lunes, julio 08, 2013

Este no es el mejor anime del año

No, no es el mejor anime del año. Trasciende un periodo de tiempo tan corto. Fácilmente estos 25 episodios, conjuntamente con su primera temporada, podrían ser el mejor anime del último lustro. Y si hablamos de series deportivas, sencillamente no se me ocurre ninguna serie que pueda a estar a su altura (y en esta comparación estoy incluyendo monstruos como Hajime no Ippo o Slam Dunk). Hablo, por supuesto, de:

Chihayafuru 2

Chihayafuru, recordemos, es un shojo deportivo sobre el juego del caruta. Y es para cagarse de lo jodidamente bueno que es algo tan surreal y marginal como esto.
La serie gira en torno a Chihaya Ayase, una chica obsesionada con el caruta y con el recuerdo de los días de infancia que pasó jugando con sus dos mejores amigos: Arata y Taichi. La obsesión de Chihaya es convertirse en la mejor jugadora de Japón -y por extensión del mundo-, así como hacer que su club sea el mejor de todos los institutos y poder jugar con los grandes jugadores. Taichi le acompaña como capitán del club y Arata es la obsesión de todos como jugador casi mítico. Entre los tres se dibuja un extraño triángulo amoroso donde cada uno es más distinto que el otro y donde el romance se confunde con la obsesión y rivalidad en el juego de cartas.
Ahora bien, esta temporada practicamente pasa del romance o la relación entre los personajes salvo algún pequeño momento puntual (el desarrollo de estas relaciones siempre se trata muy lentamente y con una elegancia exquisita en esta serie). No, esta segunda temporada, salta descaradamente hacia el terreno del manga deportivo por medio de un campeonato que monopoliza casi por completo todos los episodios. Todo lo que esperamos en el género deportivo se ve aquí, hay competitividad, espíritu de superación, compañerismo, estrategia, pasión por el deporte, lesiones, frustraciones, victorias, derrotas, emoción y tensión. Y todo lo que en muchas ocasiones queda ridículo en este tipo de series, Chihayafuru logra hacerlo funcionar a la perfección. 
Las partidas de caruta siempre son impresionantes en esta serie, duelos psicológicos en los que los personajes sufren y crecen. Pero lo que para mi gusto coloca esta serie por encima de su predecesora es que el núcleo de la temporada son los enfrentamientos por equipos. Y cuando un manga o un anime muestra combates individuales es fácil saber quien ganará solo sabiendo la ronda del enfrentamiento o el nombre del enemigo, pero cuando los enfrentamientos son por equipos, donde hay que conseguir 3 de los 5 enfrentamientos la serie tiene mucho más margen de maniobra.


Chihaya es la mejor del equipo, Nishida es también bastante bueno y Taichi tiene un gran potencial... pero los otros cuatro miembros del equipo son bastante flojitos, y en verdad unicamente Chihaya puede ser considerada como una jugadora fuera de serie. Y con este arsenal, Misuzawa tiene que luchar contra varios equipos. Ya sea porque el juego es noble como él sólo por su marginalidad, o porque hay algo que se llaman licencias narrativas, lo normal es que los más fuertes de cada equipo se enfrenten entre ellos y no intenten siempre asegurar victorias siguiendo la lógica contraria. Eso significa que Chihaya se enfrentará contra el as del otro equipo (algo que evidentemente le viene bien a la serie), así como Taichi o Nishida al segundo de los otros, y así sucesivamente hasta que los dos más débiles de cada equipo se enfrentan entre ellos. Eso conlleva que Chihaya puede perder, Taichi empatar y al final depender la victoria del grupo de los dos miembros más débiles del grupo... consiguiendo estos sus pequeños minutos de gloria.
El ritmo de la serie es algo lento pues se manejan 5 enfrentamientos simultáneamente -o más- y, aunque los enfrentamientos individuales no sean muy largos, la suma de ellos puede ocupar perfectamente 2 o 3 episodios. Enfrentamientos en los que siempre hay una tensión superlativa. En un blog leí que definían esta serie como una tortura exquisita... y no puedo estar más de acuerdo. No sabes nunca que va a pasar exactamente, pues incluso aún en el marco de una temporada centrada en un torneo grande el grupo podía perder y centrarse la serie en el torneo individual. No sabes de antemano como va a acabar un torneo, mucho menos como finalizaran los diversos 1 contra 1 de cada enfrentamiento. Esta capacidad de sorprender es una maravilla casi imposible de encontrar en el género. 


La estructura de los enfrentamientos da para que todos los personajes ganen y pierdan, y sientan la responsabilidad para bien o para mal de sus acciones sobre el grupo, consiguiendo así pequeños momentos de desarrollo para todos y no limitarse unicamente la serie al trio protagonista. El desarrollo se fundamenta principalmente en las partidas, pues curiosamente cuando estas terminan y hay decenas de personajes sobre los tatamis y uno espera interacciones entre ellos, la serie acelera bruscamente y no vemos conversaciones o escenas que todos querríamos ver.
Señalar también que entre la increíble tensión y épica de los enfrentamientos (algo que creo que refuerza que el hecho de que el deporte sea uno amateur y todos sus grandes jugadores carezcan de cualquier tipo de reconocimiento externo) y el romance, no falta una excelente y siempre sorprendente comedia propiciada por unos personajes algo extrambóticos.
Tecnicamente, poco se le puede achacar a la serie. Una animación de buen nivel y unos diseños preciosos con tonos pálidos. La serie usa deformaciones y algún que otro simbolismo; los recursos visuales además enganchan con la musicalidad de los poemas que son leídos y le dan a la serie un aspecto por momentos muy lírico. Un buen trabajo de dobladores y un correcto score hacen que la serie sera una delicia también para los oídos, con además un par de detalles que me encantan como son el tener un único opening y ending (me encanta que una serie no parezca tener la necesidad de venderte los CD´s de la BSO) y el acabar el último episodio con el opening de la primera temporada y aumentar así la sensación de continuidad y cohesión de la serie. 
No es una serie recomendable. Es obligatoria. Un canto sumamente disfrutable a todo lo hermoso no ya de los deportes, si no a la pasión por las aficiones. Lo único malo de esta serie es que acaba y uno se ve obligado a pasarse al manga.


15 comentarios:

KillBoss dijo...

Yo acabo de empezarla a ver con mi pareja, todo por que vimos algunas imágenes en un amv de rebote XD, y ya sabéis que cuando una mujer dice que quiere algo, va a misa, y me toco bajarla, por suerte esta bastante bien.

vakero dijo...

Una maravilla, probablemente el anime que más me ha gustado de todos los que he visto. Recuerdo cuando me lo recomendaste, estaba por el final de la 1ª tª, y me los vi todos en un día y medio. Y luego a esperar cada sábado a que saliera subtitulado en español. Una auténtica gozada y Chihaya es ya un personaje inolvidable, sin menospreciar a los secundarios y lo bien tratados que están.

erGuiri dijo...

Naniwa suniiii...

Tras finalizarlo efectivamente me puse con el manga posterior.. me lo zampé todo.. ¿¿¿Y ahora qué hago??? noooo! :'( T_T




Rules of game dijo...

Es uno de los mejores spokon, de los mejores josei y de los mejores animes, ojalá no caiga en el olvido después de esta temporada y esperemos que el manga se siga vendiendo como pan caliente para poder ver animada una tercera temporada. Esta segunda temporada ha sido una verdadera gloria. Aunque mi novio siempre hace una crítica lloran demasiado los personajes, lloran por cualquier cosa y en eso tengo que reconocerlo quien no sea de lágrimas se cansará de ver esto todo el tiempo en las 2 temporadas. Sobre si es mejor que Ippo y Slam Dunk, no me atrevería a decirlo porque ambos son spokon grandísimos, más bien yo diría que sorprende gratamente estando a la altura de esos dos titanes.

Raistlin dijo...

Pues prácticamente de acuerdo en todo. Chihayafuru me parece una de las mejores series que he tenido el placer de ver en los últimos años.

Yo quizá sitúe la primera temporada un puntito por delante de la segunda, como ya hemos comentado en alguna ocasión, sobre todo porque he echado algo de menos más dinámicas entre el grupo.

Salvo ese detalle, pues poco que añadir, es una auténtica gozada de serie. Me quedo con tu última frase, el mayor defecto del anime es que se ha terminado ya xD Al menos hasta septiembre, cuando salga la OVA y nos regalen unos minutejos más...

Yer_Soul dijo...

Y el anime es la razón por la que quiero hacerme con el manga aunque sea en francés. Un verdadero placer de anime.

eter dijo...

KillBoss, es una serie que choca algo de primeras por el concepto... pero tan pronto como has visto el primer episodio tienes que terminar de ver el flashback de la infancia casi del tirón XD

vakero, yo lo tengo ahí ahí con Code Geass, Gallactic Heroes, Tsukihime y algún que otro anime más de mi partícular olimpo.

erGuiri, y como esta el manga ahora además XD

Rules of game, el problema es que este tipo de animes, por mucho que el manga venda, no suelen vender mucho... raro -y afortunado- es que hayamos tenido esta segunda temporada.
Ahora mismo material para una tercera temporada no hay, no al menos para 24-25 episodios... pero a ver si hay suerte y tras la OVA se animan a producir una temporada corta para el siguiente torneo. La partida final tiene que estar animada sí o sí.

Raistlin, a mi es que casi me gusta más al haber saltado al género deportivo... normalmente es un género tópico y malo como el solo, pero esta serie consigue sacar lo mejor de él sin caer en sus defectos.

Yer_Soul, por disparatado que parezca, yo también he pensado en hacerlo en francés... aunque mi conocimiento de ese idioma es practicamente nulo XD

OtakuLogan dijo...

Yo siento decir que no se que le ves a esta serie, eter. Vi los primeros episodios de la primera temporada y ahí me quedé. Los personajes no me dieron una mala impresión (tampoco se me quedaron grabados, la verdad) pero el juego en sí no me llama nada y si cuando son niños ya pueden quitar cartas con la primera palabra del poema... uff. En todo caso, quitando el juego, el resto tampoco me parece especial.

Pero bueno, al menos no tengo nada contra Chihayafuru, a Code Geas la odio, :( .

eter dijo...

Lo raro sería que a estas alturas coincidieramos XD

No me extraña tanto lo de los niños, echale un ojo a algunos videos del juego por internet, la serie no anda muy desencaminada.

OtakuLogan dijo...

Pero entonces un niño podría enfrentarse contra un mayor sin problemas, ¿no? Porque más rápido que al escuchar una palabra no se puede ir...

eter dijo...

Hombre, en el deporte de élite no es algo demasiado disparatado, mira la china esa en las últimas olimpiadas batiendo records del mundo con 15 o 16 años.

KillBoss dijo...

Ya he visto las dos temporadas, es una maravilla, como engancha la condenada.

Una pregunta, ahora partir de que capitulo del manga tendré que empezar a leer, que mi pareja y yo nos quedamos con ganas de mas XD

eter dijo...

Aproximadamente, a mitad del capítulo 93

KillBoss dijo...

Gracias, ahora la busco para descargarla, sabes si hay algún fansub que la haga en español, o toca ingles?

eter dijo...

Yo al menos he tirado de inglés