domingo, febrero 08, 2009

La vida es como una caja de bombones...

El curioso caso de Benjamin Button

La última película del gran David Fincher es también un producto extraño por lo ambicioso de su premisa y lo tópico de su desarrollo. Es una buena película y tiene momentos geniales, pero es bastante irregular y en ciertos momentos se nota demasiado el toque académico de una película que ha sido preconcebida para luchar por Oscar.
La historia parte de una premisa mágica y esa es el nacimiento de una persona cuyo tiempo transcurre a la inversa de la del resto del mundo: nace anciano y va rejuveneciendo poco a poco. La premisa es interesante y muy sugerente, y es explotada a la perfección en la primera parte de la película en la que vemos como un anciano con la mente de un niño descubre el mundo y como el mundo reacciona ante él. Aquí, en su convivencia en el asilo, en el trato con su madre y sus primeros amigos o en el descubrimiento de las primeras sensaciones o su primer trabajo es cuando la película alcanza sus mayores cotas de lucidez. La reflexión sobre la vida y la muerte, sobre las oportunidades perdidas y la irrevocabilidad de nuestros actos estan perfectamente conseguidas.
El problema llega cuando aparece Cata Blanchett y se desarrolla su romance con Brad Pitt. Es el motor principal de la película y es comprensible, pero se me hace demasiado empalagoso y creo que el ritmo de la película se resiente demasiado. Fincher y el guión se recrean demasiado en el sufrimiento de la pareja y en lo mucho que les destroza a ellos el paso del tiempo. Como he comentado antes, es comprensible y no deja de ser la historia principal de la película, pero sinceramente me parece que todo se desarrolla de una forma mucho más interesante cuando el argumento gira entorno a la vida y la muerte que cuando lo hace sobre el amor.
Sobre el guión y la narración se podría hablar largo y tendido. La problemática de plasmar una vida entera resiente claramente el guión, pero creo que se ha optado por una selección más que notable de pasajes de la vida del protagonista -así como de un paralelismo más que obvio con la historia del siglo pasado- y que además el montaje de la película es bastante hábil. Como he comentado, la relación con el personaje de Cate Blanchett no me parece la más acertada de las direcciones a tomar, pero otros momentos como el del capitán de navío, el amigo pigmeo o la historia inicial del reloj son pequeñas maravillas. Fincher realiza una narración bastante clásica, pero en ocasiones se desmarca con pequeños recursos visuales que logran enfatizar tanto el aspecto de fábula o cuento mágico de la película como su halo de nostalgia o tristeza.
Los actores están bien. Creo que Brad Pitt soporta a la perfección el peso de la película, pero que en la segunda mitad muestra un aspecto demasiado indiferente a todo (no se sobre quien recae la culpa de este rasgo de su personaje).
A nivel técnico la película es una pequeña maravilla. No sólo nos muestra una perfecta recreación de Nueva Orleans a lo largo de muchos años, si no que incluso se atreve a mostrar escenas bélicas y, por supuesto y por encima de todo, manipula la edad de los protagonistas con unos efectos sencillamente sobresalientes.
En resumen, es una buena película. No la mejor del año, pero si un producto muy notable. Su primera parte es bastante mejor que la película y ello hace que se finalize su visualización con cierto sabor agridulce, pero aún así es una historia sugerente que merece ser vista y que puede dar lugar a una interesante reflexión.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me recordo a un anuncio de no se que coche, a ver si los del anuncio no los denuncian por plagio XD

yue_sayuri dijo...

personalmente (yue) no me llama, pero a sayuri si así que puede que vayamos a verla (si es capaz de convencerme :P)

Pennywise dijo...

A mi me gustó bastante, y la parte amorosa no se me hizo pesada excepto en algunos detalles(nada que ver con las escenas de amor de7 almas que mis bostezos podían tragarse planetas). Hacía tiempo que no salía tan satisfecho del cine aunque si que es verdad que parece que Brad Pitt pasa de todo hacia el final pero supongo que tiene que ver conque el mismo no quiere ser una carga y demás y se nota como aislado del mundo

Xesu dijo...

De esta semana no pasa que vaya a verla xD Me preocupó un poco que Fincher por problemas con la productora se desentendiera algo del montaje pero si aún así el producto es notable habrá que ir cuanto antes.

eter dijo...

anonimo, no he visto ningún anuncio que se le parezca, pero es cierto que ese tono sobrio y elegante lo usan en muchos anuncios XD

yue, es una buena película... pero si encontrais algo más "neutral" sería mejor. No dejan de ser casi tres horas de metraje.

Pennywise, el personaje de Pitt es muy interesante por la madurez que se le presupone y el contraste que esta siempre supone con su apariencia. A mi, como he dicho, la segunda parte me pareció más floja, pero tambien tiene sus grandes momentos y obviamente todo son gustos.

Xesu, es que no hay productora que no toque los huevos. Por suerte Fincher tiene bastante nombre como para que no destrozen demasiado las películas.

naerys dijo...

A mi la película me ha encantado aunque reconozco que hay momentos en los que se hizo pesada y de hecho, la tuve que ver en dos noches porque se me hizo tardísimo (literal, eran las 5 de la mañana y tuve que irme a dormir xD)

Es una de las pocas pelis que ha conseguido que al final se me salten las lágrimas a pesar de los fallos que pueda tener. Tiene momentos muy muy buenos.


El maquillaje es brutal, es incríble cómo le ponen y le quitan años a Pitt O_O

eter dijo...

Maquillaje y ordenador, que las versiones jovenes y ancianas estan hechas mediante efectos (Oscar para ellos ya).

A mi me gusta sobre todo la primera parte, con el capitan del barco, los ancianos amigos del asilo, la madre, el padre verdadero. Después, cuando se focaliza en el conflicto de amor y todo eso... se me hace algo predecible y sensiblera (aunque momentos como ese en el que se va con la tía mirándole a los ojos es brutal). Así mismo, el final es desgarrador.

pd: Nae, esas no son horas para ver una película de este tipo.