jueves, agosto 31, 2017

No tan mágica como uno querría

Little Witch Academia

Conocida merced a una Ova de hace algunos años, creo que eramos muchos los que esperábamos que Trigger se animara a realizar una serie de esta franquicia. La gran Trigger de Kill la Kill (ver reseña) tenía en este universo de brujas y colegialas la oportunidad perfecta para dar rienda suelta a toda su imagenieria visual y a todas sus locas escenas de acción. Es escenario parecía poco menos que inmejorable. El resultado final, si bien satisfactorio, si bien carismático y divertido, si bien entretenido y espectacular... ha sido en mi opinión decepcionante. Verdaderamente no se puede decir que sea una mala serie, y en verdad no creo que tenga siquiera un episodio que podamos catalogar como malo; todo el nivel de la serie es en líneas generales muy digno... el problema es que la serie no termina de ofrecer ese plus que muchos esperábamos.

La serie nos narra las peripecias de Akko, una chica entusiasta, impulsiva y muy perseverante, en su objetivo de ser una bruja como su idolatrada Silver Shiny Chariot. Para ello entra en la academía Luna Nova... el problema es que es una bruja tremendamente negada que no logra siquiera levantar el vuelo de su escoba. El argumento poco a poco se complicará y en compañía de sus nuevas amigas Akko irá profundizando en ese sorprendente mundo que subsiste frente a una humanidad que se mueve hacia un futuro en el que la magia ya no parece tener lugar.

La serie es alegre y optimista, y además de los obvios mensajes de compañerismo, esfuerzo e integración que tienen este tipo de series de instituto, añade una reflexión sobre la humanidad, la alienación de la sociedad y los peligros de las sociedades actuales, anteponiendo ante ellos el encanto de la magia, las tradiciones y la artesanía... aunque quizás pueda interpretarse todo más fácilmente como el clásico contraste entre el pragmatismo desencantado de los adultos y la esperanzadora capacidad de soñar de los niños.
Akko tiene mucho carisma, y funciona tanto como baluarte de la acción como de la comedia, y junto a ella hay una buena batería de secundarios como la divertida Sucy, la entrañable Lotte, la perfectísima Diana o la adorable profesora Ursula. El mundo que mágico creado es bastante sólido y da la sensación de tener infinitas sorpresas aún por descubrir, recogiendo la serie elementos mágicos de muchas culturas. El mundo de los humanos reales es sorprendentemente importante, y aquí la serie también plantea algunas ideas interesantes. Visualmente sobra decir que la serie es una pequeña maravilla, con unos diseños coloridos y muy atractivos, con una animación que siempre es muy agresiva ya sea mediante el uso de técnicas simples de una forma muy exagerada y espectacular, o mediante el uso de ordenador y las técnicas más tradicionales por medio de una ejecución impecable. Trigger puede ser un estudio irregular, puede ser un estudio que con la excusa de la experimentación a veces nos da productos muy discutibles... pero cuando Trigger se pone serio sus productos tienen una fuerza visual sencillamente increíble. Todo lo que vemos en pantalla, ya sea en sus secuencias de comedia o de drama, o en esas alocadas secuencias de acción que pueden albergar tanto risas como lágrimas, tiene el sello característico del estudio y una apariencia inconfundible de anime con una estética imposible de imitar a pesar de que parezca lo contrario.
Little Witch Academia serie un imprescindible, una serie absolutamente recomendable, de no ser por un gran defecto: su ritmo. La serie tiene un desarrollo extraño. Como he comentado antes, no hay un episodio malo, no hay un capítulo que parezca que sobre descaradamente. El problema es que, siendo una serie de 25 capítulos, durante su primera mitad tenemos la sensación de que no pase nada especialmente importante, son en su mayoría capítulos de presentación de mundo y de personajes... no son capítulos que estén mal, y algunos son muy llamativos, pero tampoco son unos episodios memorables. En su primera mitad la serie parece correcta, simpática, pero falta de una chispa que amenazaba con tener. Y en su segunda mitad descubrimos una gran trama principal, pero esta se desarrolla quizás demasiado rápidamente, y siendo teóricamente una gran gesta no sentimos que las protagonistas estén en verdad haciendo algo tan grande como la serie quiere hacernos creer. Además, hay algunos fallos extraños, como personajes que se quedan sin un episodio que la serie parecía deberles y trampas de guión ejecutadas con una extraña torpeza. Son detalles extraños, no especialmente denunciables pero si molestos. La planificación de la serie es errática, con una primera mitad demasiado relajada que da como consecuencia una segunda mitad acelerada y con algún que otro capítulo sacrificado como precio.

4 comentarios:

Yer Wells VLOG dijo...

Quizá precisamente por eso que dices de que tarda en arrancar, me quedé por el episodio 6 o 7, y sin ganas de seguir avanzando, la verdad. Me da mucha rabia, porque adoré las OVAs y cuando anunciaron el anime me alegré, pero se me queda muy planito la verdad.

eter dijo...

Si, el principio es muy lento, las chicas tienen carisma y la serie en si no está mal... pero en su principio uno echa en falta algo más de "entidad" en la serie, y luego cuando pega el aceleron se nota que le faltan episodios. No esta mal, pero uno puede evitar haber esperado más de ella.

Jhon Kei dijo...

Me gustaba cuando era episódica. Era una buena forma de desconectar y volver a sentirme como un niño por 24 minutos.

Después, trajeron una bruja nueva con "magia tecnológica" que iba en contra de las costumbres de Luna Nova y me quede por el 15. No me interesa terminarla por ahora. Ese "conflicto" lo tengo muy visto y si me lo vas a planter sin grises paso.

eter dijo...

La trama principal era... "rara". Todo eso de las palabras era demasiado vago, no pareciendo en ningún momento especialmente importante ni tampoco determinante para el futuro del mundo (porque si era tan importante... ¿por que nadie le prestaba atención?)