miércoles, octubre 21, 2009

El aburrimiento de Suzumiya Haruhi

Suzumiya Haruhi no Yuutu (II)

Allá por el lejano 2006 apareció una serie llamada "La melancolía de Suzumiya Haruhi". Aquel fue un gran año, aparecieron series como "Ouran", "Higurashi", "Black Lagoon" o mi siempre venerada "Code Geass". Pero aún entre todos aquellos colosos Haruhi consiguió destacar. Era una serie especial, rompedora tanto en formas como en contenido. Su argumento era original y brillante, sus personajes divertidos y carismáticos, era un portento visualmente... e incluso el hecho de que fuera emitida en un orden distinto al cronológico fue todo un acierto. Fue una serie que consiguió triunfar en este extraño mundo que es internet como pocas. Y fue la serie que, tras la magistral "Full Metal Panic: the second Raid" colocó a Kyoto Animation en el olimpo de los dioses de las compañías de anime.
Durante muchas temporadas se ha esperado el regreso de Kyon, Haruhi y la brigada SOS. Yo, particularmente, la esperaba con ansia, la primera temporada me fascino como a muchos y es una de las pocas series que he vuelto a revisionar y que en este mismo blog he catalogado de imprescindible. Por desgracia, incluso en la Murcia en la que vivo ha llovido mucho desde el 2006, Kyoto se acomodado y poco a poco el increible cuidado que ponía en sus producciones se ha diluido en la insustancialidad entre adaptaciones autocomplacientes de eroges y unos productos demasiado enfocados al público otaku de una calidad más que discutible. Con un estudio en clara decadencia y con una planificación y promoción autenticamente surreal (nunca se ha entendido muy bien porque esta temporada se emitió alternándose en orden cronológico con su predecesora), ha llegado esta segunda temporada de Haruhi. Una temporada para la cual la calificación de "decepcionante" es bastante suave.
Este segundo arco comenzó bien. La podemos dividir en tres claras partes, y la primera de ella "La rapsodia del bambú" era poco menos que magnífica. La calidad de la animación bajó algo y los diseños parecían algo infantilizados, pero nos mostró -en un único episodio- toda la magia de la primera temporada. Todos los personajes eran fieles a si mismos, teníamos elementos fantásticos, algo de mitología japonesa y un desarrollo preciosista y romántico. Fue un gran punto de partida que aventuraba una grandiosa segunda temporada. El problema llegó después.
Porque no hay justificación alguna para los ocho episodios que componen el arco del "Agosto infinito". El primer episodio de esta saga es... aburrido, nos muestra a una Haruhi posesiva y la inhumana ginkana a la que obliga a participar a sus compañeros no es demasiado divertida. En su segundo episodio vemos una absoluta repetición de estos hechos. Narativamente es genial, un recurso arriesgado y valiente, pero efectivo y propio de esta serie. En el tercer episodio este bucle debería haber acabado. No lo hace. Kyoto nos hace ver 6 episodios absolutamente iguales en lo que lo único que cambia son los bañadores de Haruhi y la careta de Nagato. El doblaje de estos episodios es distinto y ni siquiera hay una reutilización clara de las animaciones, pero el hecho de que economicamente no consiguieran un gran ahorro sólo hace más increible el hecho de que publicaran seis episodios iguales. Obviamente se puede pensar que se pretende remarcar el bucle en el que los protagonistas estan encerrados, pero esto es algo que se puede aclarar con unas pocas líneas de diálogo y que un par de episodios dejarían claramente expuesto. Además, la resolución de este arco es poco menos que irrisoria, y el que antes de verla hayamos visto casi 8 veces el mismo episodio no hace si no provocar unas espectativas de cara a esta que luego no se verán cumplidas. Creo que lo suyo habría sido el reducir este arco a 3 episodios e incluir posteriormente "la desaparición", pero en lugar de eso se decidió dejar ese arco para película. La consecuencia final no es otra que la caída a los infiernos de la franquicia.
Resta un arco, el "making-off" de la película que componía el primer episodio de la serie, pero por desgracia cuando vemos esos episodios el daño ya esta hecho. Este arco -cinco episodios- no es malo, pero tampoco podemos considerarlo como bueno. Es quizás demasiado largo, y el rodaje de la película nos muestra a una Haruhi celosa de Mikuru y quizás demasiado posesiva e imperativa. Tiene algunos grandes momentos, pero también otros bastante normales pues el formato de la serie, su humor, su mismo enfoque resultan ya demasiado vistos. Es un arco demasiado irregular que no logran en ningún momento resarcir el mal hecho por los ocho episodios que le preceden.
Es, en resumen, una serie bastante decepcionante que empaña bastante la grandísima impresión que nos causó su primera temporada. Incluso Kyoto ha estimado bastante con la animación en una serie que dista mucho de alcanzar la excelencia visual de su predecesora a pesar de ser esta tres años más antigua.

10 comentarios:

Gaston dijo...

Una de las pocas veces en la que no estamos de acuerdo.

¿El Endless Eight tendria que haber durado 3 capitulos? Sí, seguramente, pero aun a pesar de la cagada de KyoAni de hacerlo prolongarse durante 8 episodios creo que fue realizado de una forma en que consiguieron salir lo menos dañados posible del trolleo que le habian hecho a los fans... me explico, hacer que un mismo capitulo se repita ocho veces es inadmisible, pero la forma de contarlo de KyoAni hizo todo mucho mas ameno (o al menos a mi).

Concuerdo en que el primer capituloes magnifico y estoy de nuevo en desacuerdo con respecto al ultimo, a mi me gustó mucho. Está claro que no destaca por lo trascendente que es para la historia pero aun asi me pareció muy divertido, amen de que el final con Kyon GAR es soberbio.

Con esta serie me pasa con lo que muy pocas, el nivel de empatia con los personajes (Haruhi -Diosa- y Kyon) hace que cualquier capitulo lo vea con una sonrisa en la cara. Tal vez ese sea el motivo por el que me gustó tanto la segunda temporada.

Soy un bicho raro y se que no tiene una explicacion racional el haber disfrutado mas con la segunda temporada que con la primera pero tampoco la busco, cada uno tiene sus gustos y si no fuera así esto seria muy aburrido...

Un saludo eter.

PD: Segunda vez que expongo mi opinion sobre el Endless Eight y segunda vez que lo hago en un ambito pequeño y con gente tolerante... estoy evitando los foros grandes para este tema porque las piedras que me caerian por decir lo que pienso serian gigantes.

eter dijo...

Todo es cuestión de gustos, como siempre.
A mi, particularmente, no me gustó el primero del Agosto infinito... pero me gustó cuando vi que después lo repitieron casi integramente (la primera vez), era valiente y arriesgado. Pero después, verlo ocho veces más, se me hace injustificado. Entiendo que querían hacer que fuera pesado y todo, agobiante... eterno, pero eso se podía hacer con las tres repeticiones que serían los episodios y la contabilización de Yagato. Tres episodios me parecen lo justo... cuatro tolerable. Ocho excesivos a todas luces. Kyoto ha tirado por lo fácil y ha reservado el arco de la "desaparición" para la película, cuando habría podido meterlo en esta temporada. Vale que haya reanimado cada capítulo, vale que se haya hecho mucho más tangible la sensación de bucle... pero no puedo evitar pensar que esta temporada de Haruhi ha sido un timo, de los 14 episodios... 8 han sido el mismo.
Como dices... se ha linchado al Agosto infinito... y yo mismo lo estoy haciendo. A mi no me ha gustado, y me resulta incomprensible más allá de que quisieran exprimir la gallina de los huevos de oro.
A mi me gustó mucho la primera temporada, pero esta me ha parecido... rara, y no me han hecho tanta gracia las cosas que en la primera me gustaban. Kyon, por supuesto, sigue siendo muy grande; pero Haruhi es muy autoritaria, Nagato demasiado callada y Mikuru demasiado quejica. Creo que el orden cuasi aleatorio de la primera temporada fue un acierto, el incluir episodios de claro divertimento entre los de la trama principal diversificaba todo un poco.

knil dijo...

La verdad es que la primera temporada no estaba mal, pero esta segunda... Esos de hacer que 3 capis acaben siendo 8 y con no ligeros, ligerísimos cambios argumentales... Realmente, a mi si que se me hizo "eterno" XDDD
No se, espero que la peli que están preparando ahora, reanime la serie un poco.

OtakuLogan dijo...

Yo tampoco estoy de acuerdo. eter, ¿de verdad Toradora o Kannagi (y tantas otras), series que personalmente no aportan nada nuevo y personajes de los que no te acuerdas a los dos años, son mejores que esta segunda temporada? No me lo creo.
Es cierto que el Agosto Infinito no es lo mejor hecho del mundo. Yo personalmente creo que el problema es Kyon, si cada episodio intentara hacer cosas para solucionar el problema y no quedarse quieto... De todas formas, episodio inicial + 2 repeticiones sería de todo menos Haruhillense. Creo que era necesario que por una vez estuvieramos en el papel de Nagato, sufriendo con cada repetición, y ver que el mundo de Haruhi no es un lugar guai donde los poderes solo hacen cosas molonas. ¿8 veces y tan repetidas? Obviamente no, pero se puede aceptar.
Eso si, la temporada ha sido más floja que la primera, por mucho, más que nada porque parece un complemento de ésta en vez de una segunda temporada (y por supuesto, porque la primera es sorprendente). Aún así, yo esperaba semanalmente Haruhi, cosa que solo puede decir de Naruto (ni siquiera Death Note me produjo tanto mono).

belldandy18 dijo...

100% de acuerdo, eter.

Sinceramente, quien no se haya sentido timado y defraudado con esta temporada es que es un Haruhi-tard.

eter dijo...

knil, al parecer es el mejor arco, así que es de esperar que salga una buena película. Yo, en todo caso, me conformo con una animación a la altura de lo que fue la primera temporada

Otakulogan, tampoco puedes comparar la liga en la que juegan esas series con la que juega Haruhi. Toradora y Kannagi son productos muy interesantes, y de hecho ambas me parecen series con grandes aciertos. Pero son series "modestas", y Haruhi es mucho más grandilocuente.
Pero si me preguntas sencillamente si me han gustado más... diría que sí a ambas (aunque las dos me parecen horriblemente abiertas y cerradas)
Yo al Agosto Infinito lo veo como una gran idea, pero esta muy mal hecha. Con el formato que han seguido habría tolerado 4 episodios, habría dado ya la sensación de repetición... quizás incluso 5, pero una vez pasado ese límite ya parecía una burla. Tienes razón en recalcar el sufrimiento de Nagato y lo puteante que puede ser a veces Haruhi... pero como también dices la serie habría ganado mucho si Kyon fuera una variable absoluta. Puede que todos los episodios comenzaran igual, pero algo tan simple como que sus líneas de diálogo cambiaran o que motivara cambios en las acciones a realizar por Haruhi habría bastado. Kyon en este arco no parece muy distinto a Itsuki o Mikuru... y eso hace que tampoco tenga mucho sentido que al final, tras 15000 reiteraciones de "porque sí" con la solución (cuando esta además resulta tan decepcionante)

belldandy18, bueno, una cosa que me ha sorprendido y alegrado de esta entrada es que tanto Gaston como Otakulogan han discrepado de la opinión general de "timo" que muchos tenemos, y lo han hecho razonando sus argumentos. Yo creo que la idea del Agosto INfinito era buena, pero que sus formas ni mucho menos lo fueron (al final, como dices, los seguidores de la serie ya se reían de la propia emisión y sabían que si no había acabado en el 6 no lo haría antes del 8, y que quizás entonces quisieran esperar a que acabara Agosto)

Raistlin dijo...

Bien, estoy de acuerdo en que esta segunda temporada ha sido decepcionante, pero básicamente, por culpa de lo mal planificado del arco de Endless Eight. Sin embargo, todo lo que he leído en internet apunta a que la culpa no fue de KyoAni, sino de Kadokawa. Todo esto me trae a la mente ahora los cambios de direcciones, las quejas de KyoAni sobre Endless Eight, etc. No creo que sea justo culpar a KyoAni de esto.

Bamboo Rhapsody y The Sigh of SH me parecen dos arcos muy buenos. Creo que el segundo acierta al mostrar una Haruhi tan posesiva, dado el momento temporal en el que acontece ese arco (poco después de la primera aparición de los gigantes y el correspondiente desenlace). No la justifico, pero entiendo su reacción, más siendo Haruhi.

La animación sí ha bajado unos enteros, y se nota la reutilización de esquemas de K-On! en algunas escenas.

En fin, la sensación final es de decepción, sí, porque con los 5 episodios que se sobraron con Endless Eight, se podría haber contado la Desaparición. Pero está claro que hay que pasar por caja dos veces (pues no son listos ni nada...).

eter dijo...

Si, también he oído lo de las presiones de Kadokawa, y que inicialmente la desaparición si estaba planificada.... pero es que Kyoto me ha decepcionado tanto últimamente que casi prefería que no hicieran la segunda temporada antes de comenzar a verla, y la rapsodía del Bambú me hizo tragarme mis palabras, pero luego vino Agosto Infinito y...

Y sí, estoy de acuerdo en que la Haruhi posesiva de la saga de la película era necesaria. Pero es una saga extraña y oscura, decadente dentro del mundo de Haruhi. Todos los personajes estan demasiado polarizados y eso me ha cansado. Mikuro es demasiado quejica, Nagato cansa con su mutismo... y de Itsuki mejor no hablo.

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo con "Gaston" el usuario que afirma estar a gusto con el agosto infinito, a mi tambien me agrado.
Bueno en mi caso soy de tendencias autistas(similar a Nagato) y esa parte refleja mi problema con creces es por ello que me a gustado el agosto infinito (QUE ACABO DE VER HACE UNOS MESES)
Pd: me gustaron mas las novelas

eter dijo...

A mi audiovisualmente me sigue pareciendo muy dificil justificarlo. 8 episodios se me hacen muy excesivos.
Sigo diciendo que para mi su duración ideal habría sido de 3 episodios. Del 2 al 7 sencillamente no aporta nada el formato por el que optaron.