lunes, agosto 13, 2007

Demasiadas concesiones

Mushiuta

Mushiuta no me parece un mal anime, pero tampoco me parece un buen anime. Las novelas en las que se basan parten de una buena y sugerente historia, pero tiene el serio problema de -para adaptarse a su más obvia clientela- la edad de los protagonistas se reduce a los típicos 16-17 años.
Los mushis son una especie de insectos que buscan a las personas dándoles poderes a cambio de alimentarse de sus sueños. La relación oscila entre el parasitismo y la simbiosis, lo cual origina que haya dos bandos de guerreros -todos ellos con un mushi-, unos que quieren convivir con los insectos y otros que quieren eliminarlos. Entre todos ellos aparece una muchacha que ha conseguido sobrevivir a la muerte de su mushi, algo hasta entonces nunca visto.
La idea del argumento, como he dicho, es sugerente y la serie plantea algunos elementos interesantes en cuanto a sueños, sacrificios y tolerancia. El problema radica en que se ubica en un ambiente escolar y se añade algo de mala comedia romántica colegial. El resultado no es bueno, el anime es triste y melancólico -sobre todo la protagonista- pero todo esto se echa a perder cuando vamos a las clases. En Full Metal Panic esta mezcla de drama militar y comedia de colegialas funciona a la perfección, aquí no.
Además, la serie -si bien tiene unos diseños muy buenos- esta hecha con poco dinero y se nota en las secuencias de lucha, que resultan bastante decepcionantes. Las batallas entre los insectos gigantes adolecen de una animación muy convencional y poco espectacular, al menos para lo que se presupone que son narradas en las novelas.
En resumen, Mushiuta no me parece un mal anime, y tiene aspectos importantes. Pero, a menos que la serie madure y cambie a mejor en los últimos episodios, tampoco es un anime que vaya a pasar a la posteridad.
Al menos para mi gusto hay varias series más interesantes este verano (veanse las secuelas de Zero no Tsukaima e Higurashi, Code E o la magistral Sayonara Zetsubou sensei que pronto comentare).

4 comentarios:

Carboanion dijo...

Jejejeje, aunque el quinto capítulo supone una mejoría y algo parecido a encarrilar un argumento, a la segunda temporada de Zero (para mi gusto) aún le falta mucho para ser una alternativa,de nada :P

Que empiece por Mushi me sonaba Mushishi, pero de ésta no conocía su existencia :O

eter dijo...

je, todo es cuestión de gustos, como siempre. A mi Zero no Tsukaima me parece un producto bastante simplon, pero también muy entretenido.

OtakuLogan dijo...

Yo no me he enterado del argumento en los tres primeros episodios y lo he dejado. ¿Luego lo explican o es que te has leído las novelas, eter? Porque todo eso de mushis que comen sueños... ni enterarme hasta que he leído esta entrada.

eter dijo...

si te digo la verdad... ahora mismo me acuerdo muy poco ya de esta serie. Supongo que en su día vería algo por los foros o demás. Pero los insectos parecían absorver la vida de la gente, de eso si me acuerdo.
No obstante, el argumento relativamente interesante lo echaba por tierra al mezclarlo con la clásica historia de colegialas con protagonista emo.