lunes, diciembre 26, 2016

Persiguiendo Limos a través del tiempo

Dragon Quest VII: Fragmentos de un mundo olvidado

Dragon Quest llegó a Europa con el VIII, y consiguió toda la popularidad a la que una serie de tanta calidad -pero de nicho- podía aspirar. Luego nos llegaron los remakes de DS, que tuvieron moderado éxito y allanaron el camino al IX. Del X y su juego online creo que podemos olvidarnos, pero a la espera del XI estamos recibiendo ya musous, builders y theatrhythms. La saga goza de buena popularidad en Occidente, pero faltaba algo, uno de los Dragon Quest más celebrados y el más ignorado en estas tierras. Pero ahora, por fin, podemos jugar revivir la búsqueda del dragón de la Playstation original.
¿Y como es este Dragon Quest? Pues básicamente como todos. Dragon Quest es una saga que basa su encanto y su éxito en su inmovilismo, en su clasismo. La saga va ofreciendo pequeños cambios con cada entrega, va poco a poco refinando su jugabilidad y ampliando unas posibilidades que ya son incalculables... pero la base es siempre la misma. Rol por turnos como el que se veía hace un cuarto de siglo. Tenemos a nuestro grupo de cuatro héroes, elegimos la acción de cada uno de ellos, y en base al parámetro de agilidad estas se alternaran con las del turno de nuestro enemigo. Tenemos nuestros ataques físicos y nuestros ataques mágicos, tenemos nuestros estados alterados y nuestras habilidades especiales, tenemos nuestros puntos de vida y nuestros puntos de magía, y tenemos nuestro equipo y objetos y nuestra experiencia. Y bajo la sempiterna batuta de Yuji Horii tenemos nuestra clásica historia ligera épica sobre el bien y el mal con unos diseños de Akira Toriyama -en esta ocasión sorprendentemente originales- y Koichi Sugiyama firmando la banda sonora. 
Dragon Quest no necesita mas, y sin embargo lo tenemos, el sistema de trabajos que ya apareción en la sexta entrega está aquí potenciado al permitir adquirir vocaciones de monstruos (algo que en cierta forma permite adiestrar criaturas como ya hacíamos en la quinta entrega). Como ya he dicho varias veces, tengo que decir que no soy un gran de los trabajos, pues al final uno acaba llevando cuatro héroes en su grupo y particularmente me gusta más que el juego te obligue a llevar un grupo con clases más rígidas que permita a los desarrolladores plantear puzles o situaciones jugablemente más sugerentes (curiosamente este es uno de esos juegos en los que la historia no te deja elegir a los miembros de tu grupo). También tenemos un juego online que supongo que se ha heredado del IX y que nos permite intercambiar mazmorras con otros jugadores (supongo que la generación de estas mazmorras aleatorias ya estaría en la entrega original). El aspecto gráfico también ha sufrido una bonita mejora, pues si bien los escenarios siguen siendo parecidos a los del juego original, los sprites de los personajes han sido sustituidos por unos buenos modelados 3D y el juego muestra un aspecto similar al de la novena entrega. De las últimas entregas de la franquicia también tenemos la eliminación de los combates aleatorios ya que ahora vemos a los enemigos y podemos esquivarlos. La jugabilidad del juego está, a grandes rasgos, muy pulida. La inteligencia artificial de los enemigos esta bien ajustada y también la de los miembros de nuestro grupo cuando les damos comandos. Se echa en falta un botón de combate automático, y quizás el buscar una habilidad en concreto puede ser algo pesado cuando se han acumulado muchas, pero en líneas generales es un juego muy ágil a la hora de jugar. En modo batalla.
Mis problemas con este juego vendrían con su narrativa. La saga siempre ha intentado cosas curiosas en su narrativa, pero siempre había supeditado estos experimentos a la jugabilidad (en la cuarta entrega, por ejemplo, teníamos unos maravillosos prólogos que se tenían jugar de forma completamente distinta). En este juego creo que hay un empacho de narrativa. Los desarrolladores estaban demasiado fascinados con su propia historia y la narrativa ideada, que nos hace viajar constantemente por el tiempo para salvar un mundo a lo largo de diversas épocas. Los viajes en el tiempo y los videojuegos siempre se han llevado bien, el que la forma de resolver un puzle sea comenzar a construir algo en el pasado para que en el futuro este hecho es algo que siempre queda bien... hay auténticas obras maestras como Ocarina of time (ver reseña) o Chrono Trigger (ver reseña), y el juego tiene momentos muy potentes en ese sentido al mostrar una veintena de líneas temporales y no presentar estas de una forma lineal a pesar de que interactuan entre ellas. El problema es que hay demasiados experimentos narrativos. 
Cada isla tiene una historia particular, historias sencillas y narradas con la comicidad y ligereza propias de la serie a pesar de en ocasiones son muy dramáticas. Algunas de estas historias funcionan muy bien y, como he dicho, dan lugar a momentos muy buenos. Pero otras no, y hay demasiadas ocasiones en las que el juego se limita a ir hablando con cada personaje para que en ocasiones esto desbloquee otra conversación que haga avanzar la historia. Este desarrollo es inherente a la saga, pero en esta ocasión me parece excesivo. Había escuchado que este juego era muy costoso de traducir porque tenía demasiados textos, y pensaba que era la excusa clásica de las compañías para no localizar el juego a pesar de que muchos jugadores confirmaban que el volumen de texto del juego era el mayor de la saga... y ahora tengo que darles la razón; el tamaño de las historias de este juego es brutal, y hay que agradecer a Nintendo la titánica labor de traducción al castellano (volvemos a tener el juego de acentos y supongo que a mucha gente no le gustará, pero a mi particularmente me parece que quedan muy simpáticos y son acertados en un juego con este estilo). Pero hay demasiados personajes y demasiadas historias, y en demasiadas ocasiones uno pasa más tiempo del que le gustaría hablando con personajes y sin luchar, e incluso en ocasiones las pistas son muy vagas y el juego puede resultar desquiciante en este sentido (aunque en esta versión se han añadido algunas facilidades en este sentido con respecto al juego original). Un ejemplo muy claro es el hecho de que pasas la primera hora sin ver un solo monstruo o poder luchar. La idea de los desarrolladores no me parece mala, todo lo contrario, pero sencillamente creo que en un juego como Dragon Quest no se puede dar tanto peso a la narrativa.  
El juego no me ha parecido especialmente complicado, pero si bien no es el Dragon Quest más complicado no deja de ser un Dragon Quest, con lo que no es ni mucho menos fácil. Y además es el Dragon Quest más largo, con una historia que nunca parece acabarse y que alcanza fácilmente las 70-80 horas (aunque, como ya es tradición, si tiramos del modo online o intentamos coleccionar todo lo coleccionable la duración se dispara hasta cifras absurdas).
No es mi Dragon Quest favorito, pero indudablemente es todo un juegazo, y si bien no es el más recomendable para entrar en la franquicia o el género, es todo un imprescindible para cualquier seguidor del género.


Así pues, mi rango actual de la franquicia sería:

1) Capítulos de los elegidos (ver reseña)
2) Periplo del rey maldito (ver reseña)
3) La prometida celestial (ver reseña)
4) Fragmentos de un mundo olvidado
5) Reinos oníricos (ver reseña)
6) Centinelas del cielo estrellado (ver reseña)

10 comentarios:

Setzer dijo...

Parece interesante, pero no terminas de vendermelo del todo. Tal vez te lo pida algún día, pero me da que esta entrega me la voy a terminar saltando.

Anonimatus dijo...

Si algún día me compro la 3DS esta será uno de los primeros juegos que pille. ¿Has probado el Dragon Quest Swords de Wii? Es bastante entretenido.

Darlantan8 dijo...

Tomo nota y posible regalo para éstos reyes.

eter dijo...

Setzer, no es el mejor DQ, y para mi gusto el intento narrativo, si bien da lugar a grandes momentos, también genera otros muy tediosos.

Anonimatus, tenía unas críticas bastante normalitas y por aquel entonces conocía poco la saga... se quedó en la tienda, con el tiempo la verdad es que tendría curiosidad por jugarlo

Darlantan8, si te gusta el género, es una buena compra.

Kururin dijo...

Entrando en la recta final creo que puedo hacer una valoración.

O más bien un desahogo, porque estoy hastiado del titulito de marras. Qué desequilibrio en el desarrollo, qué falta de armonía en el guión, qué muermo de epopeya. Espero con impaciencia el próximo giro de guión que añada otras 10 horas extra: tomar las profesiones tras casi 30 horas, quitar a dos protagonistas sin venir a cuento y reemplazarlos por otros que no pintan nada, añadir backtracking absurdo en casi todas las islas (vences al dragón de la tormenta, uy, que no tira la cosa, volvamos otra vez. Matas a la plantita. Uy, espera, que tampoco...) y una trama casi inexistente que te la trae al pairo. Salvo de la quema algunas historias independientes y al niño lobo que da tollinas como pianos. Muy amables añadiendo el radar de los fragmentos que NO estaba en el original. Tiembla.

Lo peor es justificar lo anterior con argumentos manidos y redichos apelando a la nostalgia y a los "rpg de la vieja escuela". Pues no. Atenerse a ese clavo sin previo análisis impide ver el frente con claridad, y este juego cae en saco roto por tedioso, frío e interminable. De las 80 horas sobran 30. Por lo bajo. Nos consolaremos pensando que el IX es peor. El VIII sigue imbatible.

Me retiro y perdone usté tanto resquemor. No son fechas.

eter dijo...

Yo lo veo irregular, pero no tan malo XD.

A mi por ejemplo si me gusta que quiten a Kiefer, me parece un buen giro de guión... aunque me parece extraño que no lo recuperen después, es algo que pedía la historia, y además estaría bien verlo con su Jayah. Es raro que te quiten a Mariel pero luego al final te dejen volver a meterla en el grupo... todo el juego con personajes fijos y luego al final para el último acto te dejan cambiar sólo uno.

En general, yo el problema que le veo es que algunas historias son muy flojitas o previsibles, como esa que es un culebrón, o esa horrible de la ciudad que tienes que salvar 3 veces.... se hacen demasiado pesadas porque el desarrollo es obvio pero el juego te marea haciendo que tengas que hablar con todo Dios. Sin embargo, me gusta cuando enganchan varias historias, como la del cura con la estatua, o las de los robots.

Yo creo que, siendo los tiempos de la Play, y con los Final tan en la cresta de la ola, la gente de Square quiso hacer muy grande, como con 20 subhistorias... y sencillamente muchas de ellas son demasiado flojas.

Anónimo dijo...

Lo deje con unas 15 o 20 horas por que salio el Pokemon y quería jugarlo, sabia que aun me quedaba mucho pero no esperaba que se fuera a las 80 horas, menos mal que no reserve el VIII por que aun voy a tardar en jugarlo.

Y ya que mencionas el Chrono Trigger, puedo entender que en su momento nos lo trajeran en ingles para DS, pero si lo traducen para la versión en Android podrían aprovechar para volver a sacarlo en 3DS por que es imposible de conseguir por y me van a obligar a piratear la consola.

eter dijo...

Con el Chrono ya nos metemos en temas de distribuidoras y sus guerras (los phoenix por ejemplo, si te los bajas digital no los tienes traducidos, porque la traducción que se hizo en su momento es de Nintendo).

Con Chrono lo suyo sería que Square-Enix intentase relanzar la franquicia y nos diese un remake a la altura.

Guillermo Cerdá dijo...

Agh! ¿y yo para qué leo los comentarios? Vaya un destripe me habéis hecho del argumento, o al menos vaya una forma de spoilear alguna situación. Sólo llevo 8 horillas, pero me está gustando mucho. Es cierto que el principio se hace largo de más. Está bien que haya una introducción a la historia y tal, pero efectivamente es excesiva y al final estás deseando comenzar a combatir.

Por lo que veo, cada pilar desbloquea una isla, por lo que hay un montonazo de islas y eso explica tantas horas de juego. Ya veré si me desespero o no de él pero por el momento me parece un buen juego.

eter dijo...

Bueno, el argumento tampoco es especialmente original, es todo bastante previsible como buen Dragon Quest XD.

Cada pilar, ciertamente, es una isla... pero es que además algunas luego se conectan, con lo que al desbloquear una isla también puede ser que desbloquees otra franja temporal de una isla que ya tenías (aunque entonces no suele haber aventura o puzles en esa isla revisitada, si no información sobre la aventura anterior). El problema es que algunas de esas islas son muy buenas y originales... pero todas son distintas, y eso también se traduce en que algunas son flojas, y cuando te pilla una de esas se hace cuesta arriba el juego.