domingo, diciembre 27, 2009

Mensaje de Navidad de su Majestad el (futuro) Rey de los Piratas

One Piece 569 - Monstruo

Es para mi un motivo de orgullo y satisfacción el presentarme oficialmente como alguién a tener en cuenta en el futuro del mundo de esta serie. Muchos han sido los sacrificios que hemos soportado desde el principio del viaje, algunos tan dolorosos la separación de mis nakamas, pero aunque la temeridad ha dado paso a la prudencia en ningún momento ha mermado mi determinación y continuare arriesgándolo todo por aquello en lo que creo. Poco importa si mis heridas no se han curado y las hormonas de Ivankof son sólo un eficiente paliativo, continuaré luchando hasta el fin pues comprendo a la perfección ese momento en el que Zoro se negó a retroceder, pues la muerte es mejor que la derrota, y el permanecer inerte es aceptar la derrota. Porque es largo el camino que me ha llevado hasta aquí, pero me ha enseñado que incluso en los momentos más aciagos siempre hay lugar para la esperanza, porque el coraje de un corazón valeroso siempre encuentra caminos que seguir aunque sea derribando muros tan inexcrutables como la naturaleza del haki parece ser.
El futuro nos traera el nuevo horizonte del nuevo mundo, y con él nuevas aventuras y nuevos amigos y enemigos; pero el camino que se extiende ante nosotros es consecuencia del que hemos recorrido. Camino que trae ante nosotros a viejos amigos como Coby, que afronta sus temores y es capaz de hacerme frente a pesar de la evidente diferencia de nivel, pero el coraje esta ahí y el valor que ha mostrado al interponerse en mi camino es un paso en ese camino que todos sabemos que le llevara a convertirse en un almirante y alguién que me mirara un día de igual a igual. Camino que trae también ante mi a amigos, porque un rey no lo es por miedo si no por devoción, y ahí encontramos a Boa, a quien espero poder librar algún día verdaderamente de su miedo a los tenryuubito y que ya me ha recompensado con creces un favor aún no concedido.
Pero es en este año en el que hemos visto como el mundo se ha expandido hasta niveles insospechados. Y aquí vemos a muchos personajes, anónimos aún, que están destinados a llenar páginas y páginas de mis aventuras. No habló de Boa, Cobby o el fiel (o "la" fiel) Ivankof, habló de todos esos piratas anónimos que combaten junto a Barbablanca y de los que creo que algún día sabremos el nombre. Como supimos el de Momonga. Y como vemos ahora a otros de esos vicealmirantes que aparecieron en la Buster Call, personajes anónimos que parecían destinados a simplemente rellenar páginas pero que pudieron derrotarme hace poco y que ahora vemos incluso capturando a alguién tan poderoso como Marco. Esta batalla que estamos viviendo no sólo muestra a un mundo que se estremece bajo el poder de los grandes nombres, si no que además dignifica y da importancia a muchos nombres pequeños que sustentan a los anteriores y que estan mostrando ser dignos aspirantes a suceder a estos. Nombres entre los que he demostrado encontrarme.
Pero nombres que siguen estando ahi como colosos imperturbables. Porque Barbablanca continua demostrando que no caera facilmente a pesar que no parece tener mucho "timing" para los contraataques. No es su destino el caer ante soldados anónimos por mucho que estos busquen la gloria. Como tampoco parece el destino de Marco o Jozu ser silenciados tan pronto. Si algo han demostrado estas últimas experiencias es que no ha grilletes o prisión que contengan las ansias de vivir en libertad de un pirata. Por eso todos, aunque caigamos, volvemos a levantarnos. Porque no hay forma de derrotarnos, pues si nuestros enemigos acaban con nosotros sólo demuestran que no han sido capaces de someternos.
Por eso, por muy extraño y peliagudo que pueda ser el haki, el futuro tiene un aspecto inmejorable.

16 comentarios:

smith corona dijo...

Buena forma de sacudirse la "monotonía" de la reseña semanal, capitán xD

El encuentro con Coby ha superado mis expectativas. Ni un "lo siento", sin vacilación ninguna. Boa como siempre es un encanto. Por si quedaba duda de su poder, ha tratado al pacifista como si fuera un muñeco.

La cosa pinta cada vez peor para los piratas. Aunque me caen mejor Aokiji e incluso Kizaru, que Marco o Jozu :D. Cada vez tengo menos clara como será su actuación al final. Pero cada vez que Barbablanca parece que va ha dar su último aliento, más arrinconado lo veo.

No me esperaba que el esperado "momento haki" llegara tan pronto. Y no se que pensar. Hubiera preferido un último intento más "épico" de Luffy. Pero por otro lado, ahora es el momento de que todos se fijen en él. Me gustaría que los grandes le abrieran un camino. El suficiente para llegar a Ace y liberarlo, además es el que tiene las llaves. Eso sí, la cara de Sengoku es un poema xD

Gaston dijo...

Primero fue la cancion en el "One heart, one man" (el mejor capi de la saga para mi) y ahora esto, me gusta como innovas.
Me gustaron especialmente estas dos frases:
- La muerte es mejor que la derrota, y el permanecer inerte es aceptar la derrota.
- Un rey no lo es por miedo si no por devoción.

Mi opinion respecto al capi:

Al fin. Las caras de Aokiji, Barbablanca y, sobre todo, Sengoku... como dice el final del capi: The nature of the king explodes.

Idolo Barbablanca y la forma en que se saca de encima a todos esos marines, pero el pobre no da para mas.
Me gustó mucho la resolución del Aokiji vs. Joz, yo estaba un poco decepcionado con Aokiji y toma, va y se deshace de uno de los comandantes de elite de Barbablanca casi que sin inmutarse, y de paso coolea un poco con el tema de quien esta acabado.
El que me da pena es Marco, me parecio demasiado rastrero lo de Kizaru, hijo de puta, como lo odio.

Y me encantó como Luffy golpeó a Coby sin dudarlo. Que grande que es, si ya me emociono cuando empieza a ser reconocido por los grandes del mundo OP, no me quiero imaginar cuando se convierta en el Rey, tiemblo de solo pensarlo.

De todas formas todo eso se queda en nada ante lo primero que comenté, la verdadera presentacion de Luffy ante el mundo, orgásmico.

Un saludo.

Jeparla dijo...

Tremendo el final del capítulo. Dios, si pienso en todos los capítulos que llevamos desde que comenzó la batalla... ¡es lo único que ha pasado relevante! Pero da igual, la emoción que pone Oda en la serie hace que te pegues a su lectura.

Como siempre: necesito el siguiente ya, y necesito que esto llegue a su fin. No puedo esperar a ver como continúa todo una vez finalice esto.

yue_sayuri dijo...

Coincido en que ha sido un 2009 excepcional para la serie, donde ha ido dando pasos hacia una calidad inimaginable ^^

Esperemos que los próximos 100, 200 o 500 capítulos sean tan interesantes como lo están siendo estos (o puede que un poquito más, que yo sigo echando en falta a los mugiwara, aunque aquí serían carne de cañón xD).

Poco más que añadir que no se haya dicho ya ^^ Como siempre, excelente el trabajo que realizas con tus resúmenes, ahora sin ellos es como si nos faltará algo para acabar el capítulo ^^

arketon dijo...

Muy original la forma en que has comentado este capítulo :D.

Lo malo de esto es que el capítulo con tantas dobles páginas ¡se va en nada!. ¿Por qué Sengoku no elimina directamente a Ace si a él no se lo pueden impedir? ¿cómo será el encuentro entre Luffy y su abuelo? ¿qué pasó con Smoke que dejó libre de la pelea a Boa? ¿dónde anda Kuma? ¿cómo será la venganza de Buggy? ¿aparecerán todos los nakamas con Rayleigh en una especie de cola-copter?. Tantas preguntas y tanto tiempo por esperar >_<

eter dijo...

Primero, no pensaba que esta parodia de los mensajes del rey de España fuera a tener mucho "éxito", así que agradeceros los comentarios. Con lectores como vosotros da gusto escribir un blog.

smith corona, el encuentro con Coby no deja de demostrar el respeto que ambos se tienen. Son amigos, pero no dudaran en luchar por sus ideales y el hecho de tener que luchar contra un amigo casi les alegra pues significa que este también es libre de elegir.
Boa ya es otro cantar, su "perfume" petrifica incluso a los Pacifistas. La shichibukai no parece destinada a un papel menor en la serie.
Lo suyo es que, además, atendiendo a las normas no escritas de un shonnen, cuanto peor... mejor. La Marina "lleva ganando" toda la batalla y eso acarrea casi inmediatamente que no ganaran la guerra (al menos no como ellos creen).
Y disiento en lo de lo pronto que llega el haki. Llevamos ya más de 15 episodios de batalla. Por muy bien Oda maneje los tiempos -que lo hace-, por muy espectacular que todo sea y por muchos personajes importantes que veamos en acción, la historia tiene que avanzar y la batalla no puede alargarse mucho más.

Gaston, es muy interesante la presentación de Luffy, pues verdaderamente hasta ahora solo los que se habían confrontado directamente con él, como Aokiji, Smoker o Mihawk pensaban que Luffy era una amenaza verdadera. Su actitud dista mucho de ser la de un pirata "temible", por decirlo de alguna manera y aún Moria lo infravalora después de la paliza que le dio.
Barbablanca tiene una gran escena, pero no pasaría nada si actuara alguna vez antes de recibir un golpe. Es duro y lo sabemos, pero no me extraña que le pesen los años cuando su defensa es la de Makunouchi Ippo.
También hay que decir que la Marina se ha organizado bien. Aokiji es el que mejor podía neutralizar a Jozu, como Kizaru el más "neutro" ante Marco. Pero sería interesante ver a Ace liberado y un:
Ace-Aokiji
Jozu-Kizaru
Marco-Akainu.
En ese caso las cosas no serían tan fáciles para la Marina.

Jeparla, hombre, pasar han pasado cosas, lo que pasa es que todos teníamos ganas de que Luffy hiciera algo más que recibir, que vaya centenar de episodios lleva el tio.

yue_sayuri, es impresionante el nivel que tiene la serie y como, cambiando esquemas y escenarios, Oda consigue mantenerlo. Para mi gusto Water 7 - Ennies Lobby fueron lo mejor de la serie, pero en 20 episodios en Shabondy todo saltó por los aires, y luego esa prisión infernal con Magellan y esta gran batalla.
Hay ganas de volver a ver a los nakama, pero la siguiente saga tras esta se va a hacer muy rara.

arketon, creo que uno de los aciertos de Oda es no enfocar demasiado ningun "one on one", todo es una gigantesca melee y Jimbei puede estar luchando contra Moria pero caer en medio un barco y acabarse la pelea porque dos Pacifistas atacan al hombre-pez. Llevamos teoricamente unas dos horas y pico de batalla, y creo que el caos esta bastante bien reflejado aunque echemos de menos a algún que otro personaje.
Lo malo también es lo que dices, que tanta espectacularidad deja un poco de lado la densidad de viñetas habitual de la serie, pero bueno, todo sea por el espectaculo. Oda tiene que dejar claro que estamos viendo lo más grande que puede pasar en este mundillo, y eso pasa por paginas dobles una detrás de otra.

smith corona dijo...

Pero para mi el haki debería haber sido el colofón final a la actuación de Luffy, no que fuera el "mirad, estoy aquí". Me gustaba más el Luffy que salio de la nada, con un poder como el de tantos usuarios, y empezó a revolucionar el mundo. Más que este que tiene un poder de unos pocos elegidos, ese haki de rey, y sea lo que marque la diferencia.

Raistlin dijo...

Un resumen del episodio espectacular Eter, te lo has currado :)

A mi me gusta el momento en que Luffy usa el haki, por la propia declaración de intenciones y lo que implica; es decir, aunque todavía no puede controlarlo, es su fuerza de voluntad, y no sus puños (que hasta ahora no le habían valido) lo que detiene la ejecución.

No deja de ser algo provisional, pero el momento, para mi, ha sido idóneo.

eter dijo...

smith-corona, tal y como esta avanzando la serie el Haki parece más decisivo para perder que para ganar. Hemos visto como el propio Barbablanca no puede derrotar facilmente a logias a pesar de tener también un haki muy grande.
Por otra parte Boa tambien tiene el haki del rey -y creo que Rayleigh, Garp, Barbablanca, Shanks o Sengoku tambien lo tienen-. El Haki puede impresionar, pero no puede ser tan definitorio.
Eso si, me gustaría que los tres almirantes atacaran de golpe y Luffy los tumbara -momentaneamente- con una Gatlin gun cargada de haki.

Raistlin, muy acertada esa visión.
Supongo que tendrán que explicar algo más, pues si no no tendría sentido que lo que hace Luffy no lo hiciera el propio Barbablanca.

Xesu dijo...

Otro fan de la originalidad de la entrada y perfecta para las fechas que estamos además xD

El capitulo ha sido realmente bueno, una autentica declaración de intenciones desde ambos bandos.El encuentro con Coby ha sido sensacional. Esto es una guerra y no hay miramientos. Lo mismo para Barbablanca, que aún mermado, sigue fuerte en convicciones.

Y el despliegue de Haki me encanta como recurso moral, una especie de estoy aquí y preparaos, pero siempre he sido un agnostico en su uso. Quiero ver como lo gestiona Oda porque hasta ahora se han visto pocos detalles del tema.

No debe quedarle mucho a la batalla y creo que Luffy y Barbablanca está muy tocados como para alargarlo mucho más. Me gustaría una colaboración épica entre ambos y que se entendiese como paso del testigo a la nueva generación.

In Oda we trust.

PD: Tremendo poder de Boa y sorpresa mayuscula los vice-almirantes o_O

Fung dijo...

Que Epic ha quedado la entrada. Me encanta la frase del final:
"Porque no hay forma de derrotarnos, pues si nuestros enemigos acaban con nosotros sólo demuestran que no han sido capaces de someternos."

Ojalá el rey de España hiciera discursos tan entretenidos, no me lo imagino hablando de One Piece. xD

Todavía no he leído el capítulo, sólo he visto las imágenes, asi que poco que comentar. Me ha hecho gracia lo del timing de Shirohige xD. Brutal.

eter dijo...

Xesu, el encuentro con Coby es premonitorio de lo que podía ser un encuentro con Garp. Pero lo bueno de esta serie es que ya hemos visto un Luffy vs Usopp que pasará a la historia, y también tenemos batallas de Luffy contra otros miembros mismos de la banda como ese memorable enfrentamiento contra Zoro en Whiskey Peak. En esta serie nunca nadie se contiene, siempre van a lo máximo. Es como esa máxima del rugby, que dice que cuanto mejor seas por tus adversarios más debes apalizarlos para que aprendan de ti y no se sientan insultados y humillados por tu compasión.
Pero el Haki, por supuesto es peligroso. Oda, no obstante, lleva como tres años así a lo tonto ya tonteando con la idea, así que creo que lo tiene todo bastante pensado y que los combates no van a cambiar demasiado.
Y como tú, espero ese reencuentro entre Luffy y Barbablanca, la colaboración estaría bien, pero me basta con ver lo que Barbablanca dirá cuando llegue a donde él está.

Fung, lee tan pronto como puedas el capítulo, no tiene desperdicio.
En cuanto a lo del rey... tenemos que bendecir internet por poner al alcance de todos la creatividad de todos:

Discurso "ligeramente modificado" del rey de España

Fung dijo...

Brutal el discurso del Rey. xD

Ya lo he leido. Ha estado genial. Me encanta la cara que pone Ace al sentir la dinastía de Luffy. Es muy Epic todo. Lo que no sabía es que a Jozu se le "medio parte" un brazo. O al menos eso me parece.
Un saludo.

eter dijo...

Es una duda que yo también tengo, pues es una imagen bastante ambigua, y puede que Luffy sea más quebradizo al estar congelado pero ese tio no deja de ser de diamante.
En fin, creo que pronto veremos una resurrección de Barbablanca y sus dos grandes capitanes, así que supongo que entonces saldremos de dudas.

Pennywise dijo...

Espectacular forma de hacer la reseña maese Eter ^ ^

A mi el capitulo me sabía a poco pero cuando vi a Luffy con ese grito(que me lo imagino como esos de Goku en el anime) y paralizando a los ejecutores, pues "ma molao".
Sigo sin ser fan del haki, asi q spero q lo use para salvar momentaneamente al bueno de Ace, que la cosa avance y que Luffy lo pierda de nuevo.
Nos vamos a quedar con muñones de tanto mordernos las uñas.

eter dijo...

A ver como se desarrolla todo, porque los gritos nunca han sido buenos amigos del desarrollo en los shonnen.
En Oda confiamos y creo que esta teniendo mucho cuidado y tacto a la hora de introducir el haki. Pero es un recurso que nunca ha terminado de gustarme y, aunque entiendo que es necesario para golpear a los logia y anular la goma, me da algo de miedo.