domingo, octubre 25, 2009

Audi famam illius

Super Smash Bross Brawl

Han pasado ya más de quince meses desde que me compré esta auténtica maravilla de los videojuegos y, visto que completar "el muro de las lamentaciones" me parece algo poco menos que imposible, creo que escribiré su reseña a fin de evitar que se transforme en un Twilight Princess 2, cuya reseña aún no he escrito y a decir verdad ya dudo que lo haga algún día.
Y ante nosotros tenemos una de las joyas de la corona de la Wii. Para mi gusto no es el mejor juego de la consola, ese lugar se lo disputan "Mario Galaxy" y "Fire Emblem", pero se coloca en un muy digno segundo escalón peleando por el tercer lugar del podium con monstruos como Zelda, Metroid o el gran "Little King´s story". La saga Smash se compone ya de tres entregas, y en la mejor tradición de los Mario Kart, aparece una por consola de sobremesa de Nintendo a fin de proporcionar a sus usuarios un arcade paródico de lucha que tiene la diversión por bandera. La serie nació en la gran Nintendo 64 con una entrega divertida pero quizás poco ambiciosa (8+4 luchadores), en Gamecube la serie se consagró con una brutal segunda parte con más de veinte luchadores, eventos, modo-historia, trofeos y multitud de alicientes que no sólo lo convertían en un juego aún más divertido, si no en una pequeña enciclopedia de la historia de la gran N. Esta tercera entrega ha ahondado más en ese aspecto, a los más de 35 luchadores se unen los ayudantes, los golpes especiales, infinidad de escenarios y una colección de pegatinas, trofeos y músicas sencillamente apabullante.
La mecanica del juego es la que ya se consolidó en su primera entrega. Un escenario (he de decir como punto en contra que en esta entrega han empeorado bastante y se suelen restringir a un patrón de plataformas bastante simple) y hasta un máximo de cuatro contendientes que lucharan por expulsarse los unos a los otros de este, siendo más sencillo cuantos más golpes haya recibido el luchador. Tenemos nuevos pokemon y nuevos objetos que irrumpen en la batalla, pero la gran novedad en esta entrega es la presencia de los "ayudantes" y la bola Smash. Los ayudantes son personajes de la historia de Nintendo que no tienen el peso suficiente como para ser protagonistas y que tienen aquí su oportunidad de lucirse ayudando a nuestros personajes (vemos así a Little Mac de Punch Out, a Waluigi, a los propios Metroids, a Saki Amamiya de Sin & Punishment o hasta a un Nintendog). Estos ayudantes modifican considerablemente la batalla. La otra novedad es la bola "smash" un círculo que aparecera ocasionalmente en la pantalla y que desatara la gran habilidad especial del personaje que consiga romperla. Estas habilidades suelen ser monstruosamente poderosas, aunque también varian mucho de un personaje a otro y hay algunas más o menos poderosas dependiendo de la situación. Los ayudantes condicionan la batalla, como también lo hace la bola, pero lo bueno de esta última es que produce batallas por ella que aumentan aún más el ritmo de la batalla y la locura de las partidas.
Es este un juego que tiene un multijugador que definir como divertido sería quedarse muy poco. Como Mario Kart o Mario Party, esta saga tiene esa jugabilidad tan mágica que Nintendo consigue insuflar a sus sagas multijugador y que convierten cada partida en algo divertido y siempre distinto. Esta entrega cuenta también con un modo de juego on-line, no soy muy seguidor de esta modalidad, pero la de este juego es también algo irregular. El juego no resulta tan fluido como debería y en ocasiones hay parones, lo comprendo pero evidentemente no puedo dejar de decirlo. Soy un jugador más de "single", y en eso este juego cumple de sobra, pero cierto es que su divertido multijugador no funciona también en on-line como en local.
Hablaré ahora de los modos de juego. Sin duda una de las grandes lacras de los juegos de lucha es su brevedad, que normalmente se limita a pasarnos el juego con todos los personajes y poco más. "Brawl" redefine ese término y es algo que pocas veces he visto: un juego de lucha largo. Naturalmente tenemos el modo "arcade" de toda la vida, y junto a este estan los desafios de dianas o los eventos que ya vimos en Melee y que son partidas bajo condiciones muy especiales. Pero en este juego se ha explotado como nunca el modo "Historia", un modo en el que el juego se convierte en un plataformas de lucha con monstruos finales que puede durarnos facilmente unas 10 horas. Basicamente, lo que comienza como un enfrentamiento entre Kirby y Mario se convierte poco a poco en una gigantesca batalla que acaba involucrando a todos los personajes del juego en una odisea épica contra el "Emisario Sub-espacial". Particularmente, adoro este modo de juego. Ciertamente alguna que otra fase puede resultar algo pesada, pero es increible como han conseguido aunar todos los diversos universos nintenderos en uno solo rindiendo tributo a escenarios míticos. Este modo de juego no sólo se vale de Ganon, Bowser y demás villanos como enemigos, si no que incluso rescata secundarios -no jugables- como enemigos finales (caso por ejemplo de Ridley de Metroid). Nintendo no escatimó gastos con esta oda a sí misma y prueba de ello no sólo es la composión de Uematsu para la intro del juego, si no que contrataron a Kazushige Nojima, guionista de celebrados RPG para que ideara una historia para este modo. Realmente lo admiro, multitud de secuencias sin una sola palabra pero que logran capturar el espíritu de los personajes y conseguir finalmente unos grados de épica más que notables.
Y todos estos modos de juego ayudan a confirmar una amplia colección de pegatinas, trofeos y músicas a desbloquear que componen una auténtica enciclopedia de la historia -por la parte que le toca a Nintendo- del videojuego. El máximo exponente de esta parte del juego es lo que yo llamo "el muro de las lamentaciones", un panel gigantesco relleno de desafios a completar (siendo algunos de ellos inmoralmente difíciles.
Hablaré ahora de los distintos personajes que podemos controlar en el juego.
Como no podía ser de otra forma, el universo "Mario" es que más nutre el plantel del juego. Directamente recibimos a Mario, Luigi, Peach y Bowser, y también vinculados a este universo podemos considerar a Wario, Donkey Kong (y por ende Diddy Kong) y a Yoshi. Luigi es quizás un poco clónico de Mario, y verdaderamente nunca he sentido simpatía alguna por Diddy Kong, pero es una selección bastante acertada y además todos los personajes son coherentes con lo que se les presupone. El simio y Wario componen las novedades con respecto a Melee, siendo -por historia- dos personajes que merecían un sitio en esta saga.
Como en Melee, Zelda aporta 4 personajes, y como en Melee, uno es de relleno. Los tiempos del Ocarina estan lejos pero la mejor forma de diferenciar a Zelda de Peach es darle un toque más oscuro y permitir que Sheik siga apareciendo. Link sigue siendo versátil. Ganondorf es algo más lento. Y el Link-niño de Majora es sustituido por una versión "toon" de Wind-Waker. El peso de Zelda en Nintendo es muy grande, pero basicamente sólo tiene tres grandes personajes y creo que ese "Link alternativo" que han metido en las dos últimas entregas podría dar paso a otros personajes como Midna, Skullkid o sencillamente un personaje de otra serie.
Pokemon aporta otros cuatro personajes al plantel. Pikachu y el gran Jigglypuff son dos clásicos de la serie desde su primera entrega, y gracias a Dios hemos dicho adiós a Pichu (por desgracia también a Mewtwo) en favor de otros dos personajes, dos grandes incorporaciones que aportan una jugabilidad muy especial. Lucario es una gozada, un personaje con el que practicamente jugamos al reves ya que cuanto más débil se encuentra más poderoso resulta. El entrenador pokemón aporta una variedad brutal al permitirnos luchar como un verdadero entrenador con los tres pokemon básicos de las entregas Rojo/Azul.
"Smash Bross" es una serie desarrollada por HAL, y eso se nota en el peso que se le ha dado a Kirby en esta entrega. Kirby, una bestia infernal llamada MetaKnight y el mayor peso pesado del cartel en forma de Rey Dedede conforman la aportación de la saga de la bola rosa a la serie. Son personajes muy variados y divertidos, lo que unido al gran éxito de Kirby en Japón les augura una participación casi segura en las siguientes entregas.
La saga Stafox es la siguiente en número de participantes, con tres injustificables personajes. Evidentemente Fox McCloud tiene que estar en la serie, pero ya en Melee no entendía la presencia un clon suyo en forma de Falco y aquí entiendo menos aún que se presente un tercer clon en forma de Wolf. Espero que en futuras entregas busquen a otros personajes de la serie o cedan esas dos plazas a otra franquicia.
La saga Fire Emblem vuelve a aportar dos personajes: Marth e Ike. El primero es el protagonista del primer juego de la serie y parece ya un fijo en la serie, mientras que Ike ocupa el puesto del clon protagonista del juego contemporaneo de la serie y supongo que por desgracia no podremos disfrutar de su carisma ni de su monstruosa fuerza en una futurible nueva entrega.
Ness y Lucas representan a la saga Eathbound, siendo por desgracia dos personajes clónicos. No estoy demasiado familiarizado con la serie, así que solo esperar que en una nueva entrega, caso de repetir dos personajes de la serie, no sean clones.
Metroid aporta un personaje doble. Samus aparece con y sin armadura constituyendo un personaje completamente distinto en cada ocasión. Es una pena que la "soledad" sea tan característica de estos juegos, pues desde luego merecería tener más personajes en esta serie (siendo una queja muy generalizada de los jugadores el hecho de que Ridley siga sin ser jugable).
El carismático Captain Falcon -el Chuck Norris nintendero, no olvidemos- repite en la serie como viene haciendo desde la primera entrega y sigue siendo una gozada manejarlo.
Olimar y los Pikmin debutan como abanderados de esa generación que suposo Gamecube. Personaje harto raro y también bastante distinto de manejar a lo habitual, pero este hecho no deja de ser de agradecer, así como su presencia.
Los Ice Climber repiten en esta entrega, y junto a ellos quizás deberiamos incluir a Pit, de Kid Ikarus. Dos sagas ochenteras de Nintendo que la compañía no parece tener intención de resucitar y cuya presencia en estos juegos siempre reabre debates sobre franquicias muertas y polémicas (es innegable que Nintendo usa esta serie en parte como autopromoción de algunos de sus productos).
R.O.B y Mr.Game & Watch son el homenaje de este juego a los tiempos más antiguos de la compañía. Dos personajes absolutamente bizarros.
Y habló en último lugar de los dos "Guest Starring". Hideo Kojima, gran amigo de Sakurai -director del juego-, rogó a este que el protagonista de la saga Metal Gear apareciera en el juego y así ha sucedido finalmente. Verdaderamente Snake no pinta mucho en un juego de esta "apariencia", y es de todo menos un personaje vinculado a la Gran N, pero es un personaje que ha quedado bastante bien. Y con Snake se abrió la puerta a otros personajes foráneos, y al final entró uno más... pero sin duda el que todos queríamos que entrara. Sonic y Mario por fin se pueden enfrentar a puñetazos en la que constituye la imagen de la grandilocuencia de este magno videojuego.
Tras esta monstruosa parrafada, poco más puedo decir. Un juego tan cuidado a todos los niveles no podía ser otra cosa que un prodigio técnico, y aquí nos encontramos unas animaciones explendidas y un nivel de detalle monstruoso en personajes, items y animaciones. La BSO contiene temas de decenas de videojuegos brillantemente versionados y tiene tal nivel que podemos pasarnos ratos sencillamente oyendo el juego.
El control del juego es curioso, pues ofrece muchas versiones, pero la mejor de todas ellas es seguramente la que usa el mando de la Gamecube.
Un juego superlativo. Un homenaje a los propios videojuegos que constituye un impresicindible como pocos de Wii

18 comentarios:

Setzer dijo...

Ya pensaba que nunca harías una reseña de este juego. A ver si nos ponemos alguna tarde y le echamos unas partidas, que estaba bastante entretenido... y al mario kart también, que es otro que tienes hace siglos.

No se como serían los escenarios de otros juegos, pero por lo que vi de este eran bastante variados y dinámicos, como por ejemplo el de wario ware (con sus constantes microjuegos), pictochat (que cambiaba cada pocos segundos), Animal Crossing (variaba según el día y la hora y tenía clásicos de la saga como el concierto del perro los sábados por la noche), etc.

Jeparla dijo...

Lo has definido muy bien como "superlativo"
Genial.
El muro de las lamentaciones es completamente imposible de sacar entero (xD)
Un vicio.

PD Toon Link es el personaje que más me gusta para jugar xDDD

Muramasa dijo...

Gran e interesante análisis. SSBB es un gran juego.

Bambú dijo...

Yo también opino como tu, es uno de los mejores juegos del catálogo de Wii :)

Nosotros tampoco hemos podido hacernos el 100% del muro de las lamentaciones XDDD Es muy difícil, aunque lo tenemos casi completo ;)

Mi personaje favorito es Samus

eter dijo...

Setzer, ya ves, el Mario Kart lo aplace en su momento para jugar al Hajime no Ippo y luego entre una cosa y otra...
El escenario de Wario Ware es muy bueno, como el de Game & Watch, pero el de Animal Crossing es muy normalito. Se basan demasiado en el patron de un suelo y tres plataformas (estando la central más elevada). Los escenarios de Melee, e incluso los del original, eran más variados en ese aspecto. En este hay elementos que modifican los escenarios, pero son externos (ejemplo: coches en el circuito Mario Kart).

Jeparla, ya te digo el condenado muro. Cuando consigues desbloquear una casilla de dificultad infernal y luego ves que la de al lado pone "pasate el modo All-star con todos los personajes en nivel Pesadilla"...
Toon Link.... pues es como Link, más rápido, eso sí. Pero particularmente no me gustan los clones, y Toon Link lo es como una casa.

Muramasa, ya ves, a ver si Nintendo se pone las pilas que este 2009 casi se lo ha tomado de vacaciones.

Bambu, sin duda es uno de los mejores, y además es imposible no apreciar lo ambicioso y grande que es, y se agradece.
A mi en el muro me faltan algunos del tipo "pasate esto en nivel X con X personajes" o de horas o totales. Le llevo echadas unas 100 horas, y pasado ese límite ya agobia demasiado el muro.
Samus es una opción interesante. Personaje de extremos, la versión con armadura es algo lenta y dura de movimientos, mientras que la desprovista de ellos es extremadamente rápida y versatil pero poco poderosa.
Yo particularmente siempre he tenido debilidad por Kirby, pero desde luego este juego tenía para dar y tomar.

RowSphere dijo...

Gran juego con una gran pega... el on-line. Es casi imposible jugar via on-line si no es con alguien que ya tengas previamente agregado como amigo. Pero bueno, si quedas con la gente para realizar combates, el on-line va perfectamente, yo me lo pasé muy bien en el torneo que organizó Yohishi en B-ONline ^^.

eter dijo...

Yo es que no soy un gran seguidor del juego on-line. Me falta tiempo y tampoco me gusta demasiado (prefiero esos piques con el de al lado cagándose en tí porque le has tirado un rayo y se ha caido por la rampa del circuito de Wario XD)

yue_sayuri dijo...

Un juego con el que hemos disfrutado y gastado muchas horas de nuestro tiempo xD A nosotros nos pilló por sorpresa el Emisario Sub-espacial, no sabíamos que estaba cuando compramos el juego y disfrutamos mucho (unas 12 horas). Y luego en los multijugador (divertidísimo jugar en red contra conocidos) y minijuegos tienes un juego completo.

MetaKnight y Kirby forever. Son los que más he utilizado (y con los que más palizas he pegado xDD)

eter dijo...

El Emisario Sub-espacial es una gozada, es increible como consiguen integrar a todos los personajes del juego de una forma tan sencilla y al mismo tiempo épica (aún recuerdo el momento en el que destruyen la nave de Metaknight y salen todas las pequeñas de ella).
Yo particularmente soy de Kirby y de Link de toda la vida, aunque en esta entrega también me aficioné a Ike (debilidad por Fire Emblem, principalmente)

Xesu dijo...

Aquí otro fan del Emisario Sub-espacial. Me encantó esa historia de crossovers tan molona y que tan bien define al mundo Nintendo.

Por lo demás, está todo dicho. El Brawl es un juegazo que aprovecha todas las virtudes de la consola y que da grandes dosis de jugabilidad. Me sigue pareciendo que depende en exceso del multijugador pero nada problemático. Y sí, el on-line es el peor que he visto nunca. El Mario Kart me va perfecto pero este solo he jugado dos porque no conecta xD

Anónimo dijo...

Es el unico juego que he comprado el dia de su lanzamiento, estuve muy viciado al juego con el enviado sub-espacial y intentando conseguir el muro de las lamentaciones (Cosa totalmente imposible). Me ha gustado especialmente la presencia de Sonic, aunque como luchador no es que me guste, pero verlo pelearse con Mario no tiene precio, y Snake desentona un poco pero no importa.

Mis personajes favoritos Ike Y Pitt, con este me entran ganas de que saquen un juego de Kid Icarus nuevo

eter dijo...

Xesu, yo si he conectado siempre sin problemas. Excepto una vez, que el lag era brutal, nunca he tenido problemas con el online (cierto es que tampoco es que me haya matado a jugar de este modo).
En todo caso siempre he sido más de single, y el de este juego es brutal

Anonimo, el muro es... excesivo, aún recuerdo la cara que se me quedó cuando vi que tras conseguir uno que me costó bastante me apareció "pasate el All-star con todos los personajes", ahí ya le dije al juego que se metiera el muro por...
Sonic, aunque no me guste como luchador... "pega", no desentona con la temática del juego y es una gozada poder verle liarse a puñetazos contra Mario. Snake ya no pega nada, habría preferido un Megaman, un Pac-man o alguna cosa más del estilo "nintendero". Pero bueno, las secuencias en las que sale Snake son divertidas por el contraste, y el trailer de presentación de su incorporación es histórico.
Pitt me resulta complicado de manejar, tiene mucha versatilidad... pero me cuesta echar a la gente del escenario. Tu elección es curiosa, pues el opuesto de Pitt casi sería Ike.

Battosai dijo...

¿Quieres que juguemos online? Si te apetece dime tu número y cuando quieras nos pegamos, aunque estoy desentrenado ^^

eter dijo...

He jugado on-line pocas veces, soy más de single y, a pesar de las burlas y todo eso... el multijugador siempre lo prefiero con el amigo en el asiento de al lado insultándote y todo eso.

Lo cierto es que ni se mi codigo amigo del Smash.

Dr. Thomson dijo...

ES un excelente analisis de este juego. Cuando todavia se jugaba en la nintendo 64, yo empece desde este punto con mis primos. yo jugaba en la casa de un primo-vecino que nos divertiamos en ese tiempo. Luego llego la gamecube y seguimos jugando, pero con mas ganas. Actualmente, ya no jugamos, debido al estudio, pero estoy juntando plata para una WII y lo demas.
Si te interesa jugar esto, te puedo invitar.
Nos vemos y comenta mis blogs

eter dijo...

Que tiempos los de las entregas de n64 y Gamecube...

Bassdrum D. Txema dijo...

Lo primero: es un placer "tirar de hemeroteca" y encontrarte reseñas como la de este juego.

El Smash Bros me está creando cierta adicción. Ha sido una de las grandes ideas Made in Nintendo.

Hace unos meses me alquilé el "PlayStation All Stars Battle Royale" para tratar de compararlos y el Smash Bros gana de paliza. Sony copió el concepto pero no trasmite la diversión que se obtiene jugando con amigos/familiares al original concepto de Nintendo.

eter dijo...

El principal problema que le veo -desde fuera, no lo he jugado- al PlayStation battle royale es que quiere ser una copia del smash -eso es obvio- pero... molona, muy al estilo de lo que es la marca Playstation.
El problema es que eso choca con el estilo desenfadado y ridículo de esta franqucia de Nintendo, y si lo haces lo tienes que hacer de otra forma y no copiar su jugabilidad pues choca mucho con los personajes "mature" de Sony.