viernes, diciembre 04, 2009

TARGET

Call of Duty - Modern Warfare - Reflex edition

Ayer alquilé este juego. Hoy me lo he pasado y ahora expondré mi opinión sobre este juego. He de decir en primer lugar que me parece un "producto" magnífico, superlativo me atrevería a decir. Coronado como uno de los juegos del año 2007, es un juego con una ambientación sobervia y estilo cinematográfico indudable. Sin embargo, reconociendo la variedad de situaciones que presenta, reconociendo la espectacularidad de su desarrollo, el prodigio -aún en Wii- visual que es... he de decir que no termina de convencerme este videojuego. No termina de convencerme porque es lo mismo que ese "Resident Evil 4" que tanto me desagradó en su día y que me hizo huír de las consolas hasta que me reenganché gracias a la DS. Son estos videojuegos más orientados a la palabra "video" que a la "juego", el aspecto gráfico, la simulación de planos cinematográficos, las secuencias de video... todo intenta copiar al cine. Eso en ocasiones puede ser una virtud, pero igual que el cine apuesta sobre patrones seguros carentes de originalidad a fin de minimizar el riesgo, nos encontramos con una tendencia similar en los videojuegos. Así nos encontramos juegos que solo apuestan por mejorar y mejorar los gráficos y ofrecer escenas cinemáticas presuntamente impactantes. Y este juego sigue esa tónica, y además tiene el mérito de que todo funciona a la perfección, pero sencillamente no me llega. Es un buen juego y es entretenido, y es un grandísimo producto a nivel de superproducción, pero sencillamente no estoy dentro del mercado al que se dirige. Recuerdo los grandes shooters de mi adorada n64, y sencillamente me parecían más estimulantes las interminables secuencias de saltos del primer Turok que las escaramuzas en oriente medio que me plantea este juego.
Pero tras esta reflexión sobre lo que ahora son los videojuegos, hablaré sobre el juego propiamente dicho. No comentaré el multijugador, sé que la mayor parte de la aureola de este juego se debe a su juego en red, pero soy más un "single player" y el multi me gusta en compañía y con los amigos gritando e insultando ante nuestras perrerías (y viceversa).
El juego es corto, muy corto; pero también muy bueno. Tenemos una campaña frenética que durará unas 6-7 horas, dividida en casi una veintena de fases en las cuales el soldado de élite que encarnamos se liará a tiros con todo terrorista o insurgente que encuentre en lejano oriente o en las profundidades de las antiguas repúblicas soviéticas. A pesar de que como en todo buen shooter todo se reduce a disparar a todo lo que se mueva (los objetivos a cumplir son poco menos que ridículos) la variedad de acciones es bastante importante y nos encontramos con fases de conquistar edificios, defender una plaza, proteger un tanque, rescatar a un prisionero y algunas -las más distintas- en las cuales tomamos el rol de un artillero de algún tipo de vehículo. Los son a efectos prácticos infinitos en algunos escenarios y no conseguiremos avanzar hasta que cumplamos algún objetivo en concreto, esto hace que en ocasiones tengamos que refrenar nuestras ansias asesinas y confiar en el sigilo. También hay carnicerías brutales, y aquí también contamos con fuego amigo pues el resto de los miembros de nuestro escuadrón van con nosotros y nos proporcionaran cobertura y apoyo como nosotros mismos haremos con ellos. La variedad de situaciones es relativamente alta, y el juego además consigue integrarlas todas con naturalidad conforme avanzan las misiones.
El juego presenta un entorno de guerra actual realista, con batallas campales en ciudades destrozadas, operaciones conjuntas, terroristas por doquier, apoyos aéreos, terroristas, rehenes, explosiones a diestro y siniestro y mucho caos y fuego cruzado. Cada poco minutos siempre sucede algo que cambia por completo el campo de batalla y nos obliga a actuar de otra forma, y todas estas escenas se enlazan con una naturalidad notable. Los diálogos de nuestros compañeros están también fenomenalmente integrados, así como sus acciones. Aunque en algunas ocasiones podemos forzar pausas notables, la sensación general de la partida es muy continua.
Ahora bien, me parece absurdo e inexplicable el sistema de recuperación de salud. Puedo llegar a entender esos sistemas de coberturas tan extendidos hoy en día de cara al multi, pero en campaña no veo que el hecho de que te pegen cuatro tiros y te recuperes de ellos escondiéndote tras un barril durante unos segundos pueda tener alguna explicación. Esto, junto con el exagerado número de checkpoints del juego, acaba con toda la sensación de realismo que otros factores intentan transmitir y además reduce por completo su dificultad. Es un juego corto, pero principalmente por la facilidad con la que se salva cualquier mínimo avance.
A nivel visual es un juego impresionante, más por el contexto y la ambición que muestra que por los gráficos en sí. Obviamente, siendo un juego porteado desde plataformas superiores a nivel de gráficos, el juego se nota muy sufrido en algunos momentos y presenta algunas texturas y objetos bastante deficientes una nos acercamos a ellos. Es un juego que visualmente resulta bastante resultón con respecto a los elementos lejanos, pero en aquellos que colocamos en un primerísimo plano se aprecían algunas carencias. La desventaja de la Wii con respecto a otras consolas la palia el control, absolutamente delicioso. El wiimote es nuestra mira en este juego y funciona a la perfección con precisión y rapidez.
En definitiva, no es un juego que recomiende porque no es ni mucho menos un género ni un tipo de producto que me emocione, pero si es un juego que se nota trabajado y muy bien pensado.

4 comentarios:

Fung dijo...

Al juego de la Wii, no he jugado, siquiera he tocado una Wii.
Este juego lo tengo hará más de un año y todavía no me he pasado la campaña. Corta, no lo sé, me quedé atascado en el modo difícil, y sin querer, borré la partida. Desde que la borré, hará pues eso, un año, sólo he jugado al on-line. Que, eso sí, es de lo mejor que he visto. Ahora me ha dado por rejugar la campaña, que me han dicho que el final es bastante frenético. A ver si es verdad.
El sistema de recuperación creo que es el mejor para un juego así. Que tengas que ir por ahí, cogiendo cajitas de vidas, no me gusta. Esas cosas, yo las veo más para los juegos de aventuras y de rol, pero para un shooter no me convence.

A mí me encantan estos juegos, son los que más me gustan. Sobretodo si tienen el multijugador para 4, para gritarse, y tirarse cojines y otros objetos con insultos añadidos como dices xD. Para navidades el 2, más que nada por lo del on-line, y el multijugador.
Un saludo.

eter dijo...

Yo no soy mucho de multi online, para mi gusto la gracia es tener a los amigos al lado y estar todos insultandonos porque tu has matado a no se quien (o porque has soltado un rayo o un caparazón azul). Lo malo es que tampoco hay ya apenas cybper para montar una partida así como en los mejores tiempos del Quake o el Counter.
Lo de recuperar vida... a mi me gustaba lo que hicieron en el Goldeneye, que sencillamente no recuperabas. Como mucho el chaleco antibalas, que si podías sustituirlo por otro nuevo. Pero la vida... como te dieran un tiro lo arrastrabas toda la partida.

Xesu dijo...

¿Este no era el juego que tanta polémica levantó por la nula promoción que hizo Activision de él en favor de MF2? Como el Reflex sea million-seller será una especie de milagro xD

Yo jugué al de DS pero supongo que la experiencia jugable es totalmente diferente pero estoy contigo que por buenos juegos que puedan ser su formato me aburre. Los shooter no son lo mio xD

PD: Me he pillado el Little King Story xD ;)

eter dijo...

Es un juego raro, lo hacen... que digo yo que costara dinero hacerlo, pero no lo publicitan y lo lanzan al amparo de ese monstruo que es su segunda parte. Y lo mejor de todo es que es un juego terriblemente digno y trabajado. Es raro producir un videojuego y luego practicamente no querer venderlo. Aquí Activision e Infinity Ward se han llevado muchos palos, y todo lo contrario para Treyarch, que han hecho un gran trabajo con el hardware de la Wii.
El Little King me parece lo mejor que ha salido para la Wii este año y un auténtico soplo de aire freso en los trillados videojuegos de la actualidad. Ya comentarás que te parece.