domingo, abril 16, 2017

El valor de un episodio de relleno

Sherlock - 4ª temporada

Sherlock es una de esas series que muere por su propio éxito. Es una buena serie, pero esa misma aureola de gran serie, de serie de guión, de personajes, de producto elegante y cuidado, juega en su contra. Porque Sherlock no tiene margen para el error ni para la ligereza; su estructura de tres capítulos por temporada -por mucho que estos tengan la extensión de largometrajes- apenas le da margen para nada, todo esta supeditado al avance de la trama y de los personajes, la serie no tiene tiempo para descansar y eso se ha notado como nunca en esta cuarta temporada, donde hay un claro exceso de dramatismo. 
En las temporadas previas el segundo episodio solía ser distinto, y solía ser el peor episodio de la temporada (o al menos el más decepcionante). Eran episodios al margen de Moriarty o la trama principal, pero eran episodios de casos de detective, y eran sobretodo episodios que ofrecían un descanso dentro del avance de la serie. En esta temporada ese episodio no existe. Todo es drama, todo es conflicto y oscuridad. La serie siempre había tenido un punto de comedia que ahora desaparece casi por completo en pos de un guión algo tramposo, pretencioso, excesivamente dramático y no especialmente brillante. A la serie le falta un puntito de relajación y de ligereza, de querer ser más un simple entretenimiento que un retrato sobre la condición humana.
Sherlock es una buena serie con grandísimos actores detrás que no ha querido nunca limitarse a ser una procedimental más del montón, eso sobra decir que es algo que celebrar, pero no hace falta tampoco decir que es algo muy complicado de manejar. Planteada como un final de serie (aunque sólo sea por lo complicado de reunir a su pareja protagonista) esta cuarta temporada la serie se ha emborrachado de si misma y de sus excelentes críticas, centrándose en sus personajes y arrastrando a estos al pozo más oscuro imaginable, llevándolos al límite fisica y psicologicamente de todas las formas posibles. Y me parece, sencillamente, excesivo. El guión tiende a los excesos dramáticos, y me parece que lo hace sin ser especialmente brillante, abusando de unos giros de guión que ya comienzan a ser muy previsibles. A los guionistas les falta la libertad de una serie con más episodios para dispersar el drama más sutilmente; han tenido que meter todo el drama que todo el mundo esperaba de la serie en los tres episodios disponibles y ello no les ha dejado tiempo para nada más.
Técnicamente la serie es una gozada, es toda una superproducción de la BBC y a su excelente reparto hay que sumarle una gran cantidad de medios que se traducen en unos decorados y exteriores magníficos, unos buenos efectos especiales y una dirección y una fotografía muy elegantes (aunque esta última, supongo que pretendidamente, me parece muy fría). 
La serie sigue estando bien, pero no puedo evitar sentir algo de decepción ante esta temporada. La serie es tan potente en su concepción y ejecución que uno siempre espera mucho de cada temporada, y al final estas se hacen siempre muy escasas; y en esta temporada en concreto han hecho sufrir tanto a los personajes que se ha perdido gran parte del carisma del mito. 
Esperemos que haya una quinta temporada, más sencilla y ligera, donde veamos a la pareja de Baker Street enfrentarse a una suerte de Arsene Lupin, o donde el drama venga de un Jack el Destripador y no de la oscuridad insondable de los propios protagonistas.

4 comentarios:

Yer_Wells dijo...

Me encataría que hubiera una quinta temporada, y creo que Moffat y Gatiss han querido jugar sobre seguro, atando todos los posibles cabos y presentando esta temporada como un más que factible final de serie. Me daría pena si así fuera, porque considero que es una de las mejores series de la tele actual. Para mí, ha estado a la altura, quizá sí es cierto que su primer episodio ha sido algo flojo, casi una mera excusa para preparar todo lo que vendría. Ahora bien, los dos restantes me parecieron una maravilla muy en la línea de la serie, y esa breve pero maravillosa aparición de Moriarty ha sido de lo mejor.

eter dijo...

El problema es que apenas tienen capítulos para desarrollar tramas y claro, con el primero acabando como acababa... todo el segundo quedaba supeditado a solucionar el asunto, con un tercero con una supuesta "traca" que al final fue muy rarita. Los guionistas apenas tienen margen para espaciar las tramas y al final, en mi opinión, queda algo demasiado denso.

Darkking91 dijo...

A mi me ha gustado en general, pero ha sido la peor de las 4. Creo que la serie encontró su verdadero tono en la tercera temporada,, donde la comedia tenía mayor peso y funcionaba excelente. La poca comedia que hubo esta temporada estuvo a cargo de Mrs Hudson, que en particular a mi me gustó pero no deja de pecar de exagerada. No me los veo haciendo una temporada entera en 2 o 3 años más, pero si que me veo que puedan soltar algún especial de tanto en tanto, tienen que hacer el capítulo homoparental si o si xD Pero en general es una serie enorme, podría decir que mi favorita, caps como Study in pink, the great game, Scandal in belgravia, the sign of the three, his last vow o reinchenbach fall, o el mismo the lying detective de esta temporada demuestra el buen hacer de los guionistas, ya casi que nombré los caps de toda la serie así que es un viaje que vale totalmente la pena comenzar

eter dijo...

Un especial en plan "tres padres y un bebe" sería muy grande (y digo tres porque Gatiss se ve que quiere salir en la serie y ha convertido a Mycroft en demasiado protagonista XD), y creo que ayudaría a recuperar el tono más distendido de la serie. Sería una buena opción, más si luego recuperasen a Irene Adler XD.