lunes, septiembre 01, 2014

¿Y cómo hago yo esta entrada?

Me halló en la difícil tesitura de hacer -y justificar- una reseña de...

Love Live! 2

Hagamos memoria de lo que fue la primera temporada de esta serie, de la cual lo mejor que puedo decir es que era normalita tirando a normalita siendo generoso.

¿Cómo demonios explico haber visto la secuela de eso? La serie original era mala, y las perspectivas para esta claramente no eran mucho mejores. Estaba sobre aviso. De hecho no vi este anime en su temporada... pero luego fui y la vi explicitamente en plan maratón, lo cual es peor aún. ¿Cómo puedo justificarlo? ¿Cómo no puedo avergonzarme de esta reseña? Es complicado, es imposible diría. 
Lo peor de todo es que la serie casi me ha gustado. Es mala, eso no lo negaré durante un párrafo de la reseña, pero al haber dejado de lado la chorrada de salvar la escuela mediante un concurso de idols, la serie se centra más en la amistad y el compañerismo de las chicas protagonistas y es más disfrutable. Es una serie inocua, sin fanservice, con la amistad y el compañerismo como motores, y la melancolía como broche final. Pero es mala, vamos, eso no se puede negar ni por un instante, tiene algunas escenas que dan bastante vergüenza ajena (hay una surreal lucha contra una ventisca que duele en el alma). La animación y el diseño son bonitos, pero las canciones son bastante flojitas y para ellas la serie sigue recurriendo a unas animaciones por ordenador terriblemente mecánicas que parecen muy poco naturales.
Podría intentar justificar la entrada recordando que el concepto de Idol ha estado presente en los animes desde hace mucho, y de hecho cuando me reenganché a este vicio la primera serie que vi ya tenía un arco argumental basado en ellas (ver reseña de GTO). Podría defenderme diciendo que en el fondo, la culpa es de Kentaro Miura, que en su día me motivó a ver la serie de Idolm@ster, y luego podría justificarme al recordar la sorpresa que esta supuso (ver reseña). Pero nada de eso lo justifica y las excusas son de cobardes.
El motivo de ver esta serie ha sido el comenzar a jugar al juego de navegador... y no se si esto justifica el visionado de la serie o si por el contrario me deja aún peor por haber comenzado a jugar al juegecillo de marras.
El juego es el clásico juego musical en el que te van apareciendo notas y tienes que tocarlas en un momento concreto. Las notas avanzan hacia una de las 9 miembros de nuestro grupo y has de pulsar a esta cuando la nota esté sobre ella, cada miembro del grupo tiene su nivel y unos pocos atributos que hacen que puntuemos de una u otra forma (así como otorgarnos ocasionalmente algún plus como puntuación extra o recuperar puntos de vida). Al finalizar la canción se nos recompensara con experiencia y cartas de personajes (que pueden ser nuevos personajes que utilizaremos o, en la mayoría de las ocasiones, sacrificios que haremos para subir la experiencia de otras cartas). Las cartas son el gran aliciente del juego, pues a las 9 protagonistas y sus distintas versiones, se añaden tropocientas idols "de saldo" más que elevan la cantidad de cartas por encima de las dos centenas y que le dan al juego el componente de coleccionismo que es lo que engancha.
El juego es gratuito siempre que uno sea uno de esos enfermo de Sankaku que celebra los cumpleaños de personajes de anime distintos de Boa Hancock como si fueran personajes reales, en cuyo caso el juego ofrece gemas para comprar (el juego se "recarga" sólo, pero a un ritmo relativamente lento). La compañía lanza frecuentemente eventos y concursillos con cartas especiales, y a las canciones del modo historia se le suman canciones diarias distintas.
Me da vergüenza admitirlo, pero el jueguecillo, sin ser nada del otro mundo me ha enganchado. Es un juego musical sencillito pero efectivo, y por alguna razón que todavía no se muy bien cual es, entre el anime y el juego se le acaba cogiendo cariño a los personajes. Y para lo que cuesta el juego...

8 comentarios:

erGuiri dijo...

Yo veo "Hanayamata" conque te perdono xD. Quien esté libre de Moe que tire la primera reseña.

Joel dijo...

Pues si es mala, pero yo la vi simplemente por Nico que sigue siendo mi personaje favorito lo que fue similar a la experiencia viendo la primera temporada. Realmente casi nadie ve estos animes porque le interese el tema idol, Idolm@aster no brillaba por tratar este tema adecuadamente, sino por ser un slice of life muy bueno.
Asi pues no intentar pensar mucho en ello.

Setzer dijo...

Venga, no me seas tsundere, si sabes que al final te gustó y todo, que le pusiste un 7 en MAL xD

Un pequeño apunte, no es un juego de navegador, sino que es de Android/iOS.

En fin, se empieza por el anime, se sigue enganchandose al jueguecillo y lo proximo?
https://www.youtube.com/watch?v=LKoeaqCceYQ

eter dijo...

erGuiri, que sería de la vida sin los placeres culpables.

Joel, sí, la relación entre las chicas es mucho más simpática y bonita en esta temporada, sobre todo al final cuando comienzan a reflexionar sobre su amistad y todo eso.
Evidentemente la reseña esta en modo coña, la serie es mala... pero no tanto. Esta entretenida de ver, aunque no deja de parecerme curioso lo flojito que es el apartado musical.

Setzer, joder, tendré que revisar mi nota en MAL XD.
Navegadores.. Android... iOS... la misma mierda XD.
El video ese da bastante vergüenza ajena. La canción... bueno, puede ser cosa de gustos, pero la actuación es bastante pobre a todos los niveles ¿cómo demonios se pueden congregar en serio 20000 japoneses para hacer el tonto con los palitos de luz esos?

Joseph dijo...

No me van las series de idols...

No me gustaban los diseños a priori (mi subconsciente sabrá por que, yo no al menos)...

No me gustan esos fandom que se esfuerzan en yurizar a todo el elenco solo por tonterías (excepto el glorioso caso de Touhou)...

No me suele gustar este estilo en la mitad de las veces... Pero al final uno acaba cayendo en el juego por mera curiosidad (culpa de ello la tiene la pelirroja de Maki en parte).
Después de mucho spam -del propio juego y algún que otro bonito fanart- todo empieza con un "¿Por qué no? Me gustan los juegos de música y encima es gratis", pero luego uno acaba enganchado y en cierta manera después de matarte para conseguir a las tías importantes pasando por canciones buenas y malas... Se les coge algo de cariño y diciendo "pues oye, son bonitos los diseños y todo". Uno acaba planteándose si después de esto igual acaba siendo agradable el propio anime, que ahí está descargado, aunque no voy a negar que igual lo que quiero es ver a Maki animada.

eter dijo...

Basicamente... lo que dices, comienzas a jugarlo sin saber muy bien porque... pero no deja de ser un juego musical y estos suelen enganchar. Y poco a poco se le va cogiendo cariño a los personajes... incluso a los que no son Maki, que, eso si, sigue siendo la mejor XD

dani kurosaki dijo...

No me esperaba que jugaras a esto, he entrado a leer alguna de tus reseñas y me ha sorprendido bastante xD

Si tienes algún espacio libre en el juego, mándame una petición de amistad, llevo como un mes jugando (desde qué conseguí un móvil en condiciones) y tengo un vicio impresionante xD

ID: 855984880

eter dijo...

Enviada la solitud.

Ahora a por la SR de Rin XD