domingo, enero 26, 2020

Un capítulo de One Piece extrañamente malo

One Piece 969 - El señor idiota

Capítulo extraño, porque básicamente me parece flojo o decepcionante en todos sus aspectos. Los flashback son complicados, y se han ido complicando conforme avanzaban los años, y en este flashback Oda tenía que contar 20 cosas, y cada una de ellas se ubicaba en un año distinto, y eso hace el ritmo raro. Creo que la parte de Roger y Barbablanca quedó bien, porque seguramente Oda los esbozó hace ya más de una década y los ha ido puliendo a lo largo de los años, pero toda la parte de Wano parece mucho más forzada, con partes que parecen extrañamente largas y otras atropelladas. En este capítulo tengo la sensación de que Oda quería regresar a Wano, y cuando lo ha hecho se ha dado cuenta de que lo ha hecho demasiado pronto y tenía que hacer tiempo... y así en el capítulo anterior teníamos un final bastante potente... que se queda en nada, para luego prácticamente repetirse al final del capítulo*. 
El final del capítulo es el mismo que el de capítulo anterior con la ligera diferencia de añadir a los nueve vainas para conseguir un plano absolutamente épico y terriblemente japonés con el sol naciente de por medio. Artisticamente los planos finales son preciosos, pero narrativamente hablando verdaderamente todo no deja de ser redundante con respecto al capítulo anterior. Y en medio hemos tenido varios años en los que Oden se ha dedicado a hacer el idiota y que incluso diría que contradicen lo que se nos había dicho previamente de este periodo, pues no se había dado a entender en ningún momento que Orochi había sido shogun durante varios años con Oden en la isla. Entendemos que el samurai ha sido chantajeado, y que esta forma de humillarse no deja de ser un sacrificio por su país, y creo que es obvio que veremos pronto a cambio de que accedió Oden y Orochi nos parecerá entonces más aborrecible todavía... pero de momento no puedo evitar pensar que el capítulo es raro y bastante endeble en su composición. Es un capítulo puente y ganará con el siguiente, pero individualmente me parece un capítulo raro en el que apenas pasa nada, un capítulo que dilata un par de escenas mucho y que luego resuelve por compromiso con una viñeta la batalla de Kaidoh contra Moria. 
Y para colmo tenemos el momento de la "Bari Bari". Esta escena no solo es tramposa con respecto al final anterior, si no también tramposa con el propio nivel de poder que se le presuponía a Oden. La Bari Bari es una fruta muy poderosa, eso es indudable... pero no creo que nadie dude que si en Dressrosa el bueno de Bartolomeo se hubiera enfrentado a Fujitora habría perdido, así como tampoco habría podido detener la Jaula de Pajaros hasta el final. La fruta, se entiende, tiene limitaciones de área (y seguramente hasta de fuerza y/o haki). Pero, dejando a un lado que no creo que nadie crea que Big Mom no podría reventar esas barreras con fuerza bruta por mucho que se dijera que el puñetazo de Elizabello era equivalente al de un Emperador, está el tema del haki, y no hablo del haki de puños negros, hablo de ese que es casi como un fluido y que se supone que es para atravesar pieles indestructibles como las de Big Mom o las escamas de Kaidoh, ese haki que Roger y Barbablanca tenían, ese haki que Rayleigh le mostró a Luffy y que luego Hyogoro le ayudó a controlar... el mismo Hyogoro al que se supone que Oden ha conocido toda su vida... un Oden que se supone que es un monstruo al que Roger y Barbablanca tenían en tan alta estima. Se me hace muy dificil creer que, tal y como nos han puesto a Oden, este no controle este tipo de haki con el que supongo no tendría problemas en superar este tipo de barreras.

* Un crimen narrativo que Oda por ejemplo ya cometió hace nada con un par de capítulos que finalizaban con Roger diciendo que iba a por Oden.

jueves, enero 23, 2020

Se mira pero no se juega

Luigi´s Mansion 3

No soy un fan de la saga Luigi´s Mansion. El primero en su día no pasaba de ser una aventura corta y simpática que sobretodo entraba bien porque era uno de los primeros juegos de GameCube. El segundo es un mejor juego (ver reseña), pero tampoco me pareció un juego especialmente destacable. Mis opiniones se mantienen con este tercer juego, que es más o menos lo mismo que el segundo, pero con mejores gráficos.

La historia es muy sencilla, a Luigi y cía los engañan y al final acaban todos convertidos en cuadros menos él. Así, el hermano menor de los Mario ha de recorrer un hotel con plantas disparatadamente temáticas armado con una aspiradora para aspirar a todos los fantasmas que se encuentre a su paso. Cada habitación, ya sea para acabar con los enemigos o para conseguir gemas ocultas, es más o menos como un pequeño puzle.
Y no hay nada más. Es un juego bonito, absurdamente bonito, hay mil y un situaciones que parodían decenas de películas de terror clásicas -siempre desde un punto de vista marcadamente cómico- y para cada una de ellas parece que los desarrolladores se hayan trabajado animaciones específicas, así como para cada habitación el mobiliario parece distinto y muy trabajado. Visualmente el juego es una maravilla con un diseño precioso, encantador y muy imaginativo que dara lugar a escenas muy buenas.
Pero el juego tiene poco más. En si los puzles suelen ser bastante sencillos y los enemigos practicamente están porque tienen que estar (no son complicados y hay muy pocos tipos de ellos). Alguna gema o algún puzle puede ser muy ingenioso y resultan muy satisfactorios y divertidos de resolver, y el diseño de los jefes es antológico, pero en general no me parece un juego que invite mucho a ser rejugado tras superar las 15-20 horas de su historia principal (y particularmente no me han gustado mucho sus modos multijugador cuando los probé con unos amigos), y el principal problema que le veo aquí es su ritmo.... muy lento, muy pensado para que veamos cada animación y cada chiste, para que nos fascinemos con cada detalle de diseño, y todo esto está muy bien pero cuando queremos volver a alguna planta previa para hacer el clásico backtracking de este tipo de aventuras el ritmo del juego se desploma. Y uno podría pensar que podría saltarse las escenas, pero sencillamente las propias animaciones de Luigi son extremadamente lentas y complejas. Extrañamente dentro de la familia de Nintendo, este juego es muy poco ágil, el juego va más despacio que las manos del jugador, y aquí entra en juego también un control que no puedo definir de otra forma que... raro. Partamos desde el principio de la premisa de que Luigi siempre ha tenido una inercia mayor que la de Mario, es una característica casi intrínseca a él. Perfecto. Pero incluso aceptando eso, nos encontramos ante un control raro con varios botones que hacen lo mismo; la idea es jugar con los gatillos más que con los botones... pero hay acciones que faltan con los gatillos... pero si queremos jugar solo con los botones tendremos problemas con las direcciones... al final hay que jugar con una extraña combinación de botones que -junto con una cámara fija cuya perspectiva no ayuda- aumenta la dificultad de una forma incómoda.
No es un juego que pueda recomendar. Creo que para un niño pocos juegos mejores puede haber, este juego con 10 años tiene que ser increíble tanto para el niño como para un padre que vea a su hijo reaccionar ante el infinito grado de detalle del juego. Pero sigue sin ser una saga que conecte del todo conmigo y cuya compra pueda recomendar. Quizás a 25€ en alguna edición de grandes éxitos podría considerarlo recomendable, pero por 50€ bajo ningún concepto lo recomendaría. Es un juego bonito y muy simpático, pero más divertido de ver que de jugar.

lunes, enero 20, 2020

Hace 5000 años de narrativa

Dr. Stone

Con el autor de la celebrada Eyeshield (ver reseña) al guión, y con el muy conocido Boichi en los pinceles, esta serie apareció hace un par de años junto a "The promised Neverland" como la punta de lanza de una nueva generación de shonnens en la Jump. Las clásicas batallas daban paso a nuevas historias como la de este mundo de piedra donde el protagonista es un científico cuyos medios y objetivos son científicos. 
La premisa era interesante. El anime, por desgracia, no. La idea de una serie que se centre más en hace descubrimientos y en recrear objetos de nuestra vida cotidiana con los medios de la edad de piedra está muy bien. El que la serie no vaya de los clásicos enfrentamientos entre adolescentes si no que los protas tengan que recoger ácido para poder hacer un antibiótico prácticamente de la nada mola. Pero la serie tiene un ritmo desastroso. 

No renuncia a las batallas por publicarse donde se publica; y son malas batallas. Ya se ha anunciado la segunda temporada y parece que estará centrada en una guerra, y es una pésima noticia... una guerra a gran escala entre una civilización más avanzada que otra es ridícula por la obvia ventaja de la primera, como también es ridículo pensar que la ciencia podría ayudar en un primario enfrentamiento uno contra uno. Pero la serie intenta ir por ahí, con los protagonistas enarbolando una idea tan absurda como que hacen falta telecomunicaciones para una batalla tribal.
Pero lo del móvil o lo de la lupa no son los mayores problemas de la serie. Los personajes y sus motivaciones son, mayormente, muy mejorables. El viejo artesano y la niña melón molan, son adorables y carismáticos hasta decir basta por personalidad y por lo particular de sus diseños, pero el resto de los personajes son poco memorables en el mejor de los casos. Senku es un protagonista demasiado molón de una forma absurda y la empatía brilla en él con su ausencia. Kohaku y Chrome no son nada del otro mundo, son compañeros de manual más o menos decentes... pero antes hemos tenido al amigo cansino superenergético y a su novia, personajes tan sorprendentemente malos que la serie tuvo que quitarlos de en medio como si se hubiera dado cuenta justo después de presentarlos de lo horribles que eran (la maniobra con esta pareja es tan surreal que la serie es casi digna de verse solo por ello).
A nivel de animación la serie es correcta y, en general, se nota que es una serie en la que se ha invertido dinero. Pero el ritmo es horrible, los episodios suelen centralizarse en algún tipo de avance científico -que no cultural o social- y algunos funcionan, pero otros no tanto y todos suelen estar marcados por alguna trampa narrativa que tiene como objetivo poco sutil ensalzar a su protagonista. 
La serie consigue algunos buenos momentos, y cuando introduce al personaje de Byakuya logra ser bastante emotiva -si dejamos al margen ciertos problemas de endogamia que dejarían en ridículo a la casa de los Austrias- pero en general no me parece una serie recomendable, siendo normalita en sus mejores momentos y bastante mala en sus peores.

viernes, enero 17, 2020

Una clase de biología social

Parásitos

Algunas películas se convierten en fenómenos. Si esas películas son angloparlantes o del país del espectador no tiene porque se identificador de un producto de calidad, puede ser simple marketing. Pero si una película coreana se convierte en un éxito mundial no hay lugar a la duda: es una película especial. Y eso pasa con esta celebrada cinta de Bong Joon Ho.
La película nos presenta a una familia que vive en un sótano como puede, parasitando todo lo que pueden a la sociedad. El azar querrá que su vida se cruce con la de una adinerada familia y comenzará entonces una enrevesada trama de estafas. Decir más sería complicado, no por temor a destripar la película, si no porque creo que esta es una de esas películas que gana mucho si se conoce poco de ella.
La película tiene un ritmo excepcional y la trama se desarrolla modelicamente. Los giros de guión son constantes, pero no forzados, y las sorpresas son siempre lógicas y la película no es nada tramposa, esquivando además la mayoría de los tópicos narrativos en los que siempre parece que va a caer. El desarrollo de los personajes y la historia es bueno, y cada pequeño detalle de la trama está respaldado por un guión plagado de detalles cuya importancia vamos descubriendo poco a poco hasta darnos cuenta de su robustez. El guión es sólido, el desarrollo es dinámico y pasa de fragmentos cómicos a otros con genuina tensión con facilidad y naturalidad. La selección música es acertada y los actores están sencillamente inmensos con unos papeles que distan mucho de ser simples o estereotipados.
La película se plantea en primer lugar como una trama de estafadores con un más que marcado carácter cómico, pero bajo esa premisa vemos una película de confrontación de clases donde pronto vemos que los pobres son tan fraternales como los ricos y que no están exentos de talento, pero la película no cae en la fácil diatriba de criticar a los ricos y ensalzar a los pobres; ambos bandos se presentan como similares en el fondo con sus virtudes y defectos (sólo que es más fácil oler bien si vives en una casa grande y no en orinal). Siendo una comedia en la mayor parte de su metraje, y siendo francamente divertida, la serie no deja de ser un retrato bastante cruel de la polaridad de la sociedad y a lo largo de todo su minutaje siempre transmite una triste sensación de 
aceptación de miseria y la injusticia.
Absolutamente recomendable.

martes, enero 14, 2020

OPDM - 057A - Valoraciones Temporada Anime Otoño 2019

Nueva edición del podcast. El programa 57B abordará la temporada vigente, pero en esta primera mitad @eter_nigromante, @STZtwi y @chusetto repasamos y valoramos lo que finalmente fue la temporada anterior.

Además, completamos el programa comentado en videojuego "The last guardian" de Fumito Ueda y la primera temporada de la serie "The witcher".



Los tiempos del programa son los siguientes:

00:01 - repaso final temporada anime

Hataage! Kemono Michi
Shinchou Yuusha: Kono Yuusha ga Ore Tueee Kuse ni Shinchou Sugiru
Radiant 2nd Season
Ahiru no Sora
-Choyoyu- Choujin Koukousei-tachi wa Isekai demo Yoyuu de Ikinuku you desu!
-Ascendance of a Bookworm-
Honzuki no Gekokujou: Shisho ni Naru Tame ni wa Shudan wo Erandeiraremasen
-OreSuki- Ore wo Suki nano wa Omae dake ka yo
Houkago Saikoro Club
Azur Lane
Chuubyou Gekihatsu Boy
Granblue Fantasy The Animation Season 2
Fate/Grand Order: Zettai Majuu Sensen Babylonia
Null Peta
Mairimashita! Iruma-kun
Aikatsu on Parade!
Keishichou Tokumubu Tokushu Kyouakuhan Taisakushitsu Dainanaka: Tokunana
Actors: Songs Connection
Bokutachi wa Benkyou ga Dekinai!
Kono Oto Tomare! 2nd Season
Watashi, Nouryoku wa Heikinchi de tte Itta yo ne!
Africa no Salaryman (TV)
Gundam Build Divers Re:Rise
Stand My Heroes: Piece of Truth
Babylon
Nanatsu no Taizai: Kamigami no Gekirin
Assassins Pride
Beastars
No Guns Life
Hoshiai no Sora
Boku no Hero Academia 4th Season
Shokugeki no Souma: Shin no Sara
Kabukichou Sherlock
Sword Art Online: Alicization - War of Underworld
Tenka Hyakken: Meiji-kan e Youkoso!
Rifle Is Beautiful
Chihayafuru 3
Psycho-Pass 3
Vinland Saga
Dr. Stone
Fire Force
High Score Girl II
La Espada del Inmortal
Ginga Eiyuu Densetsu: Die Neue These - Seiran 2-3
LEVIUS
Saiki Kusuo no ?-nan: Shidou-hen
Bokutachi wa Benkyou ga Dekinai OVA
Val x Love
Kandagawa Jet Girls
XL Joushi.
Iya na Kao sare nagara Opantsu Misete Moraitai 2
Detective Conan Movie 23: The Fist of Blue Sapphire
One Piece Estampida
El tiempo contigo

02:14 - last guardian
02:26 - witcher

Como siempre, muchas gracias a aquellos que nos escucháis y le daís al like o comentáis y ayudáis a darle visibilidad a este pequeño modesto podcast.

sábado, enero 11, 2020

El concepto de "hijo Stu"

Hace un año aproximadamente me leí la primera parte de la trilogía de la Tierra Quebrada y me encantó (ver reseña); tras una pausa leyendo otras obras decidí que había llegado el momento de continuar conociendo lo que le pasaba a la buena de Essun... por desgracia mi valoración del nudo y el desenlace de esta trilogía no es tan buena como lo fue de su presentación.

El portal de obeliscos

No es, ni mucho menos, un mal libro. Es un buen libro, y es sumamente entretenido. Pero me parece inferior al anterior.
Tiene un ritmo algo extraño, ya que sus dos primeros tercios son muy descriptivos y lentos, y en su tramo final todo se acelera. La obra sufre de ese problema de muchas segundas partes donde, tras una primera novela relativamente autoconclusiva (no es exactamente el caso, pero "La quinta estación" no dejaba de funcionar bien de forma individual) el autor* se ve obligado a expandir forzosamente el mundo creando nuevos conflictos y minimizando en parte los logros del anterior libro. Desde luego no se minimizan las consecuencias del anterior libro, donde a efectos prácticos se desencadenaba el fin del mundo... pero Alabastro si que aparece demasiado en segundo plano permitiendo a la autora esconder tramposamente muchísimos detalles importantes, y luego tenemos algún retorno un poco exagerado como el del Guardián. 
Sin embargo, mi mayor problema aquí sería el de las líneas narrativas. En la primera novela había tres, tramposas, pero tres. Se alternaban entre ellas magníficamente bien y la lectura enganchaba mucho. Aquí hay dos, y no funciona tan bien... porque la parte de Essun es muy buena, pero no tanto la de Nassun, ya que esta es lo que he dado en llamar una "hija Stu". No se si existe algún término ya, pero me he dado cuenta de un problema de muchas sagas largas de ficción que son los hijos... si tenemos un héroe ha de realizar una gran gesta, y si de paso se lleva a una chica mejor que mejor, y queremos ver más del héroe pero también queremos la vida sea justa con él y sea relativamente feliz, y eso significa no matarle a la mujer, pero entonces habrá hijos... y si estos hijos están en la historia tienen que recorrer rapidamente el camino que a sus padres les costó mucha sangre, sudor y lágrimas. Uno puede pensar en ese Son Gohan que era capaz de derrotar a Célula o ese Gotten que se transformaba en super-saiyan practicamente estornudando, pero en la literatura esta mala práctica narrativa también existe y aquí tenemos a Nassun quien -por la gracia de los genes- es una orograta de cuidado ya que la autora además recurre al cliché de que como su educación ha sido libre puede hacer cosas que otros ni siquiera contemplan.
En general el libro me gusta, sobre todo en la parte de Essun, pero si en el primer libro la autora tenía la ventaja de poder omitir cosas, aquí tiene que empezar a explicarlas, y esquiva esta obligación en muchas ocasiones con trampas. Entre esto y esa "hija stu", fue una lectura que fue haciéndoseme poco a poco más pesada.

El cielo de piedra

Si la novela anterior me gustó (esos defectos que he mencionado eran tolerables y cuando comienzan a ser notables la obra pega un subidón de ritmo para compensarlo), este tercer volumen si se me hizo algo pesado.
Ahora hay tres líneas narrativas. Y ambas tienen problemas. En las de Essun y Nassun no pasa nada la mayor parte del tiempo, un viaje o una peregrinación en ambos casos con tintes mesiánicos mientras dan margen a que se intercalen los capítulos de la tercera línea temporal en los que la autora explica el origen de tan particular mundo. En estos capítulos brilla una de las características que más me gustan de esta autora, es una de las pocas criaturas que he visto en este mundo que sean capaces de escribir en segunda persona. Ese recurso ME FLIPA, es algo que me puede, lo adoro, me maravilla y me resulta hipnótico. Ahora bien, el problema es que no estamos ante el segundo acto de Cumbres borrascosas (ver reseña), estamos ante un intento de segundo acto de "Los propios Dioses"... y muchos astros se alinearon cuando Asimov escribió las mejores páginas de su vida como escritor, astros que no se han alineado en esta caso.
Y como he dicho, estos capítulos -cuya trama avanza lentamente- se alternan con los otros, y en estos directamente no hay trama que avanzar. Los personajes no hacen nada, sufren mucho, y luego en el último momento casi se teletransportan para salvar el día con una resolución que me parece bastante flojita. Y mientras no pasa nada, vemos a la autora, vemos demasiado de la autora.
Leyendo el libro tenía la desagradable sensación de que la autora era madre. Evidentemente no tengo nada contra la maternidad, pero no es un tema que me resulte especialmente interesante como eje narrativo, y he visto muchas obras donde padres o madres primerizos supeditan sus obras a este hecho por la intensa experiencia vital que estan viviendo. Como he dicho, no tengo nada en contra de ello, me parece hasta normal... pero sencillamente no me interesa demasiado, y estoy tan cansado de las películas familiares de Mamoru Hosoda como de que sea el hijo de Aonuma quien dicte como será el próximo Zelda. Pero esta novela va, y creo que muy artificialmente, del conflicto de una madre con su hija. En el epílogo final la autora misma lo dice, aunque se refiere a ella misma con su madre (que además falleció durante el proceso de escritura tras una larga enfermedad). El libro es, demasiado para mi gusto, un ejercició de catarsis de la autora en el que parece explorar la relación con su madre. Lo dicho, lo entiendo, pero no soy un enamorado de este tipo de literatura.
Porque además del tema de la madre la autora se mete en temas políticos, y lo hace de una forma demasiado obvia llegando a verbalizar temas como la esclavitud. Me ha resultado curioso, y aquí también entiendo que quizás se trate de un tema cultural ya que este es un tema muy serio para los afroamericanos, pero me gusta que la ciencia-ficción o la fantasía sean menos explícitas y obvias.

*Soy consciente de que es una autora, y soy muy consciente de que debería cambiar el género a la mayor parte de la reseña para referirme a esta obra... pero por tradición estoy acostumbrado a considerar más neutros los artículos masculinos que los femeninos.

miércoles, enero 08, 2020

Oh, mi (pobre) Diosa!

Shinchou Yuusha: Kono Yuusha ga Ore Tueee Kuse ni Shinchou Sugiru

Esta no es una gran serie. Es un isekai más de los muchos que nos han ido llegando durante los últimos años.  Y  siendo un género ya tan sobresaturado, ha aparecido claramente el subgénero de la parodia, donde se exagera algún rasgo del género o se le añade alguna variante absurda (ver ejemplo), aquí es donde esta serie se encuadraría.
El rango distintivo de esta -aparte de las ya clásicas roturas constantes de la cuarta pared- es que su héroe es seco y absurdamente cauteloso, no es cobarde ni rehuye de las obligaciones que tiene como héroe invocado, sencillamente entrena hasta el absurdo y en su cabeza dibuja tropocientos planes para que ninguna situación le pille por sorpresa y afrontarlas todas con una absoluta seguridad de victoria. Eso y lo grande que es la compañera -o invocadora- del héroe, una especie de Diosa idiota a la que le han asignado salvar el planeta y que se debate entre querer matar a su desesperante compañero y querer liarse con él porque la serie juega un poco con el concepto de harem al estar el héroe rodeado de féminas, pero le da una hábil vuelta al pasar el héroe de todas ellas y se las mujeres las que le persiguen, con esta diosa ingenua, idiota y salida a la cabeza. 
El gag del héroe precavido más o menos funciona bien, pero es repetitivo por su mero concepto y se agota pronto. La diosa, sin embargo, es la que sostiene la serie merced a su idiotez, su enamoramiento y lo exageradamente mal que lo pasa por su compañero. La serie sabe que Ristarte es su estrella, y todo se centra en ella. La historia no deja de ser un pretexto para los gags y no importa mucho, y todos los esfuerzos de la serie se van a desesperar a la diosa, como todos los esfuerzos de los animadores se van a darle mil y un deformaciones cómicas que hacen la serie bastante disfrutable.
La serie es una chorrada cuyo argumento no tiene muchas complicaciones, pero comedia disparatada funciona bastante bien y es bastante recomendable gracias al absurdo carisma de su protagonista femenina.