viernes, diciembre 01, 2017

Avanzando sin salvar la partida

Gamers!

El aspecto visual de esta serie y su primer episodio son de los que hacen a uno esperar poco o nada de una serie. La primera impresión de "Gamers!" es la de una especie de versión de saldo de Genshiken, quizás con algo de comedia romántica cutre, y con una animación bastante pobre. La sorpresa llega cuando en el segundo episodio la serie ignora por completo a los miembros del club de jugadores que se nos había presentado en el capítulo anterior (que apenas tendrán ya presencia en la serie), centrándose la serie en la pareja protagonista y en un pocos personajes nuevos... y entonces vemos que se trata de una comedia de enredo, donde cada personaje dice lo justo en el momento apropiado para que los otros personajes se monten sus propias películas en sus cabezas y acabe dibujándose una alocada figura geométrica de relaciones sentimentales donde todos los personajes prácticamente se malinterpretan entre ellos. Y así, y añadiendo muchas referencias a videojuegos, "Gamers!" funciona sorprendentemente bien y es terriblemente entretenida de ver.
La serie, no obstante, es irregular. Sus primeros episodios son muy buenos, con una comedia que no por previsible deja de ser terriblemente divertida. Los malentendidos parecen verse venir de lejos, pero la serie consigue llevarlos siempre un poco más allá de lo que el espectador esperaba. El problema es que la serie se desinfla hacia su final, se abusa quizás de los malentendidos y en su recta final estos ya no tienen sentido y se nota que la serie pierde parte de su fuerza (incluso aunque incluye un nuevo personaje en la ecuación para intentar renovarse). El cuarto episodio nos muestra un segmento centrado en el personaje de Karen, no es especialmente divertido.... pero ayuda a que la serie no se sature tanto de si misma y la serie por desgracia apenas vuelve a recurrir a este tipo de segmentos. La comedia de malentendidos depende del ritmo y del guión, esta serie trabaja bien el guión... pero tiene un ritmo demasiado elevado; teniendo algunas posibilidades en los secundarios debería haber aprovechado estas para rebajar un poco el nivel de locura. 
Es pues, una serie irregular que uno tiene la sensación que va de más a menos, o que al menos se desinfla algo en su segunda mitad. Y es una pena, sus personajes caen bien y se les coge mucho cariño, y sus gags suelen funcionar bastante bien y ser bastante variados (se trata de una comedia alocada que no escatima en recursos visuales, y que incluso se atreve con algunos pequeños montajes temporales).
Es justo decir que Pine Jam es un estudio joven. Es un producto muy modesto hecho con muy poco dinero como puede ver en el hecho de que sus diseños son muy genéricos y pobres, y que ocasionalmente se ven notables bajones en la calidad de la animación. Es un producto que parece algo descontrolado con cambios en la narrativa y el lenguaje visual en algunos capítulos.
Es una serie que tiene algunas cosas mejorables y otras extrañas, pero es ante todo una comedia muy simpática y divertida a cuyos personajes uno enseguida toma cariño. Una serie modesta, pero muy recomendable.

6 comentarios:

OtakuLogan dijo...

Esta no la comenté en el podcast y tengo que disentir de tu opinión: a mi toda la parte de enredo hiperforzada no me importaba, me esperé a que volviera a salir la del club que quiere salvar a un amigo viciándose y nada. Tampoco he pillado las referencias a los juegos, en el opening veo más que en toda la serie (Star ocean, dos más y al final los dlcs). No entiendo porqué teniendo un club de videojuegos se reúnen aparte para hablar de videojuegos (o supuestamente, porque como digo yo no pille referencias), ¡que la presidenta cambie el enfoque del club y punto, diablos!
En fin, no recomendable por mi parte.

Yer Wells VLOG dijo...

Mira, yo tampoco esperaba mucho y me la acabé viendo entera porque como dices los enrededos están muy bien trazasos. Se pierde un poco en sí misma en ocasiones, pero es muy amena, y el opening, ay el opening...xDDD

Lechu dijo...

Lo mejor de esta serie es que los personajes son una panda de idiotas adorables que no se enteran de la misa la mitad XD

Como comedia de enredo funciona muy bien y es muy disfrutable. Para mí el punto álgido de la serie es el final del episodio 6, a partir de ahí, si bien entretenida, se vuelve más plana, aunque el "desenredo" del episodio 8 (pobre Chiaki) y la sublime disertación sobre el mundo del videojuego actual del último episodio compensan un poco.

Gamers! me sorprendió para muy bien, y creo que todo el mundo debería darle una oportunidad.

eter dijo...

OtakuLogan, es una pena que no salieran más esas tramas locas del club, eran una chorrada tan exagerada como carismática; supongo que en el comic -o ln- tendrán sus omakes.
El opening es una sucesión de referencias, pero luego había muchísimas explicitas a juegos; recuerdo que cuando iban a los arcades jugaban a juegos reales... era curioso.

Yer Wells VLOG, lo malo del opening es que luego la calidad de la animación baja tanto que es un poco choff (las imágenes promocionales de Karen en plan heroina de VN estaban supercurradas)

Lechu, a mi me encanta este tipo de humor, salvando muchiiiiisimo las distancias me recordaba a Fraiser y sus episodios de habitación cerrada, donde los personajes entran y salen de escena, siempre a tiempo para generar confusión.
Es un poco triste el desenlace de Chiaki, pero claro, no puede acabar de otra forma.

Alvaro Orellana dijo...

Comparto contigo, me ha encantado y que no haya esperado nada de ella le ha valido para ganarme. Era todo tan tonto que me moría de la risa.
Pero es cierto, de la mitad para adelante desentona un poco, aunque aun así se sacan episodios muy divertidos y el final que pese a no cerrar nada, me gustó como muestra el mundo de los videojuegos con el choque entre alguien que los ve de afuera y otros que lo viven.
De mis comedias favoritas del año, aunque no hubo muchas.

eter dijo...

Si, en la segunda mitad el drama romántico ya es más claro y no hay margen de confusión aunque metan a la imouto como catalizador de desastres, no funciona tan bien.

Eso sí, la "ova" final es memorable por como analiza todo el mercado de los videojuegos.