martes, febrero 17, 2009

Fantasía histórica

Príncipe de Nada - Volumen 2. El profeta guerrero.

Las virtudes de este libro no pueden negarse. Es un libro extraordinario, con un enfoque terriblemente realista de lo que es un guerra, con unos personajes terriblemente sólidos y con un ritmo y una calidad narrativa excelentes. Pero no me ha convencido. Khellus, personaje que no terminaba de gustarme en el primer libro -y protagonista absoluto de la serie- ha asumido el rol de líder y lo controla todo. La escalada metódica de Khellus es realista y es estremecedor el poder que el hombre consigue mediante sus capacidades de observación y su habilidad sobrehumana para manipular las mentes de sus congéneres; pero todo ello deshumaniza al protagonista y le convierte en momentos puntuales en villano, un villano ante el que personajes como Cnaiur y sobre todo Achamian se erigen como unos auténticos héroes condenados a seguirle al tiempo que se enfrentan a él.
El libro se adentra en una Guerra Santa y aquí el trabajo de Scott Bakker es poco menos que magnífico. Todas las vicisitudes de la guerra se hayan reflejadas una manera u otra, desde la crudeza de las batallas hasta el infierno del viaje a través de un desierto. Y por encima de todo brillan las manipulaciones y las luchas de poder entre las diversas facciones de los ejércitos, y en estas luchas se impone el gran intelecto de Khellus y su capacidad para manipular tanto a las masas como a los individuos. No obstante, es esta la parte que menos me gusta de la novela. Tanto todo lo referente a Khellus -personaje que se gana mi antipatía como lector- como las referentes a la guerra, donde Scott Bakker en ocasiones se explaya demasiado con una mitología interna demasiado trabajada (y donde los personajes secundarios resultan demasiado poco carismáticos o interesantes).
Mi aspecto favorito de la novela no deja de ser la batalla contra el Consulto, batalla que se persona en Alchamian (y la traición de Khellus a este no deja de ser mi motivo principal de "odio" hacia este personaje). Pero la trama avanza poco en este aspecto y temo que lo que parecía una batalla contra la máxima encarnación del mal se quedara en un enfrentamiento contra la sombra de este.
En resumen, "El profeta guerrero" es un buen libro, un libro que narra con una solvencia y profundidad impecables una guerra desde su interior; pero es también un libro que me ha decepcionado algo en su vertiente más fantástica y que no puedo evitar me haya dejado un regusto amargo por cierta animadversión hacia el protagonista.

5 comentarios:

yue_sayuri dijo...

Tiene buena pinta. Trata del único tema que me decido a leer en los libros, para lo demás me da pereza xD

Aunque primero habría que leerse el primero obviamente... :P

naerys dijo...

Otros 25€ de libro... en fin.

¬¬

estoy en crisis, no puedo permitirme gastar tanto en un solo libro... y encima falta el primero y el tercero por contar...

eter dijo...

yue_sayuri, parecido en temática pero mucho mejor es "Canción de Hielo y Fuego". Mejor y más disfrutable. Absolutamente recomendable.

naerys, yo es uno de los pocos gastos en libros de estos últimos años... y quizás debía habermelo ahorrado.
No esta mal, pero seran unos 70€ en total y no creo que la saga sea tan buena. Tiene momentos muy buenos, pero a no ser que el tercer libro acaben con el prota como si de Joffrey se tratara, me decepcionará algo.

Sonya Blade dijo...

Ya he completado la lectura de este segundo volumen y tengo la sensación de que la saga empezó muy bien y se va desinflando. No obstante, pienso seguir con el siguiente. El protagonista dabastante asco. Creo que el autor ha intentado hacerlo un antihéroe pero se ha pasado de rosca.

eter dijo...

El protagonista es mi principal pega en esta saga, se gana demasiado la antipatía del lector... y en la tercera entrega va a peor.