miércoles, julio 29, 2015

Cerradura oxidada

Nisekoi:

La primera temporada de esta serie no era nada del otro mundo, el enésimo harem del mundillo donde lo más destacable era casi cierto sentido del pudor en estos oscuros tiempos de sutilezas poco sutiles. No inventaba nada y estaba llena de tópicos, pero -con muchos altibajos- más o menos podía funcionar.


Esta segunda temporada ya no hay por desgracia por donde cogerla. Una serie de estas en un principio vive de presentar más y más personajes, pero hay un momento en el que ese número es demasiado grande y donde no queda otro remedio que avanzar con la trama. Por desgracia Nisekoi no avanza nada en esta segunda temporada. La estructura es tan sencilla como anodina, un episodio de una chica, otro de otra. Naturalmente la moraleja de cada episodio es que la chica de turno acaba por estar más enamorada del prota porque este, con toda naturalidad y sin buscar nada a cambio, ha hecho algo que le ha tocado la fibra sensible... pero por supuesto la chica no se declarara y el chico no se enterara de nada. Este esquema es muy peligroso, porque depende mucho de como funcione la comedia. Y en esta segunda temporada de la serie, la comedia no termina de funcionar. Hay algunos capítulos simpáticos como esa OVA de Magical Girls introducida sin miramientos en la serie , o aquellos en los que entra Haru que -por novedad- es un personaje muy simpático. Pero hay demasiados capítulos con una comedia muy manida donde se ve demasiado lo que pretende la serie, los capítulos de Onodera y Chitoge son predecibles hasta decir basta, los de Tachibana tristes porque sabes que cualquier avance no servirá para nada, y diría que sólo los de Tsugumi consiguen mantener el tipo a base de tirar de un personaje cuyos tópicos se enfocan descaradamente hacia la comedia.

No recomendaré esta segunda temporada, ni siquiera a aquellos que disfrutaron con la primera. Se notan los defectos de un manga que se niega a avanzar, y se nota que la mayoría de los capítulos son de relleno, siendo muchos de ellos intercambiables y también intrascendentes. La animación de Shaft no deja de ser curiosa en una serie de este tipo, pero ya vista la novedad en la primera temporada los gastados recursos visuales de Akiyuki y su gente tampoco suman demasiado al total de la serie.

La serie sigue teniendo su gracia y algunos momentos y personajes son entretenidos, pero en líneas generales esta segunda temporada transmite una sensación gigantesca de rutina y monotonía, y cuando la serie sale de esa dinámica es para caer en un romance demasiado pasteloso.

lunes, julio 27, 2015

Falconia Pro 338

En el capítulo de este año de Falconia Pro...

Rickett-chan rechaza la oferta de Griffith-kantoku de unirse a la nueva unidad de Idols del Halcón
Rickett se encuentra con Luca-oneesama la puta la Idol gravure que le confirma que con sus habilidades para manejar maquinaria pesada y fluidos tiene una gran porvenir en el mundo de las Idols profesionales y que hay veces que una tiene que tragar con lo que sea de quien sea.
Sin embargo Rickett añora tiempos de grupos de Idols más civilizados, antes de la oscuridad del Imperio
Entonces es atacada por las más terribles unidades moe del Broducer
Pero es salvada en el último momento por las Idols que siempre había considerado sus enemigas

sábado, julio 25, 2015

El más puro videojuego

MOMENTO MÍTICO 53 - Tetris

Van bajando piezas compuestas por cuatro bloques, se van acumulando en la base de la pantalla a no ser que consigamos que encajarlas para que formen líneas, en cuyo caso esta desaparece. Cada vez las piezas caen más rápido y si llegan arriba se acaba la partida.

No hay más. Y algo tan sencillo es, creo, el ejemplo más puro y duro de lo que es un videojuego. Pon Doom a alguién y se quejará del gore, ponle Tomb Raider y se quejará del sexismo, ponle Mario y se quejará del infantilismo, ponle un Dragon Quest y se quejará del frikismo, ponle Resident Evil y se quejará de la excesiva cinematografía, ponle Brain Training y se quejará de que es una revista, pone mil y un juegos a cualquiera que no quiera jugar y le podrá poner todas las pegas que quiera. Ponle Tetris y no encontrará ninguna.

Con algunos puzles la jugabilidad no es tan intuitiva, es como esos juegos de mesa o pasatiempos que necesitas que te expliquen como funcionan. No son redondos. No son perfectos. El Tetris no, como el cubo de Rubik, no necesita explicación. Ver 10 segundos del juego te sobra para saber como funciona y saber que has de hacer. Y como la idea es tan sencilla, uno juega, porque se niega a creer que su cerebro no sea capaz de resolver algo tan aparentemente fácil. Es un puzle y se comercializa, así que ha de haber algo de desafía, pero parece tan sencillo que uno no quiere pensar que no puede resolvero, porque uno es listo, porque uno piensa y piensa rápido, y algo tan sencillo está al alcance de todos. Porque uno piensa que que este jugando con geometría y estadísticas, no piensa en matemáticas, sencillamente piensa en agilidad mental y en que negarse a enfrentarse a los tetrimonios sería una cobardía mental vergonzosa.
Y cuando uno fracasa, piensa que lo ha hecho por un despiste o por un momento en el que sus manos no han hecho lo que su cerebro prentendía, y por eso vuelve a jugar. Y por eso este juego es el sinónimo más puro y duro de videojuego. Porque muchos amamos a Super Mario y a Zelda, y muchos otros pueden amar GTA y Call of Duty, pero somos todos miembros de una especie de videojugadores. Pero cualquiera, aunque no sepa en su vida lo que significan las siglas de JRPG o FPS disfrutara de un Tetris, como también lo hará -creo que en algo de menor medida- de un Pac-man, un Centipede o un Arkanoid.
Visualmente el juego no tiene nada, pero no necesita más, porque no es necesaria una gran resolución para mostrar un cuadrado. E incluso su música minimalista es un acierto, sencilla y cuadrículada al principio, desquiciante cuando gana velocidad. El control es simple, pero sobra para lo que hay que hacer. Tecnicamente el juego apenas tiene nada, pero es un juego tan efectivo hoy como lo era hace 30 años... y como me aventuro que lo será dentro de otros 30 años, cuando lso grandes juegos de estos años estén más que olvidados. 
Por eso me parecen tristemente divertidas esas ocasiones en las que se desprestigían muchos juegos con la etiqueta de "casual"... cuando estos posiblemente no sean los mejores juegos, pero con toda seguridad son los más "puros".


El siguiente momento mítico... por el poder de Luna... nos castigará

miércoles, julio 22, 2015

Unlimited thighs works

Fate Stay Night: Unlimited Blade Works

No comenzaré de nuevo explicando lo que es la franquicia Fate Stay Night, lo he hecho ya tantas veces que ya hasta tiene una etiqueta del blog. Unlimited Blade Works es la adaptación de la segunda ruta del juego principal, la ruta que reflexiona sobre el concepto de héroe, sobre el bien y sus sacrificios mediante el conflicto entre Emiya y Archer.... aunque todo ello no deja de ser un complemento al verdadero tema de la ruta: las caderas de Toshaka. 
Pensaba escribir más o menos una reseña típica, pero conforme escribía el primer párrafo se me ha ocurrido otra idea... y esa es comparar esta serie con el resto de integrantes de la franquicia que más o menos conozco...

DUELO XV
Unlimited Blade Works vs Fate Stay Night (2006)

Unlimited Blade Works gana este duelo sin problemas. Esta nueva adaptación es muy superior, y mucho más recomendable que la original.
La denostada serie del 2006 no me parece tan mala como internet hace creer. Es mejorable, desde luego, pero me parece un esfuerzo bastante digno que consigue aunar en cierta forma las tres rutas principales del juego. Hace 10 años las cosas se hacían de una forma distinta, y no dejaba de ser normal que la adaptación se centrarse en la heroína principal y metiera cositas del resto de rutas. Así mismo tampoco tenemos a los siete sirvientes dando guerra ni la obligación de que sea el grupo protagonista el que acabe con todos ellos, reduciéndose el listado de enemigos a Gilgamesh y a una Caster que monopolizará la trama durante más de un tercio del metraje. Un fallo evidente de la serie original era que parecía que nada avanzaba en la trama si los protagonistas no estaban involucrados, eso en esta serie queda solucionado.
Captain obvius Strikes Back
En líneas generales tenemos una adaptación bastante fiel de la ruta original, y si bien la serie no puede -ni quiere- quitad de en medio a Saber, vemos por ejemplo que el rol de Sakura queda reducido prácticamente a la nada, como también pasa en cierta manera con Illya. Se ha potenciado todo lo relacionado con Rin y Archer, y habida cuenta de que son los protagonistas argumentales y formales de la serie no me parece mal.
Sobra decir que, con diez años de diferencia, y unos niveles de producción más elevados, la calidad visual de esta nueva serie es mucho más elevada. Tecnicamente la serie es una gozada, con una gran música y unos combates absolutamente memorables.

DUELO XVI
Unlimited Blade Works vs Fate Zero

En la que presupongo que será la elección más polémica de esta entrada, gana Unlimited Blade Works. La razón, la simple carencia de ambiciones.
Unlimited Blade Works es la continuación estilística de la adaptación de la novela-precuela del juego original. Visualmente son parecidas y ambas nos muestran auténticas salvajadas de duelos entre los que nos sabría cual elegir. Zero tiene grandísimos enfrentamientos, algunos de dimensiones colosales, pero Blade Works también tiene batallas increíbles. Curiosamente ambas series brillan más cuando los grandísimos Lancers están de por medio, con unos combates frenéticos y locos de distancias cortas. Y Curiosamente ambas series decepcionan algo en su recta final, con combates que saben a poco, o que directamente no se resuelven bien con Berserker (especialmente Zero).
Lancer: la clase que roba todas las series de Ufotable
La música en Zero es tan buena o más como la de Unlimited Blade Works, y los personajes se notan más trabajados y realistas, a la par que consigue desarrollar un mayor número de ellos. ¿Por qué considero mejor entonces a Blade Works? Porque es más ligera. Naturalmente al final también se le va la cabeza con las tonterias del grial y la filosofía y metafísica barata, pero no tanto como ocurría en la serie que partía de la novela de Urobuchi. Algo parecido pasa con el duelo Archer-Shirou; Shirou es pesado como él solo, es un héroe cansino y repetitivo francamente mejorable, pero aún así me parece mejor que su padre y Kotomine, con sus interminables retóricas pedantes y pretenciosas extraidas de una narrativa claramente literaria. En Zero se notaba demasiado de que personajes estaba enamorado el guión.

DUELO XVII
Unlimited Blade Works vs Kara no Kyōkai

Aquí gana Unlimited Blade Works, siempre que por Gardens of the Sinners no nos refiramos a la impecable canción de Gamma Ray.
Los Gamma del PowerPlant hace falta anime de muchos kilates para resistir la comparación 

Si pensamos en Shiki Ryogi, las espadas de Archer ganan a la navaja de la chica de la cazadora. La razón es la argumentada contra Zero, pero mucho más claramente. Kara es pretenciosa hasta decir basta, y quizás en la novela original las largas explicaciones queden mucho mejor, pero en la adaptación muestra algunas de las peores señas de identidad de la franquicia, con una ambición y autoconvecimiento sólo comparables a su grado enrevesamiento.
Aquella colección de películas era espectacular, pero sigo pensando que pecaban de simbolismo y de drama en exceso y que cuando mejor funcionaban era cuando se relajaban y tiraban de clichés y de simple y llano divertimento.

DUELO XVIII
Unlimited Blade Works vs Fate Stay Night (videojuego)

Vuelve a ganar Blade Works.
Este trabajo de Ufotable es una adaptación bastante decente. El rol de Illya y Berserk decepciona en la segunda temporada, y los añadidos de Caster creo que restan más de lo que suman. Pero en general la adaptación se muestra tremendamente respetuosa con el material original y consigue transmitir las idea principal de la trama argumental, así como consigue que nos enamoremos de Toshaka, nos sorprendan los giros argumentales o vibremos con los grandísimos combates. Se copían las líneas adecuadas, la animación esta más que a la altura y la música añade el plus definitivo. 
¡Y esta vez sin dragones! ... bueno... casi...
Y bueno, igual que meten cosas, también quitan cosas. Y por cosas me refiero claramente a esas escenas que tenían por banda sonora una especie de goteo y que daban bastante vergüenza ajena. En esta ruta sólo había una, pero se sentía pegote como pocas. 
Naturalmente apena que se pierda mucha comedia de Taiga, y quizás Sakura y otros personajes podrían haber aparecido un poco más porque los primeros días pasan muy rápido y la comedia sencilla de instituto llena de topicazos de la franquicia es muy entretenida. Pero creo que es obvio que había que recortar miles de líneas de la novela original y que las tijeras iban a caer sobre la parte más ligera. Hecho en falta algunas escenas, pero también creo que habida cuenta del formato del anime si no hubieran sido suprimidas habían penalizado demasiado el muy buen ritmo de la serie.

DUELO XIX
Unlimited Blade Works vs Illya

Gana Unlimited Blade Works... pero por menos de lo que cabría esperar. Las peleas de Illya son peores, pero teniendo en cuenta los diferentes valores de producción me parece que comparativamente son mejores, sus duelos de sirvientes son francamente espectaculares y batallas como las libradas contra Saber y Kuro son muy buenas. Illya me parece una serie muy infravalorada y su acción es francamente buena.
Pocas meidos para lo que es habitual en Type-Moon...
Pero, naturalmente, Illya es una serie mucho más ligera y enfocada hacia la comedia. La comedia de Illya funciona muy bien aunque sólo sea por saturación, pero su drama se siente forzado y cursi, recurriendo demasiado a los conflictos de magical girls que Nanoha parece haber hecho obligatorios para todo este tipo de series.
Así pues, en acción y drama gana Unlimited, mientras que Illya sólo gana en comedia.
La factura técnica de Illya es bastante buena, pero la diferencia de dineros entre una y otra hace que no tenga sentido la comparación.

DUELO XX
Unlimited Blade Works vs Carnival

Son series muy distintas, pero no hay batalla. Carnival gana de calle. 
Puede ser la mayor chorrada fanservice habida y por haber, y es obvio que no existiría si no existieran las novelas visuales originales porque vive enteramente del carisma de sus protagonistas y de las bromas internas de la franquicia... pero sencillamente es muy entretenida y creo que todos estamos esperando una cuarta temporada.
Y más pronto que tarde acaberé jugando a Ataraxia
Creo que sobra decir que Unlimited Blade Works es mejor serie, es una buena serie con una trama interesante que desarrolla más o menos bien y que sabe meter humor, acción y algo de romance. Y sobra decir que es mejor... porque Carnival ni siquiera es una serie, es una colección de OVAs que ponen una detrás de otra toda una colección de chorradas. Pero es una colección de chorradas que, siendo algunas mejores que otras, son un pequeño disfrute para los fans del universo de Type-Moon.

DUELO XXI
Unlimited Blade Works vs Tsukihime

Tsukihime me sigue pareciendo -diez años después de su primer visionado- una de las mejores series que he visto nunca, quizás sea un anime extremadamente poco "anime", pero aún así me sigue pareciendo una maravilla con uno de los mejores tempos narrativos que he visto en una serie, así como un uso sobrio de los colores y el silencio que esta mucho más cerca del lenguaje cinematográfico clásico que de la espectacularidad 100% nipona de Unlimited Blade Words.
Al menos en mi estantería hay una prueba de que
este anime si existe.
Esta última adaptación de Fate Stay es una gran serie, pero Tsukihime vive en una liga completamente distinta y no puedo siquiera pensar en compararlas.

lunes, julio 20, 2015

Summer of '84

Bryan Adams - Reckless

Bryan Adams no es uno de mis autores favoritos, es uno de esos músicos a los que la televisión no les sentó bien porque los hizo demasiado comerciales y tuvieron que adaptarse a lo que el mercado quería de ellos. Pero el canadiense tiene una grandísima voz, y aunque este "Reckless" pueda parecer algo fuera de mi ámbito normal de reseñas musicales, alberga seguramente los mayores clásicos de este autor y creo sinceramente que es uno de los mejores exponentes de lo que el rock ligero podía dar en los 80. 
Son en su mayoría canciones sobre el amor que no quieren arreglar el mundo, pero suelen ser todas ellas muy pegadizas, con unos acordes sencillos pero contudentes, con unos estribillos muy coreables en estadios y un uso inteligente de los coros. Batería y bajo llevan el ritmo sin demasiado protagonismo y la guitarra suele explotar tras el segundo estribillo con algunos solos simples pero elegantes que permiten descansar la voz de Adams. "One nigth love affair" abre el disco con esa estructura, y "She´s only happy when she´s dancing" la continua uniendo palmas y coros como complementos. "Run to you" es un tema claramente hecho para ser radiado, melódico y pegadizo, con la clásica estructura de un single. Tras unos temas claramente rockeros el disco pasa a una balada memorable como "Heaven", un tema precioso cuya mayor pega es que probablemente sea uno de esos temas que esclavizan mucho a su autor. La guitarra comienza  "Somebody", el tema me parece poco más que su riff principal y un inteligente uso de los tempos, pero sirve como para recuperar el ritmo algo del disco y es un buen intermedio entre la balada anterior y esa joya melódica llamada "Summer of '69". Pasadas la parte más elaborada del disco, "Kids wanna rock" es una de esas clásicas canciones que todos los grupos tienen en sus primeros -y últimos- discos, con mucha guitarra y coros, donde lo importante parece ser reafirmarse como rockeros ellos y su audiencia... no es un gran tema, pero los he visto peores. 
"It´s only love", "Long Gone" y "Ain´t gonna cry" son un poco "cara B", y aunque siguen la tónica del disco presentan interesantes diferencias. La primera es la más interesante, con un estilo algo blues y con una presencia mucho mayor de lo habitual de la guitarra, pareciendo un tema instrumental algo alargado para ser más comercial. La segunda es algo descarnada, con un esquema muy simple muy heredado del rock urbano de Springsteen. Y el tema que cierra el disco es bastante agresivo, con más guitarra y más bajo de lo que habíamos escuchado en el resto de canciones del disco.
No es mi estilo de música favorita, pero este "Reckless" es, ante todo e independientemente de su género, un muy buen disco. Muy recomendable. 

viernes, julio 17, 2015

Lo hizo un mago

One Piece 794 - La aventura de Sabo

Lo de la amnesia es una chapuza, eso es innegable, es un "lo hizo un mago" como una casa, pero sinceramente no se me ocurre nada mejor o que no quedara forzado de alguna forma, así que no me puedo quejar demasiado. Desde luego no es el recurso más elegante narrativamente hablando, pero funciona, y Oda consigue que sea bastante emotivo con ese momento en el que Sabo recuerda poco a poco a sus hermanos ante la noticia de la muerte de Ace y pierde la consciencia.
A lo forzado del recurso de la amnesia se suma lo sencillamente forzado que parece el capítulo. Dejando a un lado que el propio Zoro parece reírse de lo mucho que recuerda Sabo a Ace (y el lector siente que esto se puede extender a Arabasta con Doflamingo en lugar de Cocodrilo y Fujitora en lugar de Smoker), algo que no dudo que no es casual y que esta preparando el terreno para mostrar que la banda no fallará cuando vuelva a encontrarse en crisis y que no perderán a nadie más, el capítulo se siente forzado, como si no tuviera un lugar claro dentro del orden de estos últimos capítulos. No desentona demasiado, pero tampoco parece la evolución lógica de los últimos acontecimientos. Oda tenía que explicar un poco lo de Sabo y no parece haber encontrado mejor solución que esta, donde no deja de parecer un pegote bastante considerable... algo que no soluciona volviendo a traer el recuerdo del CP0, que resulta poco creíble que sea capaz de hacer huir a Sabo cuando Doflamingo hacía con ellos lo que quería. Esto me parece más chapucero que la amnesia, y se me hace increiblemente torpe para un Oda que suele hilar mucho más estas escenas. Naturalmente tendremos algo sobre la sucesión de Dressrosa, así como una despedida de los gladiadores con alguna escena para Cavendish o Bartolomeo y su maleta... pero el como Oda parece haberse olvidado de Fujitora y el arresto de Doflamingo se me hace extraño, así como que ni se haya mencionado la previsible llamada con Den Den Mushi con la que se habrían solventado las dudas sobre el estado del Sunny y su tripulación.
En la encuesta de vaqueros... ¿quién me iba a decir que acabaría escogiendo a Vivi?
Y lo más curioso es que, junto a esta narrativa tan burda vemos los clásicos detallitos inmensos de Oda como ese gran momento en el que Dragon admite de una forma tan surreal que tiene un hijo (siempre ha parecido un personaje extremadamente serio, pero conforme conocemos más a este personaje vemos como ocasionalmente no puede escapar a los genes de estupidez de su familia). Esos cuervos al final que no pueden ser casuales o ese momento sorprendentemente no gore de Franky arreglándose el ojo.
Y otro detalle muy curioso es la presencia de Bellamy en el grupo. Se une un poco a lo principio. No queda explicado porque el grupo esté en la mansión de Kyros, no tiene sentido que se oculten allí porque el propio Riku quería salvar a todos los héroes de la batalla en su palacio... y no hay nadie más heroico que los allí presentes, e incluso aunque pensásemos que Luffy y Law tienen precio puesto a sus cabezas... ¿por qué Kyros huiría? Probablemente el gladiador tenga un arranque de "emo", pero no deja de ser alguién a quien toda Dressrosa adora y el hombre que más ha luchado contra Doflamingo. Es algo forzado que este con la banda... como es curioso que no estén con ella ni Kin´en´mon ni Kanjuro, que no son piratas y no tienen precio puesto a su cabeza, pero que no teoricamente no conocen a nadie de la isla más allá de la amistad de 5 minutos que hayan podido trabar con Riku o la indecente Violet (eso ignorando que Momonosuke se encuentra en el Sunny).
Aunque no sea algo que a priori me parezca imprescindible, defiendo la candidatura de Bellamy como miembro de la banda. Me ha gustado mucho su conversión desde el villano mezquino de Mock Town al héroe triste pero orgulloso de esta saga, no descuadraría la escala de poderes de la banda y además no dejaría de haber pasado también ese salto temporal que a día de hoy me parece el mayor inconveniente para cualquier nuevo miembro de la banda.

miércoles, julio 15, 2015

It´s not Potus

Veep (4ª temporada)

Cuarta temporada de la comedia política por excelencia de nuestros días (aunque tengo que recordar aquí lo fan que soy de Alpha House (ver reseña)). Cuarta temporada también de la serie con la que Elaine consiguió sobreponerse a la mítica Seinfeld gracias al rol de la vicepresidenta Selina Meyer. 
Tras el sorprendente giro de acontecimientos del final de la tercera temporada, la Veep ya no era Veep, si no Potus. Así pues, tenemos a Selina y su entrañable equipo de ineptos al mando de la nación más poderosa del planeta mientras al mismo tiempo se preparan para una batalla electoral que ocupa el final de la temporada. 
La cuarta temporada no desmerece a sus predecesoras. Es algo irregular, porque tiene un principio algo flojo, pero lo compensa con unos últimos capítulos muy divertidos que se pueden contar entre los más divertidos de la serie.
Naturalmente los peores insultos imaginables siguen estando presentes en la serie, con algunas expresiones absurdamente rebuscadas y groseras que suenan extrañamente naturales en la serie. El humor es algo más serio, más negro y con más mala idea, pero se han reducido las meteduras de pata que en ocasiones eran excesivamente torpes de pasadas temporadas; creo que la serie sale ganando así pues había ocasiones en las que se hacía demasiado difícil creer que semejantes inútiles fueran capaces de mantener unos puestos de trabajo de tanta importancia. El ritmo frenético de la serie continua ahí, aunque aquí -como ya pasaba en algunos momentos de las anteriores temporadas- la serie encuentra algunos problemas. No llegamos a tener ningún personaje fuera de lugar y metido a presión en la trama como sucedía con Jonah en la tercera temporada, pero la serie sigue añadiendo más y más personajes a su extenso casting, y sencillamente hay momentos en los que los 20 minutos de cada episodio no dan para todos ellos, en especial cuando hay algunos con tramas relativamente independientes del resto. Hay más y más personajes, e incluso tenemos un refuerzo tan importante como Hugh Laurie, al que obviamente la serie dedica muchos minutos, todo ello ocasiona que en sus primeros episodios la serie tarde algo en encontrar su ritmo (curiosamente, Laurie no está en ese primer tercio de la temporada, algo irregular, y cuando entra en la serie consigue encajar desde el minuto 1).
Veep sigue siendo Veep y esta cuarta temporada sobrevive con nota al ampliar su reparto y al hecho que la vicepresidenta ya no ostente tal cargo. Esta serie es muy desconocida en España, pero me sigue pareciendo absoluta y saludablemente recomendable.