martes, diciembre 05, 2017

El triste final de Ippo

Makunouchi Ippo vs un filipino o alguien de por ahí
&
George Morikawa vs la logica interna de la serie

Vale. Hajime no Ippo estaba muerta como serie, creo que esto todos más o menos lo sabíamos, pero estábamos en el primer punto del modelo de Kübler-Ross: lo negábamos como los habitantes de la ciudad Reloj negaban que les fuera a caer la Luna encima en 3 días. Todos queríamos creer en la serie. Morikawa nació en el 66, tiene 51 años... es relativamente joven, los 50 son los nuevos 40. Tiene problemas de salud, pero no parecen extraordinarios. Podíamos pensar que podía tener todavía al menos 15 años buenos como mangaka, 20 incluso. Y 20 años dan para escribir muchas páginas de manga, como este mismo hombre ya ha demostrado... aunque para mal. 

Hace más de una década uno hacía sus cuentas. Intentaba imaginar que Takamura consiguiera su siguiente título en el capítulo 900... luego otro en el 1200, 1500 y finalmente el sexto cinturón en el 1800 antes de que Ippo encarara su combate final con Miyata. Parecía algo factible, de por medio se podía hacer tiempo con alguna desgracia para Aoki, una retirada por falta de rentabilidad para Kimura, una boda con Kumi e incluso una muerte de Kamogawa en los albores del fin del manga. Son ideas básicas de narrativa, recursos vistos en muchas obras, pero que más o menos funcionan bien si se ejecutan correctamente. El problema es que llegó el capítulo 900 y, quitando un buen combate de Miyata y un festival fanservicero en forma de Mashiba vs Sawamura, la historia no había avanzado, sólo habíamos visto una sucesión de defensas nacionales que no conducían a nada contra rivales sin carisma. La serie, además, estaba en su momento más bajo tras ese horrible combate contra Wooli (y sí, Morikawa nos ha recordado que ya en ese combate nos estaba preparando para este final... pero ese es otro tema). 

Uno intentaba mantener la esperanza. Y llegaba el capítulo 1000, y el combate por el título de Takamura seguía sin llegar, y de hecho se nos anunciaba uno de unificación que no le interesaba a nadie (lo peor es que este fue un buen combate... con lo que uno no se explica por que Morikawa no puso a Bison nombre de pájaro). Ippo seguía con sus defensas y sus combates contra asiáticos, y había tenido uno verdaderamente malo contra un japonés al que había derrotado de un golpe. La serie estaba muy mal. Pero el combate de Volf estuvo bien (aunque siempre diré que si hubiera perdido aquel combate habría estado mejor, y habríamos ganado además un combate de revancha en el futuro), y parecía que la cosa podía comenzar a remontar. Era quizás el final de la mediocridad de la serie. Uno quería creer que volverían los buenos años.

Y los buenos años parecieron regresar. La serie seguía sin avanzar en lo que a Takamura se refería, pero la segunda derrota de Ippo fue francamente buena y dramática, y dio lugar a buenas escenas, aunque todos temíamos que requeriría bastantes decenas de capítulos de comeduras de cabeza para superar el trauma... el tiempo nos dio la razón en aquella predicción tan previsible, pero era un problema inherente a los combates eternos y la ausencia de derrotas. 

Y llegó el día del regreso de Ippo. Mucho entrenamiento y mucho cansancio con lo de la línea. Nadie pensaba que Ippo pudiera estar tan mal, y nadie quería pensarlo. Era un pensamiento triste y que no tenía sentido en la serie, así que pensabamos que era un cutre motor dramático para la serie... todas las series de deportes juegan siempre con las lesiones de una forma infame, e Ippo ya lo había hecho con el ojo de Takamura y alguna que otra cosita mas. 

Y el combate, que debería haber sido corto y simple, en plan molón, se eterniza. Y no se eterniza porque el rival sea bueno, se eterniza por una serie de casualidades y porque A IPPO LE DA POR SER GILIPOLLAS Y OBSERSIONARSE CON EL NUEVO DEMPSEY hasta el punto de ser arrogante y antipático para el lector, y esta actitud es incluso incongruente con ese boxeo de Kamogawa enfocado hacia las bases. 

Y entonces... Ippo pierde.

Ippo no tiene fuerzas. Ippo esta roto, sabe que no puede continuar y sólo quiere enseñarle al entrenador ese nuevo Dempsey en acción. Y ni siquiera eso consigue. 

¿POR QUÉ?

Puedo entender, y de hecho creo que todos sabemos que era inevitable, que Morikawa tenía que acabar la serie, pero el modelo de Kübler-Ross me permite pasar a la ira, que ahora mismo me parece mucho más gratificante ¿por qué hacerlo de una forma tan cruel? ¿por que hacerlo de una forma que traiciona tanto el espíritu mismo de toda la obra?

Tenemos el tema de la preparación para este final. El síndrome del punch drunk siempre ha estado en la serie como amenaza. Obvio, es algo real, y además es muy dramático, y joder... Ashita no Joe. Me ha gustado que en cierta manera se le da la razón a Miguel, porque es un personaje que siempre me ha caído muy bien, pero... NO TIENE SENTIDO. Vamos a ver, uno entiende que Ippo recibiera muchos golpes, era ridículo pero entiendo que -por mucho que llegado un momento fuera contraproducente- era el recurso de Morikawa para dar emoción y demostrar lo duro que es ese mundo. Creo que llegado un momento, con Ippo como un campeón, esto era absurdo, creo que era un fallo bastante obvio, esto no daba emoción a los combates porque todos sabíamos que nada se iba a decidir en el asalto 2 por mucho que el comentarista lo gritase, sólo servía para alargar hasta lo indecible unos combates que hacía mucho que habían caído en esa espiral de los shonnen que obliga a que cada enfrentamiento sea más largo que el anterior. Todo esto era un problema de la serie, del manga, que destrozaba el ritmo y disparaba el número de capítulos. La absurdez de que pracitcamente fueramos a un combate por año imposibilitaba que ver el final de la serie fuera viable, como también hacía que no tuvieramos empatía por los nuevos personajes o que estos no pudieran reutilizarse ya que no había siquiera tiempo para utilizar la decena de personajes establecidos en los primeros centenares de capítulos. Todo esto es un fallo de Morikawa, y es un fallo muy importante, quizás el más importante de toda la serie. Pero generaron otro fallo, un fallo que argumentalmente es monstruosamente grande. Kamogawa es un entrenador de boxeo, un entrenador al que le ha caído del cielo Takamura, pero que uno entiende que tiene un mínimo de calidad porque si no Miyata no estaría con él al principio de la serie, y el hombre tiene a su mejor amigo retirado en las montañas porque las peleas de boxeo le han dejado tonto (vale, si, fue el puño del conejo, fue a tración, yankis malos, japos buenos, blah, blah... todas las excusas que se quieran poner) PERO GRANDISIMO IMBECIL ¿VES QUE A TU MEJOR DISCIPULO POR AQUELLO DE SER INFIGHTER LE DAN TODOS LOS DIAS TROPOCIENTOS PUÑETAZOS Y NO TE SE OCURRE INTENTAR CAMBIAR ALGO SU ESTILO PARA QUE NO SE QUEDE TONTO COMO TU MEJOR AMIGO? No tiene sentido. Kamogawa no podía estar tan ciego, su obsesión por el título no es tan grande como la de Takamura.

Pero, seamos francos, Morikawa lo había estado preparando. El hombre se había dado cuenta hace X años de que iba a necesitar 2 vidas para acabar la serie, y ya sea por decisión propia o incentivado por la editorial había decidido acabar con la serie. Pero esta serie no es Ashita no Joe, esta serie no es un drama sobre la vida, la marginación y la aceptación de la identidad como lo fue aquella mítica obra de Ikki Kajiwara y Tatsuya Chiba. Esta serie era un spokon, una serie sobre la superación personal. 

¿Ahora qué?

Ippo no solo no se ha superado, no sólo no ha crecido como persona si no que está condenado a vivir en la frustración. ¿Realista? Sin duda, pero en ningún momento ese ha sido el tono de la serie, y recurrir al discurso de la crueldad de la realidad es muy ruin. Cuando alguien va a ver "La gran evasión" no quiere que le pongan "La lista de Schindler". Uno sabe lo que pasó en la segunda mundial. Uno sabe que el mundo es, en su mayor parte una mierda, y uno sólo quiere evadirse, entretenerse durante unos pocos minutos. Hajime no Ippo no es leída por niños, sus más de 100 tomos deben intimidar casi a cualquier nuevo lector y todos sus compradores serán ya japoneses entrados en años que comenzaron la serie en los 90, y esos japoneses -ya con hijos- saben como es la vida, no necesitan que Morikawa les venga con el discurso fácil de sacrificios estériles y acabe con los ídolos que les acompañaron durante su infancia y juventud. Es el problema de las series que se eternizan, al final viven más tiempo en el imaginario colectivo que en las mentes de sus autores... por eso George R R Martin no acabará "Canción de Hielo y Fuego", porque cuando un monstruo de este tipo escapa al control de su autor es muy difícil que lo recupere (aquí, dicho sea de paso, me quito el sombrero ante un Kentaro Miura que de momento parece que ya sabe que hacer con Berserk después de su propia saga de defensas intrascendentes).

Sí, teóricamente Ippo se casaría con Kumi y serían felices, y el tiene que tener bastante dinero y podría tener un par de trabajos (no creo que este para conducir barcos, pero si podría ser ayudante de Kamogawa... aunque no se si eso sería lo mejor psicologicamente para ambos). Pero Ippo ha fracasado, será una persona triste, Kumi puede estar contenta de primeras... pero seguramente Mashiba también tendría algo que decir ahí, y ya ni hablemos de la pobre madre de Ippo que verá a su hijo mermado después de lo que pasó con su marido (del padre de Ippo y su fuerza directamente mejor no hablemos, porque no se si Morikawa habrá querido jugar a que el Dempsey era la gorra de Ippo a Kamogawa... pero ahí también ha fracasado). 

De Miyata nos olvidamos, porque ahora uno no sabe ya muy bien para que estaba en la serie, él y todo el resto de secundarios que hacían las veces de rivales ahora quedan en una posición extraña. El sino de la pareja de Miyata-Ippo no es ya triste, es absurdo habida cuenta de las ganas que tenían ambos de enfrentarse y el hecho de que nunca vayan a hacerlo. Ippo no quería ser campeón de nada, sólo quería enfrentrarse a Miyata y demostrar la valia de su entrenador, y de Miyata podría decirse lo mismo en el sentido contrario (aunque al menos él si consiguió ensalzar la valía de su entrenador/padre).

De Kamogawa y el resto de miembros del gimnasio también es mejor no hablar. ¿Cómo puede sentirse el entrenador? Este es su fracaso más absoluto, sin duda. ¿Los compañeros? Ippo era el ejemplo a seguir, el que los inspiraba a superarse y a intentar ser Takamuras siendo meros mortales. ¿Takamura? Fue él quien metio a Ippo en el gimnasio y, teniendo en cuenta su adoración por Kamogawa y el cómo esto va a destrozar al anciano no es difícil que esto le desconcentre y acabe de alguna forma con su carrera.  

Pero dejando a un lado todo esto -que es mucho dejar de lado- ¿QUÉ MIERDA DE COMBATE FINAL HEMOS VISTO?

Aquel final completamente anticlimático de Slam Dunk parecía difícil de superar, pero Morikawa lo ha conseguido, y además ha conseguido meter 1000 capítulos más antes, con lo que el enojo de los lectores es de los de órdago. 

Ha habido combates para aburrir, y al final el hombre que acaba con Ippo, que consigue derrotar al que hasta entonces sólo habían derrotado el mejor de Japón y el segundo mejor del mundo es un personajillo que parece surgido de un generador de luchadores aleatorios. El propio Gonzalez había salido de la nada (Morikawa no es muy bueno en este sentido, eso lo sabemos, prácticamente no hemos conocido a ningún rival antes de su respectivo enfrentamiento), pero tenía el ranking de su parte y más o menos te lo creías... el tipejo de este combate es otro jodido Wooli que apenas lleva 3 combates a sus espaldas y que ya esta peleando con rankings mundiales. Otra vez esa mierda. 

El enemigo en ningún momento parece ser especialmente fuerte. Ippo ya se había enfrentado a zurdos. Ippo tiene mucha más experiencia. Ippo destroza a este filipino en los primeros rounds... y luego de repente... a besar la lona.

¿Realismo? ¿Punch drunk? Da igual. Esto es ficción, y una ficción que lleva casi 30 años a sus espaldas. Uno no quiere realismo, quiere una fábula donde el bueno gane al dragón y se lleve a la princesa. Uno quiere ser niño leyéndola, o a las malas, adolescente. Y si eres adolescente quieres al menos épica. Ha habido oportunidades para ello. Para esta mierda de desenlace, ¿por que no adelantar un poco el drama de la linea y Kumi y hacer que la promesa de retirada ante una derrota sea antes del enfrentamiento con González? (incluso entonces puedes hacer que Ippo gane in extremis pero sea plenamente consciente de su síndrome y de que ha de retirarse) ¿por que no conseguir un combate contra el propio Martínez (digo yo que este hombre algún que otro combate contra top-10 hará ocasionalmente aunque solo sea para mantener la forma y llenarse los bolsillos)? ¿Por qué no forzar la trama para el esperado combate contra Miyata?

Puestos a acabar el manga, había mil y un desarrollos más lógicos y satisfactorios que uno en el que ni siquiera hemos podido el nuevo Dempsey. 

Ha sido... cruelmente cruel.



¿Y si esto no acabará?

La posiblidad, aunque remota, existe... pero creo que todos sabemos que eso sería aún peor. Dramaticamente es interesante, por supuesto, y lo compraría en una serie que fuera por su capítulo 500, pero en una que va por el 1200 en completamente inviable habida cuenta de que necesitaríamos otro para de años para superar el trauma de la derrota con la narrativa actual. Y bueno... una cosa es tontear e insinuarlo, pero una vez que muestras daño cerebral no hay marcha atrás, claro. Hajime no Ippo esta virtualmente acabada a la espera de Morikawa queme las negras naves destrozando el mito de Takamura en los próximos capítulos.

45 comentarios:

Anónimo dijo...

Flipante el análisis. Esperemos algún final alternativo... no quiero termine :(

Darkking91 dijo...

Dios, te salió casi tan larga como la de legend of the galactic heroes xD

La verdad no creo que haya terminado para ippo, está todo esto de cruzar la línea, lo de ser fuerte, no se me parece demasiado artificial la manera, por ultimo que esto hubiese pasado contra miyata o martinez. (de hecho con miyata hasta hubiese salido algo emotivo)

A mi la posibildad del time skip es real y veamos como mori juega sus cartas, tal vez el foco protagónico del peso pluma se enfoque en sendo (pelea con gonzalez y posible contendiente de Martinez) a lo mejor ippo hace la gran date.

La verdad no creo que sea el fin de ippo, es excesivamente anti climático no ver a ese dempsey explotar, el sueño de Kamogawa encarnado en ippo, estaremos 100 caps llorando xD

Anónimo dijo...

No se puede decir q no se veia veni porque casi todas las peleas de ippo termina muy golpeado a veces termina peor q su rival y el era el ganador posiblemente por su estilo primitivo de boxeo a diferencia de Takamura q son pocos rivales q lo llevaron al limite solo espero q ippo termine casado con kumi y tenga su propio ginasio si no odiare este manga :(

juan truchado dijo...

Espera espera... un momento... ¿Qué Ippo ha perdido contra el Filipino? Pero si yo me leí el inicio del combate y se ganaba de una hostia, no más XD

Se le ha ido la pinza totalmente.

Anonimatus dijo...

Me imagino estos escenarios:

1.- Todo es un sueño y el combate no ha empezado (un recurso muy barato para arreglar el destrozo)

2.- Una revisión médica explica que los problemas de Ippo fueron por una infección de oído o algo parecido que afectó a sus habilidades, se recupera y vuelve al ring.

3.- Pasan varios años y se ve como les fue a los personajes: Takamura es campeón del mundo en todas las categorías, Miyata, Sendo y Sawmura pueden ser o no campeones de sus categorías, Aoki o Kimura o puede que ambos consiguieron los títulos de sus categorías pero los perdieron en su primera defensa, Itagaki es el campeón de Japón en peso pluma Ippo, casado con Kumi y padre de familia vuelve al ring tras una rehabilitación, la serie acaba con Ippo empezando el combate con su siguiente oponente.

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con casi todo lo que has dicho.
Como bien comentas Hajime No Ippo es un spokon y por muy falso que sea todos queremos que se vaya superando a sí mismo y acabe siendo campeón mundial, terminar la serie así es un pecado.
Me parece muy triste y me va a costar superarlo si este es el final de la serie, no se puede perdonar que después de 1200 capítulos la serie termine así.

Comentan por ahí que el autor tiene una enfermedad terminal y que le quede poco tiempo de vida. No tengo ninguna información que respalde esto, solo lo leí por ahí.
Busca "Its not just Ippo" en google, han editado dos páginas y resume muy bien lo que sentimos la mayoria de los espectadores.

Un saludo.

Øvn¥ dijo...

No creo que termine tan cruel, al menos tengo fe que sea todo para dar una remontada a la historia y nos sorprenda Morikawa. Aunque luego recuerdo como termino Claymore y Naruto, y empiezo a llorar

OtakuLogan dijo...

Morikawa esta retratando la SORDIDEZ del boxeo profesional japonés, eter.

eter dijo...

Anónimo (i), complicado que esto mejore... con lo que le ha hecho a Ippo es casi imaginable lo que le va a pasar a Takamura en breve.

Darkking91, la verdad es que no sabía que decir, pero me he puesto a escribir... XD
El problema del salto temporal, además de que vendría muy tarde, es que lo del punch drunk es algo que no se cura, Ippo puede mejorar o mostrar menos síntomas... pero no tiene sentido que siga boxeando, podría ganar algún combate... pero nadie que le rodee se lo puede tolerar.

Anónimo (ii), si, lo de los golpes era ridículo, entiendo que era el recurso del autor para que todo pareciera emocionante... pero era ridículo que ese gran campeon que es Ippo a partir de un momento reciba tanto. No tenía sentido, y en cierta manera hacia inevitable este final.

juan truchado, si, el combate es basicamente Ippo apalizándolo... hasta que llegado un momento se obcequa en el Dempsey y comienza a caerse solo... bastante rídículo.

Anonimatus, lo del sueño de Resines es casi mejor que la explicación de milagro médico... que conllevaría que la serie continuaría y tendríamos otros 100 capítulos para superar el trauma. La serie tenía que acabar así, creo que eso más o menos todos lo intuíamos, así que, bueno, mejor que acabe ya cuanto antes.
El combate de veteranos sería raro, porque no tendría intensidad... pero que la serie no vaya a mostrarnos el Miyata vs Ippo demuestra lo forzado de todo.

Anónimo, viendo el hilo parece un teman confuso... tenía sus bajas puntuales, pero como todos los mangakas, y el hombre no se pedía descansos nunca aunque llegase a entregar capítulos de 4 páginas en alguna que otra ocasión. Es extraño, porque esto no es repentino, se ha tirado varios preparándolo (incluso 5 o 10 si pensamos que desde lo de Miguel lo podía tener pensado)... y todo eso para esta mierda de final. Independientemente de la tristeza del autor -que sería claramente justificable-, sería un desenlace muy pobre.

Øvn¥, bueno, Naruto y Claymore no tienen finales redondos, pero suele pasar con todos los shonnen largos. Estas dos eran dignas, pero piensa en cosas como Bleach o Gantz en estos últimos años XDDDD

Anónimo dijo...

ippo tendra una enfermedad cerebral permanente y parece q takamura se quedara ciego de un ojo y perdera la proxima pelea que final tan deprimente tendra la serie:(

eter dijo...

OtakuLogan, bueno, el japonés los ennoblecen mucho... no estaría mal que tiraran un poco más de tramas como la de Gedo y de lo amañado que está el deporte X

Anonimo, por desgracia, sí, ese parece el desenlace más previsible ahora mismo.

Kururin dijo...

Vaya, tras casi 30 años el desenlace será un trasunto low-cost de Ashita no Joe. OK.

Mmm...preveo brotes suicidas masivos si el descubrimiento del One Piece no colma las expectativas. Bueno, "final", "One Piece"...era una bromichi.

Anónimo dijo...

Q pasaria si el one piece fuera algo tan tonto como la amistad o la aventura o peor q luffy no consiga ser el rey de los piratas y otro lo consiga al final de la serie kkk mucha gente le encantara ese final

Anónimo dijo...

Todo el mundo sabe que one piece está cogidísimo por los cuernos, no jodais porque iré a vuestra casa y os rebentare.

eter dijo...

No creo que el final de One Piece sea tan flojo, Oda parece tenerlo todo bien pensado... por muy despacio que suelte la información.

Y creo que, incluso en el peor de los casos, la propia editorial no dejaría que se estropease o se acelerase, hay muchos yenes en juego ahí XD

OverMaster dijo...

Ahora el rumor es que Detective Conan también va a terminar por problemas de salud de Aoyama, quien por el momento ha anunciado un 'hiato largo' tras el siguiente capítulo.

Dios mío.

eter dijo...

Bueno, Aoyama decía que iba a acabarla en un par de años... hace un par de años.
Desde mi desconocimiento de Conan no me parece tan grave, siempre he escuchado que nunca trata la trama de los hombres de negro (se llaman así) y que en verdad sería relativamente rápida de acabar... eso si, sumado a lo de Ippo es muy raro, más que en salud pienso que en la revista pasa algo gordo y la van a cerrar o algo así.

Unknown dijo...

Maldita sea morikawa, como pudiste hacerle eso a ippo.
Que buen analisis te doy 10/10

eter dijo...

El problema han sido todos estos años porque verdaderamente, creo que tenía pocas opciones más que esta... pero ha sido todo tan... triste

juan truchado dijo...

Vale, acabo de leer el 202... Increíble XD

Unknown dijo...

Con respecto a one piece oda ya sabe el final.desde q creo la serie el a dilatado tantos años por crea nuevos recursos y se divierte dibujadolos me siento mal por hajime no ippo lo comence a leer el año pasado y me encataba crei que su final seria algo asi como *crusare la linea llegare a la final contra ricardo en lo que kumi se le de declara y kamogawua moriria sin ver a su segundo hijo tener el titulo

eter dijo...

juan truchado, es como más o menos nos quedamos todos.

RAZNARD BX, Oda parece tenerlo todo claro y fijo, y siempre ha dicho que la última viñeta está dibujada... aunque yo creo que habrá tenido que cambiarlo todo un poco con la irrupción de cosas como el siglo vacío o el haki que estoy seguro que no estaban inicialmente en sus planes.
Yo con Ippo por desgracia preveia esto, el final natural era el combate de Ippo contra Miyata, con cosas como lo que ocmentas de Kumi y un hijo de por medio, pero se veía que los tiempos de la narración se habían dilatado ya mucho

Unknown dijo...

no se entiende que hagan perder el tiempo asi a uno....yo creci leyendo mangas como gantz, naruto, one piece, slan dunk, entre otros.... y claro este que estamos comentando, de todos este es el que me a creado mas espectativas... y creo que de terminar por la linea que va (aunque no veo como no y alargarlo seria una mierda tambien) seria una patada en los huevos.... tenia que decir algo por que acabo de ver como dan ese final de pelea y se le fue la pinza al autor en verdad..... para que inventan una historia para dar ese tipo de finales...

eter dijo...

bueno, el final de Slam Dunk casi diría que es peor (Inoue podía haber cerrado el manga perfectamente en un par de años aunque quizás se hubiera equivocado al meter a los rivales más poderosos tan pronto).
Con Ippo ha sido muy triste, lo que era esta serie hace 15 años... y en lo que se había convertido. Y lo peor es que, tras 500 capítulos muy flojos, había comenzado a remontar y a recordar a su mejor versión. Aún con el problema del tiempo perdido, parecía que Morikawa tenía todavía el margen de tiempo necesario para reconducirlo todo bien. Una pena.

Unknown dijo...

Lo que estamos viendo en esta serie creo que es una realidad que los fans del manga pero no del boxeo real desconocen. A día de hoy salvo por Naoya Inoue, todos los grandes boxeadores de categorías fuera del peso mosca, son triturados en sus combates por títulos mundiales y es precisamente el estilo de boxeo japones el que produce esto. Es mas el estilo de boxeo Takamura es muy cercano al de Naoya, un boxeo de poder pero flexible y muy consciente de la defensa en los intercambios.
El sueño de Takamura de ser campeón de 6 divisiones es imposible a día de hoy en el boxeo, igual en los 80s con boxeadores como James Toney era posible, pero con las nuevas generaciones de pesos crucero de 1,90m y pesos pesados de 2,00m, 120kg y campeones olimpicos es otro universo. Puede que el autor esta acabando la serie forzosamente pero en la realidad, en el mundo del boxeo y mas con relación del boxeo japones, este final derrotista era el mas plausible.

eter dijo...

Bueno, mis conocimientos de boxeo son casi nulos, así que tecnicamente no puedo hacer otra cosa que darte la razón, pero creo que ninguno pensabamos que la serie pretendía ser real. No es "fantasiosa" al estilo exagerado del manga y el anime (aunque aquel puñetazo a la velocidad del sonido de Miyata aún duele), pero tampoco es real, una "realidad ficcionalizada" en la que queda bien algo tan exagerado como que el protagonista gane siempre por KO a pesar de las palizas que recibe (siempre he pensado que es ridículo que no le derroten por puntos ninguna vez ni a él ni a gente como Takamura o Volg luchando en territorio enemigo).

Creo que el principal problema es la tonteria de narrar todos los condenados combates de Ippo, eso ha alargado la serie hasta lo indecible y ha generado todos los problemas técnicos que comentas y que hacen que este final no deja de ser lógico. Si Ippo es un campeón... es un campeón, todo el el mundo apaliza siempre aunque gane, no da la sensación de ser bueno... mientras Takamura y el resto sólo tienen problemas con los campeones. Si el autor hubiera omitido muchos rounds inutiles de Ippo, si le hubiera dado victorias fáciles, el volumen de páginas de la obra no sería tan disparatado y no habríamos llegado a este final que no por lógico no deja de ser bastante triste y decepcionante.

Lo de los boxeadores gigantes es algo de esta época y esperaba que Morikawa lo metiese, hay muchos rusos en la serie así que podía meter su propia versión de "Drako" para Takamura con un monstruo que le superase fisicamente.

Unknown dijo...

Pues amigo Eter creo que has dado en el clavo la verdad. Como fan y practicante de boxeo, el personaje de Ippo nunca a terminado de encajar para mi. Es cierto que es un chico tímido que sufría bulling en el colegio. Pero una vez que comienza ha entrenar en boxeo (a pesar de empezar a una edad "avanzada") queda claro que tiene TALENTO NATURAL, unido a unos atributos físicos excelentes, ética de trabajo, poder de ko y una voluntad irrompible (algo que se tiene o no se tiene). Es decir que Ippo cuenta con todas las habilidades que todo gran boxeador debe tener y es gracias a ellas que es capaz de iniciar su carrera como boxeador profesional sin experiencia amateur previa, aspecto raro en el boxeo y a la vez cosechando grandes exitos.
La evolución de la carrera de ippo, como tu bien indicas, ha sido extraña enfrentando a contendientes mundiales con solo 10 peleas previas (lo cual es simplemente una locura) y desde su primera derrota hasta su segunda, enfrentadose a boxeadores de primerisimo nivel no rankeados(mucho que perder, nada que ganar) uno detras de otro.

En realidad el record de Makunouchi sobre el papel esta perfectamente construido, eso si alguien con tantísima habilidad como el, en la vida real, no habría absorbido jamas tanto castigo en sus victorias, puede que en sus 2 derrotas sí, pero no en las victorias.

Ippo tendría que haber peleado y perdido contra Alfredo Gonzalez cientos de capítulos antes y a partir de esa derrota continuar peleando como contendiente mundial en América convirtiéndose en una figura mundial, obteniendo alguno de los cinturones mundiales (IBF,WBA,WBO,WBC) y tratando de o bien unificar o subiendo de peso.

Y en cuanto a Takamura, te recomiendo que veas algún highlight de Gennady Golovkin, que que es un peso medio, físicamente similar a Mamoru y con un record aun mejor que el este.

eter dijo...

La carrera de Ippo parece casi lógica cuando luego ves al jodido Wooli-Spiderman peleando por títulos mundiales con 3 combates. Morikawa tarda peca mucho de sacarse de la manga genios de estos para intentar darles emoción a los combates (el de este mismo combate también lo era).
Lo suyo sería lo que dices, combates contra Alfredo previos, con derrotas... y el forjar un grupo de "Top 10" que los aficionados pudieran saberse, donde vieramos rivalidades, auges y caídas, polémicas y combates mal preparados. Eso habría dado algo de verosimilitud al manga.

Hugo Rivera dijo...

No quiero que acabe así :( no please

eter dijo...

Pues al parecer el 1208 confirma todos nuestros temores...

Anónimo dijo...

Me gustaría que regresara su papá para regresarle el puto valor que le hace falta.

eter dijo...

Lo triste es que, con todo el potencial dramático de la lesión... ni siquiera ha usado a la madre.

Unknown dijo...

Recién ayer terminé de ver el manga HAJIME NO IPPO y ahí por febrero comencé a adentrarme en el anime y quedé con la boca abierta de verdad ESTE FLIPANTE RELATO calza justo lo que uno y yo pensé. Que pasará más adelante....ojalá sepa volver morikawa

eter dijo...

Ese es el problema, se ha ido tanto en tiempo que yo creo que ahora materialmente, le falta vida al hombre para continuar el relato con el ritmo que llevaba

Anónimo dijo...

Concuerdo con practicamente todo tu análisis de Hajime no ippo. El hecho de diferenciarlo de Ashita no Joe fue increible. No obstante, no estoy de acuerdo con la parte de Volg. La pelea oor el título mundial y su victoria fue la redención de Morikawa con ese personaje. Fue aluscinante la pelea y no veo cómo pudo superarse.

eter dijo...

Mi problema sería más con el resultado de aquella pelea. Una derrota habría quedado muy bien con los condicionantes que le puso, y viendo que al rival era "noble", habría quedado perfecto para una revancha y otro gran combate de Wolf -ya en igualdad de condiciones- en el futuro.

j. e. dijo...

esperé hasta retomar y alcanzar la serie para leer tu análisis..
acabado de leer el 1247 [y de golpe, no semana tras semana], creo poder opinar que ahora sí va perfilando para su final que pudiese caer en el 1500 [¿?]..
pienso que georgie puede por fin cerrar la pelea ippo-miyata haciendo que miyata renuncie al título y suba una categoría de peso para empezar de nuevo, y haciendo que ippo, debido al peso ganado por estar inactivo [aunque constantemente entrenando] pueda hacer una última pelea como pro contra un rankeado bajo [miyata] en el peso ligero [o ligero jr?].. siento que kamogawa podría sentir como que le debe este combate a su boxeador y esté en las tramas de arreglar esa pelea.. así ippo puede retirarse sin remordimientos [gane o pierda] y poder dedicarse de lleno al resto de su vida y sus dos nuevos kouhais..
la de woli ni hablar, pero peor me pareció lo de guevara..
saludos desde el charco!

j. e. dijo...

p.s.. retomarás algún día otra reseña de ippo?
por mi parte, a la espera de ello..
greetins

eter dijo...

je, lo triste es que un final en el 1500 daría para poco, tanto que se entorpecido el ritmo del autor.
Sería una salida extraña lo de la subida de categorias, pero es que Morikawa se ha metido en un pantanal con lo de la retirada -que si ahora se desdijera jodería mucho la relación con Kumi- y con los combates extraños.
Es una pena que la serie siguiera siendo tanto de boxeo, Ippo debería haber tenido combates más rápidos, y todo lo de los kohais debería haberse metido antes -y no ahora, que además es raro tal y como lo esta haciendo-, y todo el trauma actual podría haberse metido mejor si damos a Ippo una boda y un hijo con Kumi para traer de vuelta la responsabilidad y la valentía de su padre de esa forma.

pd: Estaba pensando en hacer una reseña estos días tras ver la imagen de Ippo del 1247, con la idea de meter toda la trama de los discípulos. No se si me animaré, que ultimamente estoy muy vago con la escritura.

j. e. dijo...

podrías meterlo en el siguiente podcast con la letra m, de makunouchi!
años ya leyendo tus reseñas eter, que sepas que por muy vago que andes, tienes un lector y amigo a cientos de km..
gracias a ti, el shohoku no perderá!
saludos, camarada..

eter dijo...

La M ya tenía un personaje asignado... y tampoco es que la bio de Ippo sea especialmente apasionante, seamos francos, no dejaría de ser un resumen muy rápido de la serie.

Anónimo dijo...

desde mi punto de vista estoy muy de acuerdo con esta critica y opinion tuya pero de verdad me gusta el anime y lo vi dos veces y estoy ya en el capitulo 1,076 del manga. Me gusta pero tal y como tu dices tiene muchos fallos pero, aun asi no dejo de leerlo ya que tengo el habito de no dejar nada a medias y tengo la pequeña esperanza de ver un buen final o que Morikawa acabe con la serie pronto ya que si se alarga aun mas ya ni los lectores que empezaron a leer este anga desde sus inicios querran siquiera comprarlo.

Eso es algo que me preocupa ya que me gustaria que por lo menos le ponga un fin y mejore aun que se al final...

eter dijo...

Lo triste es que ahora mismo está bastante bien, o al menos se está manejando con ideas y desarrollos interesantes, no estamos en el terrible valle que fueron los capítulos del 600 al 1000... el problema es todo el tiempo perdido y el ritmo demencialmente lento. Con 30 años de serialización a sus espaldas es ya dificil pensar que vaya a acabar bien o que directamente vaya a acabar.

Tanzhigh dijo...

A mi me gusta el manga. Aún con todo lo que le ha pasado a Ippo, el autor ha abarcado la crisis de un protagonista que solo sabe avanzar.
Yo creo que puede dar más giros en relación a la pregunta inicial de ippo: que es ser fuerte?
Para luego cruzar la línea asumiendo el monstruo que existe el h que dialoga con el ippo más comprensivo.
Miyata vs Ippo es un encuentro que va a ocurrir como sea. Puede que el eterno rival derrote a Martinez para esperar a Ippo en la cima. O quizás Sendo o Mashiba.
Takamura no perderá, no se dejará caer tan bajo, es un águila.
Mi spoiler personal sobre el Demsey Roll es que Ippo lo universalice a todo su cuerpo y movimiento. Peleando de esta forma en un constante vaivén haciendo paradas, contragolpes, impulsos (golpe gacella).
Creo que un microdemsey roll en que cada movimiento aprovecha el impulso del anterior, como un verdadero huracán del dios del viento.
Ippo debe ser padre para ser mejor luchador, todos los que somos padres entendemos que esta gran etapa de la vida fortalece el cuerpo y el espíritu.
En fin. Miles cosas pueden pasar

eter dijo...

Ya, si en si la historia no está mal y todo lo que se está viendo de esta crisis es interesante... pero la serie perdió demasiado tiempo en aquellas defensas de Ippo del 600 al 1000.
Practicamente se estancó durante una década que no vamos a recuperar, y más con el ritmo de los combates actuales.