sábado, abril 07, 2018

DIOS

Curb your enthusiasm

No creo que a nadie que conozca un poco este blog le sorprenda si digo que Seinfeld es mi serie favorita (ver reseñas de todas las temporadas); quizás la lucha estaría reñida con Star Trek o con alguna que otra serie más, pero en lo referente a comedia es mi serie de cabecera sin duda. Y bajo tal circunstancia, hacia mucho tiempo que tenía ganas de ver esta "Curb your enthusiasm".
Traducida en España como simplemente "Larry David", la serie es eso, la vida de Larry David. Se encuadra dentro del género del "mockmentary" o documental ficticio, donde vemos una especie de recreación ficticia de la vida de uno de los creadores de Seinfeld. Y Larry David es, sencillamente, la versión real de George Constanza, o para aquellos que no conozcan la serie original... alguien que es más Woody Allen que Woody Allen, un neurótico enfermizo con una visión muy deformada del mundo en base a unas reglas sociales que él ve evidentes pero que sólo otras mentes tan enfermas como la suya pueden comprender. Eso es la serie.
La serie está rodada como un falso documental; es una comedia, pero no una sitcom tradicional con un par de habitaciones a las que les falta una pared y en las cuales transcurre toda la acción, Larry se mueve por todo su mundo de escenarios reales con un par de cámaras que le siguen -no llega a ser cámara al hombro, pero casi- y donde él va interactuando con amigos o completos desconocidos en base a sus particulares obsesiones o interpretaciones del correcto funcionamiento de la sociedad. El aspecto de la serie, con una banda sonora minimalista y una obvia ausencia de risas enlatadas, es algo extraño y difiere mucho de la textura de las comedias tradicionales. 
El humor de la serie es aún más particular que el de Seinfeld, donde -con todas sus particularidades- seguía existiendo cierta estructura de sitcom aunque solo fuera por escenarios o metraje. Aquí Larry David es libre, libre para que sus episodios duren media hora o más, libre para que las temporadas sean intermitentes y sólo las produzca cuando crea que tiene buenos guiones, libre para decir todas las palabras malsonantes o temas tabú que quiera porque está en la HBO. Sobra decir que las tramas se basan en el día al día del protagonista y en los hechos cotidianos (dentro de lo cotidiana que puede ser la vida de alguién que cobra decenas de millones de dolares al año en cuestión de derechos) que vive con su esposa, su representante y sus amigos (que son en ocasiones actores o cómicos con una visión del mundo tan extraña como la suya).  
El humor de la serie no es para todo el mundo, hay que saber como funciona la mente de Larry y su particular comedia, basada en ese humor de clubs en los que tomas como punto de partida algo cotidiano y lo exageras con divagaciones absurdas; y hay que saber también como funciona la serie, como una especie de amplificador de las neuras de su protagonista, en algunas ocasiones sus comportamientos son algo forzados o exagerados... pero creo que la forma de ver la serie no es como si fuera un falso documental literal, si no como nos mostrara unos hechos deformados por las propias psicopatías de Larry David. No vemos el mundo que rodea a Larry David, vemos como este lo ve. Es algo extraño, y creo que en ocasiones la serie fuerza mucho algunos tics de la personalidad de Larry, hay veces que sabes que esta metiendo la pata, veces que sabes que tendría que estar callado y no entiendes porque habla... hasta que recuerdas que es Larry David, su sentido común es muy poco común. 
Nueve temporadas en casi veinte años, con diez episodios por temporada, hacen que la serie sea relativamente rápida de ver, aunque los episodios son densos y su ritmo no siempre esta bien equilibrado, con lo que no es una serie para ver muchos episodios seguidos (en ocasiones la primera mitad del episodio es más densa o está demasiado supeditada a preparar la segunda mitad).
Creo que a cualquier seguidor de Seinfeld le gustará la serie,tiene múltiples e inevitables referencias a ella -toda la séptima temporada gira en torno a un espectacular capítulo de reunión de la serie- y comparte el mismo estilo de humor. Creo que para alguién profano a este tipo de humor quizas no funcione tan bien, sobre todo porque la primera temporada no es la mejor y la serie dista mucho de haber creado una mitología propia que tendrá después y que propiciará que muchos episodios sean gloriosamente predecibles o autoreferenciales en el mejor sentido de la expresión; para un nuevo espectador quizás Seinfeld sea una mejor aproximación a la particular cabeza de este calvito con gafas tan entrañable y disfrutable como genuinamente odiable y detestable.

Y como extra a esta reseña....

Bee movie

Jerry Seinfeld tampoco se estuvo quieto después de rechazar los más de 100 millones de dólares que le ofrecían por una décima temporada de Seinfeld, y el hombre -mientras no actuaba en locales o tomaba café con otros comediantes en coches- guionizó y protagonizó Bee movie.

La película, sobra decirlo con ese título, va sobre la vida de una abeja... pero es una abeja que no se conforma con la vida normal y quiere ver más mundo y posibilidades, pero por supuesto lo hace con una mentalidad Seinfeld haciéndose preguntas extrañas y valorándolo todo desde una óptima muy particular y exagerada. La pelicula puede tener un punto de partida normal para una película de animación, uno incluso puede pensar que habrá un romance raro entre la chica y la abeja, pero claro... es Seinfeld, y al final todo desembocará en una cosa muy rara e hiperbólica que uno jamás podría imaginar (a no ser que el trailer, que no he visto, destripe media película).

Es una película simpática y divertida, las secuencias de acción son relativamente espectaculares (siempre hay que ser cómplice con este tipo de animación, que envejece terriblemente mal), y explora con mucho ingenio todo el micromundo en el que se ubica (aunque al principio empalaga tanto color naranja). El humor, teniendo el toque de Seinfeld en muchos momentos, no tiene apenas malicia más allá de alguna escena puntual y es muy accesible. Era una película que quería ver, pero que al mismo tiempo me daba bastante miedo, y al final me gustó mucho más de lo que esperaba y -sobre todo- me sorprendió muy gratamente en todos los sentidos.

2 comentarios:

Kururin dijo...

Yo creo que es mi sitcom favorita, sin ser un gran seguidor de Seinfeld. La descubrí de madrugada en la autonómica y poco después empecé a descargar poco a poco las seis temporadas disponibles. Tiene tantos capítulos geniales...el primero que recuerdo ver fue el de la muñeca a la que corta el pelo, qué espectáculo.

Algún día veré Seinfeld entera, sin duda.

eter dijo...

Creo que el de la muñeca es el mejor valorado en IMDB. Es una locura, y viendo algunas de las historias reales de Larry David... parece algo que seguramente le pasó XD.

Particularmente a mi me gusta más conforme avanzan las temporadas y se asienta más su propia mitología, porque cosas como esa trama surreal de la quinta buscando la verdad de su padre son brutales, y luego personajes como Richard Lewis o Suzie ganan conforme más conoces sus frases.

Dale algún día a Seinfeld la oportunidad que se merece... yo la estoy revisionando estos días y la estoy disfrutando como nunca.