil, Misty y su brazo y etc. Porque seguramente Disney no demoraría en hacer un reboot de este universo marvel del streaming.

Thon dijo...

PD: Reconozco que la actriz de Elektra tiene sus limitaciones. Pero creo que su planitud en The Defenders se debe al guión. Los diálogos de ella y Murdock me provocaron vergüenza ajena. Por otra parte, encuentro que en Daredevil estuvo correcta como desestabilizadora de la vida del hombre sin miedo.

KillBoss dijo...

Partiendo de la base, que desde daredevil, todas las series han ido para abajo, cada una tiene sus matices, para mi jessica jones es una buena serie, a la que le sobra algún capítulo, luke cage tiene unos buenos valores de producción, pero es soberanamente aburrida, todo lo contrario de puño de hierro, una acabado artístico pobrísimo, pero me resulto mínimamente entretenida, aun siendo el personaje, de lejos, peor adaptado de los comics.

En cuanto a los defensores, para mí, todas sus virtudes provienen de daredevil, y todos sus defectos de puño de hierro, a lo que hay que sumar una desaprovechadisima sigourney weaver, para hacerle ese papel, mejor quedarse en casa.

Además la supermega organizacion de la mano, queda ridícula, donde esta ese gran poderío, por no hablar del mal calibramiento de los poderes de los protagonistas, cage para ser invulnerable, está siempre en el suelo, y jessica, para ser una tia que puede sujetar ascensores, no se refleja su fuerza en los combates.

En fin, entretenida, con pocos momentos brillante, donde la interrelación de los personajes es su mejor baza.

eter dijo...

Thon, bueno, Kingpin en la segunda ya dejo claro que se la tenía jurada a los abogados en esa extraña escena en la que Matt iba casi a provocarlo a la carcel, así que supongo que tirando de ahí y de lógica podrían evitar lo de Karen, que sería muy desagradable para la audiencia (aunque no se si esta aparece en Punisher y pueden evolucionarla como personaje ahí)
Nuke espero no verlo más... me pareció un subvillano muy raro y forzado, aunque teoricamente ya han dicho que Trish evolucionara a Gata Infernal... lo que me da bastante miedo XD.
Y sí, la actriz de Elektra no parece nada del otro mundo... pero es justo decir que el guión y el enfoque que le han dado al personaje no le ayuda nada.

KillBoss, yo no soy tan fan de Jessica Jones como todo el mundo, me parece una buena serie... pero precisamente por eso sus puntos negros se acentúan más. Yo más o menos colocaría a esta "Defensores" a esa altura, el problema es que funcionando como entretenimiento todo lo que sería "trama seria" se desmorona porque Puño de Hierro no sirve como motor de la trama... y la Mano... pasamos de ver una Madame Gao y un Nobu que apalizan a Daredevil y a una legión de ninjas zombies en la segunda temporada para ver aquí a unos 5 dedos que son poco menos que sacos de boxeo en muchas ocasiones.

OverMaster dijo...

Buf, a mí lo que me da pena es saber que, debido a las barreras entre Marvel TV y Marvel Cine, jamás vamos a poder ver a este Daredevil encontrarse con Spider-Man, en los comics siempre me ha gustado mucho la química entre ambos.

eter dijo...

Muy complicado lo de Spiderman por diferencia de presupuestos... pero estando "a buenas" los dos universos, un cameo puntual como los de "Agentes de Shield" estaría bien.
Y vamos, creo que si en Vengadores 3, cuando Thanos esté atacando la Tierra, ponen 2 planos con este grupillo ayudando a evacuar gente nadie se quejaría y no sería un costo insalvable en cuestiones de ritmo.