viernes, mayo 28, 2010

Algunos genocidios son necesarios

One Piece 586 - La basura de una ciudad

¿Flashback innecesario? ¿fuera de lugar? ¡Una mierda! Eiichiro Oda se rie de nosotros y en apenas unos capítulos ya nos colocado una trama con una consistencia notable. Oda juega con nosotros como quiere y lo que parecía una saga para afianzar el lazo de hermanos de Luffy y Ace y hacer que el primero superara la muerte del segundo se está convirtiendo en algo mucho más grande. Porque Sabo parecía muerto hace dos capítulos, un tenryuubito hace uno y ahora es un revolucionario, y porque en el siguiente no sería de extrañar que fuera un almirante o el segundo de un emperador. Y porque si con Dadan y Garp no teníamos suficiente, ahora ha aparecido nada más y nada menos que papuchi. Oda ha elegido esta minisaga para darle más de dos viñetas a Dragon, y no quiero siquiera pensar en posibilidades como la de que Dragon mate a Sabo en frente de Luffy (improbable, pero alejaría a Luffy de la órbita de los revolucionarios y no "politizaria" la trama bohemia y romántica de esta aventura de piratas) o el sueño de ver un encuentro entre Garp y Dragón. Tal y como estan las cosas y tal y como es Oda ni siquiera me sorprendería que Garp fuera un tenryuubito díscolo (no desentonaría con el personaje e incluso explicaría algunas de las licencias que el Gobierno Mundial le permite).
Capítulo grande, muy grande. En esta ocasión Oda no nos ha mostrado la corrupción del sistema que ejemplifican unos Spandam o unos Tenryuubito, nos ha mostrado lo más deleznable de ese sistema, los hombres anónimos e insignificantes que sustentan ese mundo.
El capítulo nos muestra a un Luffy y a un Ace que se sobreponen a la perdida de su amigo y tratan de pensar que olvidarlo es lo mejor que pueden hacer por él. Naturalmente su idealismo entra en colisión con el plan de los piratas y los nobles y pronto se verán envueltos en mitad del genocidio. Pero la suya en este capítulo es una participación fugaz y secundaria, una puesta en escena de los acontecimientos que veremos en los siguientes capítulos. El protagonista de este capítulo es Sabo y el mundo que vemos a través de sus ojos.
No hablaré de la familia de Sabo (y me niego a dedicar más de una línea al hermanastro de Sabo, desde ya candidato al título de personaje más aborrecible de la serie). Lo importante es esa ciudad henchida de orgullo que pretende quemar toda la basura y pobredumbre que la rodea para impresionar a los Tenryuubito, y a la que la idea de que con la basura ardan los desgraciados que en ella viven les produce poco menos que indiferencia. Oprimir a los débiles para impresionar a los fuertes. Patético y mezquino, pero tristemente real. Y es un mensaje duro pero también quizás maniqueo, pero Oda sabe jugar y lo que podría parecer exagerado o fácil esta habilmente narrado bajo la perpestiva de la pura inocencia de un niño. Me quito el sombrero ante la narración de Oda y ya sencillamente soy incapaz encontrar adjetivos dignos para lo que supone la aparición de Dragon al final de este capítulo.
Personaje enigmático donde los haya, Dragón aparece ahora que vemos más justa que nunca su causa. Espero que los preparativos que ¿Ivankof? parece anunciar no sean otra cosa que los medios para quemar esa ciudad que, como dice Sabo, apesta más que la basura que la rodea. Porque algunos genocidios son necesarios.

pd: Una portada de Smoker y Hina de paisano... Eter complacido.

12 comentarios:

Panxo dijo...

Dragon es notable sobretodo cuando se suelta esa frasesita , luego de que sabo renegara de su sangre Por fin consiguieron que uno de sus propios niños diera algo como esto..aunque no creo vaya a ser un luchador de esos que juegan limpio despues de todo para pelear contra, esas licencias que se permite cada vez mas de vez en cuando el gobierno mundial, hay que jugar el mismo juego, y eso creo conllevara que mas tarde que temprano Dragon, aplique el fin justifica los medios.
Me parece mas un personaje de resultados, con la poca informacion que tenemos de el, aunque conociendo a Oda, tal vez lo idealise con ese espiritu de los monkey. Por otra parte el flashback tomo una consistencia tan profunda,impensable en su inicio, con eso de quemar a la basura..mas la indiferencia de su mas patetica gente, nada que decir, una narrativa excelente...y por ultimo luego de este largo comentario...jajja..la cara de Blue JAm y sus ilusiones aplastadas una vez mas por esa ley que parece regir las cabezas de los nobles..de la basura es basura..increible tambien que alguien como ese pirata secundario, como lo es Jam, conserve un sueño tan....inocente como ese ??.
Con eso me despido saludos y como siempre buenisima reseña

eter dijo...

Yo creo que Dragon es de los que combate el fuego... con magma. El mundo esta podrido y Dragon quiere destruirlo por completo para que renazca de sus cenizas. Es un personaje que veo completamente supeditado a su fin y a la "revolución". Y viendo algunas de las islas más "centrales" no es de extrañar.
Nada me gustaría más que en el siguiente capítulo Dragon Incendiara la ciudad entera y quemara la verdadera basura.

Smith - Corona dijo...

De Dragon tengo una visión parecida a la que se ha dicho. Aunque creo que en este flashback conservará cierta inocencia que habrá perdido a lo largo de los años, un líder revolucionario un poco más real. Quizás Oda aproveche esta historia para darle cierto trasfondo. Lo mismo para Sabo, quien más que nunca quiero que sobreviva.

Me ha gustado como retrata ciertas situaciones y ciertos personajes. Los diseños de la familia de sabo, del policía. Personajes que ocupan unas pocas viñetas quedan retratados, aunque sus diseños sean cliché. Igual que la reacción de los nobles respecto al incendio. Como has dicho, es maniqueo y no deja lugar al matiz; pero funciona para dar cierto trasfondo a la situación.

Lo cierto es que los detractores tendrán menos motivos para dudar de la importancia del flashback, independientemente de su calidad. Y la primera frase de la reseña te ha salido un poco "fan" ;)

xD

Y si, Sterry tiene una buena ostia, con perdón xD

eter dijo...

Particularmente creo que ya habra perdido esa inocencia. En el episodio 0 aparecía sin tatuajes, así que "algo" ya tiene que haber pasado.
Particularmente creo que aún no es la hora de Dragón. La isla submarina, con Tenryuubitos, almirantes, tritones oprimidos y demás me parece un escenario superlativo para introducirnos de verdad en esta trama. Y luego aún tenemos misterios como Kuma, que tendran mucho que decir en este punto.

Pero este reino, los nobles, Shabody, lo de Ohara... se esta perfilando un enemigo muy muy grande que es el propio mundo. Desde luego One Piece no parecía tener esta altura dramática cuando entramos en el "Grand Line", la serie ha crecido mucho.

Había muchos detractores del flashback... algo que verdaderamente no entiendo porque en un momento u otro tenía que acabarse la vorágine que era Marinford. Pero Oda no sólo los está callando a ellos, si no a incluso fans contentos con el flashback como era yo. Pensaba que sería un flashback para Luffy y Ace, pero nuestro buen mangaka no quiere desaprovechar una sóla página y nos esta introduciendo cosas más grandes en estas páginas. Chapeau por él.

Gaston dijo...

Oda está reinventando la palabra cliffhanger en lo que a manga se refiere. La aparición de Dragon es una muestra mas de genialidad, y van...

Respecto al flashback en si, yo voy a esperar hasta el final para dar una opinion, de hecho, pensaba que ibas a hacer eso, tomarte un descanso de tanta reseña semanal y hacer una que abarque todos los capítulos de la infancia de Luffy, pero bueno, por mi mejor asi xD.

Y yo me muero por ver a los nakamas. ME MUERO. No puedo esperar mas.

Un saludo.

eter dijo...

Mi intención inicial era esperarme hasta el final (y de hecho el primer capítulo lo comenté por inercia). Pretendía tomarme un descansillo, pero es que cada uno de los últimos capítulos tiene pequeños momentos maravillos dignos de ser comentados.

pd: yo sigo sin echar mucho de menos a los nakamas, por sacrílego que pueda parecer. Naturalmente quiero volver a verlos, pero me parece que estamos ante el momento de One Piece y creo que Oda esta aprovechando de maravilla la liberación de de tener que dedicarles a cada uno de ellos unas líneas para los capítulos.

Pennywise dijo...

Pues tiene sus momentos el fb y tal pero no me sumo a sus fans. La aparición de Dragon es muy buen cliffhanger y ver como Sabo va avisando a la gente que pasa de él pero no me convenció este capítulo.

eter dijo...

bueno, como siempre, todo es cuestión de gustos. A mi particularmente me gusta bastante cuando Oda nos muestra este "orden" tan exagerado que tiene la Marina. La escala de grises de la serie me parece muy amplia en el aspecto que muestra buenos y malos en todos los frentes de la guerra.
Pero es cierto que al margen de la aparición final de Dragón, el capítulo tiene poco más.

maikelioss dijo...

Oda.... ya se como voy a llamar a mi hijo...
weno a dudas por destacar, queda por que esta Papi dragón es esta ciudad! es que puede ver todas las injusticias que ocurren??
o es que más bien tenia algo planeado contra los Tenryuubitos??
o igual es que sabia que su hijito estaba por esos lugares!!

weno la causa por la que el "Papi" este aquí da lo mismo!
la cuestión es que esta y que puede hacer algo grande!

eter dijo...

Según comentan en la ciudad "se sabía desde hace tiempo" lo del plan, luego supongo que papuchi lo conocería con tiempo suficiente, amen de que es posible que vigile a los Tenryuubito.
Luffy teoricamente no debería estar ahí, y Dragón en todo caso no me parece un candidato al premio de "padre del año"

Quídam dijo...

por cierto, el "hermano" de Sabo es el tenryuubito que Luffy golpea en SP..

eter dijo...

¿Estas seguro?

Ese era Charles y fisicamente no se parece nada, y creo recordar que los tres tenryuubitos aquellos eran un padre y sus dos hijos