sábado, noviembre 29, 2008

Krauser II ha salido del infierno para violarte y matarte... y el orden no le importa

Detroit Metal City

Como "Beck" o "Nodame Cantabile", DMC es un manga -aunque lo que se valora en esta entrada es su adaptación al anime- basado en el pequeño universo que siempre supone la música. En esta ocasión, el heavy-metal. Evidentemente sólo con el título ya encontramos un tributo a Kiss, y el autor del manga se inspira en este mítico grupo para disfrazar a los protagonistas como demonios y convertirlos en una banda de Death-Metal (aunque a mi me parece más "black").
Pero si Beck y Nodame eran series dramáticas y terriblemente respetuosas para su arte, DMC no lo es, y es una suerte porque la serie es gloriosa. DCM es simple y llanamente una parodia hiperbólica del mundo de heavy-metal en el que el protagonista no es otra cosa que un piltrafilla cuya música favorita es el pop sueco y que desea llevar una vida "moderna" pero que se ve obligado a convertirse en el líder de una banda de metal y fingir ser un demonio para así satisfacer a sus increiblemente crédulos seguidores. Así, nuestro "heroe" intentará abandonar constantemente el perfido camino del heavy-metal para dedicarse al pop cutre y poder conquistar a la chica que ama, pero al mismo tiempo tendrá que lidiar con una productora que es incapaz de decir una frase sin incluir "coño", "joder" o "chorrear" y enfrentarse a raperos, punkies o todo tipo de enemigos músicales. Y cada uno de estos enfrentamientos siempre se resolverá de una forma cómica que, dada la sobervia estupidez de sus seguidores, aumentará aún más la leyenda del grupo y su satanismo.
La animación de la serie no es excepcionalmente buena y, sobre todo, sus diseños son bastante malos y en ocasiones es difícil es distingir a los personajes. La música, un elemento terriblemente importante en un anime de estas características, esta muy bien conseguida. Temás que si bien no son ninguna maravilla si suenan a metal por los cuatro costados y que son sencillamente divertidos por lo absurdo de sus letras. Es una serie de bajo presupuesto pero creo que aún así han conseguido un resultado bastante resultón.
La serie tiene un defecto en su ritmo. Son una docena de episodios de otros tantos minutos y si bien la gran cantidad de situaciones y personajes que lo componen le dan un ritmo y una variedad expectaculares y la convierten en la gran comedia que es, tambien es cierto que da la sensación de que todas las historias se cuentan demasiado rápido y que hay secundarios que podrían dar más juego del que finalmente dan. Pero es un detalle menor. DMC es una comedia disparatada, paródica y sencillamente muy divertida. Uno de los animes más recomendables que he visto ultimamente.

13 comentarios:

Kururin dijo...

Tengo el tomo 1, y pese a que algunos golpes de humor me parecen de muy mal gusto (telita la canción de "Satsugai"), me gustó. Es una crítica llena de ironía y sarcasmo a la música japonesa actual y las leyendas urbanas que me parece la mar de inteligente, y la dualidad de personalidades del protagonista es la monda, xD.


Y el anime me llama la atención, más que nada por la curiosidad de como será la BSO. He leído por webs que la animación es como la de un vídeo flash de internet, ¿cierto?


Saludos eter^^

KillBoss dijo...

Yo también sigo el anime y el manga, la serie me encanta xD, de lo mejorcito, en cuanto a la calidad de la animación, no es que sea mala, sino que es exactamente igual que el manga, con los dibujos cutres y todo eso.

Esta serie me a hecho llorar de la risa en ciertas situaciones, que todo sea dicho de paso, pueden herir la sensibilidad de alguna persona xD. Haber si me lo acabo de ver este fin de semana, que como los episodios son tan cortos en un momento me la ventilo.

Salu2.

Carboanion dijo...

Debo ser de las pocas personas que no está epatada con esta serie... Sólo he visto dos capítulos y entre que el dibujo me parece horrible y la animación muy basta, no me llama para nada la atención :S

eter dijo...

kururin, a mi me divierten las letras, los fans y la manager por lo absurdo de su mal gusto. Toda esa gente ¡Krauser matame! o ¡Violame!, es memorable. Y como dices... la forma en la que los mitifican es, por desgracia, realista en algunos aspectos.
La definición de animación como flash es algo exagerada, pero ciertamente le da un aire.

killboss, yo me la he tragado casi de una sentada, es increiblemente ligera y fácil de ver. Un puntazo de serie.

carboanion, todo es cuestión de gustos, como siempre. A mi me parece una serie muy divertida, pero por una extraña simpatía que le cojí, porque evidentemente los gags no son nada del otro mundo y -como dices- la animación y el estilo visual no son precisamente portentosos.

Gustavo Luis dijo...

esta serie me encanta, es de lo mejor de comedia de estas últimas temporadas. La lucha del muchacho con su alterego krauser es fenomenal XD, y las tremendas improvisaciones que se maneja el "sweet baby" XD, para salir de apuros, son fenomenales, todo en base a la casualidad, ironicamente oportuna XD.
Fue un puntazo cuando sin querer toma la apariencia Sid Vicious (SEx Pistols), no pare de reir por una hora XD.

eter dijo...

Es genial comos e apodera de él Krauser y le abandona justo después de hacer algo como escupirle a la novia. Por no hablar de como los fans interpretan cada uno de sus movimientos "uno de los 47 golpes a policias!"

Roy Ramker dijo...

Acabo de empezar a verlo y he de decir que es tremendo, risas garantizadas xD

KillBoss dijo...

Los momentos, para mi, más tronchantes, son la que lía con la policía, cuando también la lía, xD, en la torre, dios, ese momento es tan absurdo, que tuve que para el episodio por la risa que me entro, también el ultimo episodio, es de los mejores y curiosamente es de los primeros en el manga.

Esta claro que a quien le guste el anime, el maga no lo puede dejar escapar, ya que salen muchísimas más historias.

eter dijo...

Roy Ramker, es imposible no partirse el culo cuando el tio se pone a cantarle a la manager su canción favorita. Antológico ese momento.

killboss, los conciertos son antológicos pero -como dices- lo mejor es cuando sale fuera y se dedica a crear leyendas urbanas.
Son cinco tomos y estoy considerando muy seriamente comenzar a hacer esta serie.

knil dijo...

He visto algún capítulo, y está bien, pero no es de esas que me atraigan mucho ^_^

eter dijo...

Yo no puedo hacer otra cosa que continuar recomendándotela. Es de las pocas comedias puras que he visto en estos últimos años, y además se ve en nada de tiempo.

Raistlin dijo...

Grande Krauser xD

Muy buena serie, divertida, un poco bestia (también se agradece algo así de vez en cuando) y sobre todo surrealista.

Pues eso, que coincido contigo.

eter dijo...

Pero es una bestialidad paródica de la imbecilidad de los fans, y ciertamente se agradece con los fanatismos desmesurados que hay hoy en en día. Los fans y los manager son tan exageradamente arquetípicos como "capullo" es su verdadera personalidad.