jueves, marzo 21, 2019

El hombre que susurraba a los cerdos

Gin no saji

Adaptación del manga -aún en curso- de Hiromu Arakawa, "Gin no saji" nos traslada a un instituto agrícola, donde Hachiken -un alumno de matrícula- se ha matriculado en una especie de mezcla entre búsqueda de su propia identidad y acto de rebeldía contra su complicada familia. En este instituto, mientras cuida animales y campos, conocerá a numerosos estudiantes y a varios profesores en un día a día que la serie irá describiendo. Esta serie es pues un slice of life, una comedia estudiantil con el drama y romance de rigor, que se ubica en el extraño escenario de una escuela de granjeros.
Evidentemente una pregunta surge de primeras ante esta premisa: ¿granjeros? ¿eso puede ser entretenido? Verdaderamente la serie se apoya más o menos en los recursos clásicos del género en lo que a la construcción de personajes se refiere, teniendo a un grupillo de estudiantes simpáticos con el clásico chico serio o el clásico tontillo superlativo, en ese sentido la serie juega sobre seguro (y más con una mujer como Arakawa detrás, que tiene experiencia más que de sobra y sabe meter secundarios alocados que funcionan perfectamente como una especie de Buda convertido en profesor de equitación, o esa prima lejana de la familia Armstrong de FMA que sería Tamako). Además la serie maneja un componente muy amplio de personajes de una forma modélica; en este tipo de series es normal que al final solo veamos a media docena de miembros de un club y a un par de amigos del protagonista, aquí tenemos toda una clase que se divide en diversos grupos en función a los dormitorios, los clubs o los grupos de tareas, eso hace que el protagonista este en 3 o 4 círculos que al final siempre están interactuando entre ellos de una forma muy natural. 
Los animales y el componente granjero añaden ese pequeño componente de ternura y diversión que siempre dan los animales, y la serie sabe manejar lo suficiente los tiempos para introducir muchos elementos pedagógicos sobre las granjas como para que estos resulten interesantes y no aburridos. En general la visión que da de las granjas me parece sorprendentemente acertada, aunque no deja de ser algo benigna y demasiado limpia.
La serie, dividida en dos temporadas de 11 episodios se ve muy bien. La comedia, ya sea en gags puntuales o en secuencias más elaboradas, funciona muy bien; y también hay un romance -obvio desde el principio- muy bien desarrollado a lo largo de toda la serie. El único problema sería cierta tendencia a sobredramatizar por parte del protagonista en su primera temporada, su indecisión con respecto a su futuro y su conflicto con sus padres no son especialmente destacables, y en la primera temporada la serie pivota en torno a un arco sobre un cerdo que se establece como elemento de cambio del personaje... pero sencillamente es tan forzado que me parece ridículo por momentos. En la segunda temporada, sin embargo, el eje central gira en torno a una idea mucho más realista y dramática, y con una ejecución casi modélica consigue que el nivel de la serie suba muchos enteros.
En esta, su adaptación animada, no me parece que sea una serie tan redonda como todo el mundo parece decir. Es original en su planteamiento y se nota que su autora tiene muchas tablas a la hora de desarrollarla, sin embargo me parece que le falta algo de fuerza en general y además no puedo evitar pensar que romantiza demasiado una vida que es terriblemente dura. Me parece una serie divertida y entretenida, recomendable como una simpática curiosidad pero se encuentra muy lejos de mi etiqueta de imprescindible.

lunes, marzo 18, 2019

La antítesis de vacuo

Hollow knight

Poco puede decirse de este "metroidvania" que no se haya dicho. Es, sencillamente, dificil de creer lo bueno que es y que apenas un trío de personas hayan conseguido hacer por kickstater un dignísimo heredero de Symphony of the night (ver reseña) o Super Metroid (ver reseña).
Aunque algo grande de más -en mi opinión-, su diseño de niveles es exquisito, pero creo que donde el juego consigue destacar especialmente es en su diseño artístico. A nivel visual el juego no es un portento técnico, no hay "pendientes", todo se basa en una lógica de "bloques" y en unos diseños casi flash que no dejan de ser casi obvios merced a lo limitado de su equipo y presupuesto, pero todo el juego lo suple con una sorprendente dirección artística.
El juego se ubica en lo que en ningún momento conseguí evitar pensar que no era otra cosa que un cadáver en descomposición. En verdad no importa si es un cadáver, una pila de cuerpos o un simple terreno malsano. Todo el juego transpira muerte. Y funciona, en ese escenario encuentra el marco perfecto para un desarrollo que es imposible no comparar a las películas de Ghibli o a algunos relatos burtonianos; la muerte y la vida se entrelazan en un relato donde alma -vida- y vacío -u olvido- se dan la mano sin que uno sepa muy bien cual de ambos significa esperanza.
El juego nos presenta una civilización agonizante y decadente donde el jugador instintivamente se siente incómodo al enfrentarse inconscientemente al más subconsciente y primordial de todos nuestros miedos: la muerte. Quizás el juego no llegue a los niveles míticos del Majora´s Mask, pero incluso entre los múltiples secundarios y pueblos que encontramos podemos ver algunos rasgos del famoso modelo de cinco pasos de duelo de Kübler-Ross.
Frente a la aceptación de la muerte del propio juego encontramos al héroe como fuerza que se opone a ella. La insignificancia del héroe inicialmente, su propia naturaleza de fracaso ante la existencia del Hollow Knight , es también interesante. El juego no nos presenta la fantasía del "héroe por sorpresa" (esa fantasía infantil en la que un agente externo aparecerá de la nada para decirnos que somos unos elegidos), no somos un Harry Potter ante el que Hagrid aparece de repente para librarle de su vida sin esperanza y revelarle que es un elegido. El protagonista es uno mas, la absoluta definición de la mediocridad, el fracaso o la simple normalidad. Nuestra identificación con este tipo de personaje y su simple enfrentamiento contra el destino no puede ser mayor que cuando ese destino no es otro que la inevitable muerte. Incluso aquí puede interpretarse como un acierto la excesiva libertad de juego y el monstruosamente grande mundo que plantea el juego, las insignias nos dan muchas posibilidades a la hora de configurar nuestro personaje, podemos hacer un personaje centrado en la lucha o en la recuperación, tenemos muchos poderes entre los que elegir un "set" que más se adecue a nuestra forma de jugar o a nuestras necesidades del momento, y también tenemos muchísimas misiones secundarias -algunas de una dificultad demencial- que podemos decidir hacer o no en este larguísimo juego. Definimos por completo el camino del héroe de nuestro personaje.
Un camino del héroe que nos llevará a un final amargo, con personaje condenado a estar solo e incluso a ser olvidado, pero ese no se siente un final malo, a fin de cuentas el héroe que salva al mundo pero al final es olvidado y sólo tiene como recompensa la gratificación personal se muestra como el más heroíco y desinteresado de todos. El héroe lo da todo a espera de nada, y eso es lo que nos propone este juego. Un juego donde el propio jugador acaba aceptando el vacío de su existencia, donde la fugacidad de su partida esta puesta al servicio del resto de personajes. La muerte, el olvido mismo del personaje es la clave para la vida del resto de personajes. El juego, que inicialmente nos presenta la muerte como un elemento terrible e inevitable, nos lleva finalmente a abrazarla y a aceptarla, el objetivo de la vida no es perpetuarse de una forma inmutable, si no prolongarse a lo largo de las generaciones futuras y el cambio. Abrazar la oscuridad  del sacrificio para iluminar el mundo.

Absolutamente recomendable, el precio de 15€ por el que normalmente puede encontrarse en las tiendas virtuales es poco menos que ridículo, Hollow knight es uno de los mejores juegos de los últimos años y aún a precio completo seguiría siendo un juego casi de obligada compra. Una auténtica joya.

sábado, marzo 16, 2019

El futuro de Hosoda

Mirai, mi hermana pequeña

Tengo que decir que me hallo algo decepcionado ante el resultado de esta película, aunque quizás más que decepcionado la palabra sería desorientado. Es una película extraña. Mamoru Hosoda sigue la trayectoria casi bibliográfica de sus últimas películas y, tras explorar paternidad y maternidad, ahora se vuelva en el vínculo entre hermanos que le han hecho descubrir sus hijos. 

El protagonista absoluto de la película es un niño de 4 años... que es un niño de 4 años. Madura y crece hasta aceptar a su hermana pequeña Mirai, pero todo lo ve con sus rabietas y su completamente normal infantil visión de todo. La película refleja constantemente la forma de ver el mundo de un niño, y así mismo también vemos como todos los personajes actúan con él como se actúa con una criatura de 4 años. El espectador tiene que ver la película sabiéndolo, y creo que aquí también entra en juego personalidad de cada uno porque creo que unos padres primerizos disfrutaran mucho más esta película de lo que lo ha echo alguien tan poco empatia hacia los niños como un servidor (aunque supongo que un padre no podra dejar de horrorizarse ante la peor casa imaginable para el crecimiento de un niño). El costumbrismo es uno de los puntos fuertes de Hosoda, y aquí sencillamente da una lección de él retratando a la perfección la vida de toda una familia con todos sus buenos y no tan buenos momentos. Kun es el protagonista de la película, pero sus padres también avanzan a lo largo del metraje, e incluso vemos al perro integrado perfectamente en la familia que Hosoda ensalza como un pilar fundamental de la existencia humana.

Para su mensaje familiar el director nipón crea una especie de fábula en la que el niño acaba aceptando a su hermana como alguien de su vida en base a varios viajes en el tiempo en los que se cruza con otros miembros de su familia y descubre la importancia de estos (viajes en los que creo que aparece sorprendentemente poco la citada hermana a pesar de lo que el título y el traíler podrían dar lugar a entender). Es en esta forma de vertebrar la historia donde tengo más problemas. Algunos segmentos funcionan muy bien; la primera incursión de Mirai es muy divertida, en general la película alterna bien el tono de estos capítulos mostrando algunos dramáticos y oscuros con otros más ligeros... sin embargo algunos de ellos me parecen más flojos y no aportan demasiado al resultado final, dándole a la película una extraña sensación inconexa donde el desarrollo general parece algo vago.
Técnicamente es una película que se mueve en un escenario muy pequeño, la animación es consistente y tiene pequeños alardes de espectacularidad, pero no destaca especialmente en este sentido e incluso diría que en alguna escena han usado demasiado el ordenador.
Recomendable, es mejor -o más fresca- que "El niño y el monstruo" (ver reseña), pero está bastante por debajo de esa obra maestra increíble que son los niños lobo (ver reseña) (a la que por cierto rinde un par de homenajes nada sutiles) y esos trabajos más sencillos y disfrutables que eran la chica que saltaba a través del tiempo (ver reseña) y Summer Wars (ver reseña).

jueves, marzo 14, 2019

OPDM - 043 - Temporada de Anime Invierno 2009

Nuevo edición del podcast en la que contamos de nuevo con la colaboración de @chusetto para repasar la más que decente temporada de anime de hace 10 años. Una temporada con muchas continuaciones de las que ya hemos hablado y algunos animes dignos de ser enterrados junto a los cartuchos de ET, pero también algunos a reivindicar.

En nuestra enciclopedia friki alcanzamos la O del gran profesor Onizuka y el Gran Hermano Orwell, y en nuestra sección libre Setzer comenta el Ys VIII y yo el Tales of Vesperia... inicialmente.



Los tiempos del programa son los siguientes

00:01 Anime Invierno 2009

Sora wo Kakeru Shoujo
Shikabane Hime: Kuro
Maria†Holic
Druaga no Tou: The Sword of Uruk
Akikan!
Minami-ke Okaeri
Asu no Yoichi!
Zoku Natsume Yuujinchou
Slayers Evolution-R
Tetsuwan Birdy Decode:02
Hajime no Ippo: New Challenger
Hetalia Axis Powers
Chrome Shelled Regios
Kemono no Souja Erin
Lupin III vs. Detective Conan
RideBack
Major S5
Higurashi no Naku Koro ni Rei
Sora wo Miageru Shoujo no Hitomi ni Utsuru Sekai
Kurokami The Animation
Suzumiya Haruhi-chan no Yuuutsu
Nyoro-n Churuya-san
Denpa-teki na Kanojo
White Album

01:23 Biografia: Onizuka
01:32 Biografia: Orwel
01:39 Ys VIII: Lacrimosa of Dana
01:57 Tales of Vesperia
02:06 Kingdom (Serie koreana)
02:16 Battle Angel Alita (Película 2019)

Como siempre, gracias a todos los que nos escuchais y comentais (ya sea aquí o en ivoox). También gracias a todos los que nos retuiteais o le dais al like o al botoncito de subscripción.

lunes, marzo 11, 2019

El cuento de la criada

Emma: a victorian romance

Adaptación de un célebre manga de Kaoru Mori, las dos temporadas de esta serie nos trasladan al Londres de finales del XIX. Emma es una joven que, tras haber crecido en las calles, ha conseguido un trabajo como doncella de una anciana institutriz que la trata casi como una hija. Un día, un antiguo alumno de su señora le hace una vista a esta, y se queda inmediatamente prendado de la disparatadamente bella  plusmarquista de la milla que es nuestra doncella protagonista. Ella es una doncella, él el hijo de una familia burguesa cuyo padre sueña con un buen casamiento. El conflicto, en plena época victoria es evidente y el romance poco menos que imposible.
Sin embargo el amor es muy intenso, y así William se opondrá a su familia y Emma se sobrepondra a una moral tan intensa como inflexible en la lucha de ambos contra la sociedad. Cualquiera que conozca un poco el periodo sabe que la diferencia de clases era poco menos que insalvable en aquella época, y uno llegaría a pensar que la serie sería muy fantasiosa porque sencillamente el romance es inconcebible y Emma no podría aspirar a más que a amante. Pero la serie lo hace muy bien, la presión de la sociedad es inmensa y la propia Emma es la que más se censura porque sabe que está arrastrando a su amado a un desastre, así mismo estamos a finales del XIX... casi un siglo después de los tiempos de Austen y salvo la aristocracia más rancia los personajes comienzan a ser más tolerantes -o comprensivos- con un escenario tan escandaloso. Si obviamos la presencia de un príncipe indio con una épica sombra con forma de cuatro bailarinas silenciosas y -sobre todo- algún que otro elefante-, la serie es extraordinariamente respetuosa con el periodo que cubre. Tiene alguna pequeña licencia dramática, pero ninguna es grave y están referidas a personajes que podríamos decir que son "un poco anime" como un par de damas excéntricas... pero en general la serie es poco menos que un tratado sobre la vida victoriana plagada de mil y un detalles muy coherentes. Quizás el Londres que se vea es un poco limpio, pero Emma no es pobre, vive con señoras de clase media, con lo que también es algo lógico y el escenario si empeora un par de veces que viajamos al Londres más sórdido (de hecho hay un par de referencias a Whitechapel)
Se trata de una serie de ritmo lento, un sencillo drama romántico con un tempo muy pausado pero bien medido. Hay algo de margen para la comedia, pero se trata principalmente de un sencillo romance que hace sufrir a los dos protagonistas y a todos los que lo rodean. No es un melodrama fácil o un anime hiperbólico y exagerado, si no una serie sobria y elegante, un anime muy sencillo y honesto que nos presenta una historia tan sencilla como universal y carente de artificios o recursos trágicos tópicos. En general todos los personajes caen bastante bien y resultan carismáticos y entrañables, lo que ayuda a empatizar mucho con ellos y a identificarse incluso con el par de personajes que harían las veces de "rivales" en conflicto romántico. Sobra decir que apenas hay acción y que lo más erótico que vemos es a la protagonista cepillarse el pelo.
A nivel técnico, la serie cambió de estudio entre sus dos temporadas, pero el director continuó siendo el mismo y el estilo tanto narrativo como artístico continuó hasta el punto de que se volvió a usar el mismo opening (o una versión de este). El diseño de los personajes es exquisito y el trabajo de fondos y escenarios muy detallado. La animación siempre se mantiene constante y, aunque hay bastante uso del ordenador, este apenas se nota más allá de alguna secuencia muy puntual.
En general es una serie que se sale mucho de lo que sería el anime moderno y que ofrece un relato y una narración muy próximo al habitual de las grandes autoras británicas del XIX. Un excelente anime que creo que todo el mundo debería ver y que puede abrir los ojos a cierto tipo de relatos e historias a un público que no está familiarizado con ellas.

viernes, marzo 08, 2019

Irguiéndose desde el patio de los desperdicios

Alita, ángel de combate

Las cosas no terminaban de pintar bien para esta adaptación; si el proyecto ya de por si era complicado que Cameron estuviera en segundo plano y cediera la batuta a un director relativamente menor como Rodriguez parecía relegar la película a ser un título de segunda. Pero he aquí que el director mejicano ha hecho gala de su enorme potencia visual y, sobre todo, de su buen saber en economía de medios... y así tenemos en Alita una película visualmente muy potente y, sobre y ante todo, una cinta muy entretenida y sorprendentemente sólida. Esto no es Ghost in the shell (ver reseña)

Defectos la película tiene y no son pocos, no es especialmente original (aunque esto es algo heredado del material original), y en algunos momentos el ritmo puede ser un poco atropellado, pero ninguno de estos defectos es especialmente grave. Y las virtudes son mayores en número y en relevancia en todos los sentidos y las compensan. Si alguna escena escena, sobre todo al final de la película, parece un poco atropellada es sencillamente por la densidad del material original y todas las revelaciones clásicas que vemos al final de un gran arco en un manga, eso hace que algún que otro clímax se solape entre si o que el final tenga demasiados picos... pero eso es una representación de la gran cantidad de escenas de acción que tiene la película y el como siempre consigue ser entretenida y espectacular con secuencias de acción muy potentes merced a la coreografía de las batallas o al componente de velocidad que tienen algunas de ellas, pero lo mejor es que entre todas estas escenas -y en ocasiones a lo largo de ellas- se desarrollan a la perfección los personajes y sus relaciones, e incluso las escenas que parecen de relleno o para forjar el carácter de la protagonista nos aportan toneladas de información. Es una película en la que no hay escena que sobre, todo plano y todo diálogo están perfectamente argumentados en base a escenas anteriores o sirven para cimentar las futuras. Exceptuando algún momento puntual no demasiado grave y un par de escenas forzadas claramente diseñadas para los trailers, la película se siente sorprendentemente sólida en su guión y montaje.
Visualmente la película es muy vistosa. Lo que yo siempre llamare Tiphares es imponente, y el patio de los desperdicios está bastante bien. Alita y sus ojos funcionan muy bien. Rodríguez se maneja muy bien en estos menesteres y sabe manejar diseños muy plásticos, la gran cantidad de efectos hace que no se le pida realismo excesivo a estos y que de la sensación de estar viendo algo no completamente real pero si lo suficientemente real como para creértelo; Alita no se siente humana, pero tampoco uno la ubicaría en el valle inquietante, está en un lugar intermedio que permite que sea creíble e increíble al mismo tiempo, y eso también se traslada a la acción donde uno acepta sin problemas movimientos imposibles y criaturas con más armas de las que son prácticas o necesarias. Algún enemigo puede notarse demasiado que es digital y no funcionar tan bien como otros, pero en general visualmente es una película muy agradable de ver. 
Y si la parte digital está bien, los actores no desentonan y no dan la sensación de estar ahí solo para cobrar el cheque que sus prestigiosos nombres requieren. A Waltz le sobran tablas, y crea un gran Ido (aunque canta algo en algunas escenas de acción), y lo mismo pasa con Ali... solo tendría alguna pega con una Connelly, aunque aquí también creo que su personaje es posiblemente el más perjudicado por el montaje. En la música tendría que decir que no puedo decir mucho porque no la recuerdo para bien o para mal.
Toda una sorpresa, me ha gustado mucho más de lo que esperaba y, siendo una película sencillita, me parece terriblemente entretenida y recomendable.

martes, marzo 05, 2019

Ese género de la ciencia-fantastica

La quinta estación

Ganadora de múltiples premios esta novela me ha sorprendido al manejar una trama que es casi más fácil de encuadrar en la fantasía que en la ciencia-ficción, teniendo la ligereza de algunos de los mejores exponentes del primer género pero no estando exenta tampoco de ciertas reflexiones. La saga se ambienta en un futuro muy remoto, con un planeta que se encuentra en sus últimos años habitables y donde los terremotos y las catástrofes se suceden convirtiendo el mundo periódicamente en un gigantesco cementerio que ve pasar una tras otra fugaces civilizaciones. Los elementos de tecnología se sienten más mágicos que otra cosa como sucede en el caso de los enigmáticos obeliscos gigantescos que llenan el terreno (ya ni hablar de la habilidad de la orogenia o de la raza de los comerocas) haciendo que esta novela este mucho más cerca de "Dune" que de "Neuromante".
El mundo construido por NK Jemisin se siente terriblemente trabajado a nivel de estructura social y geográfico, siendo muy sólidos todos los elementos de aparente fantasía que la autora ha creado. El mundo es visualmente muy evocador, proporcionando a la imaginación del lector algunos paisajes muy potentes.
La autora usa una narrativa atrayente, basada en el manejo de tres protagonistas (y aunque usa una trampa narrativa que creo que se nota pronto es justo también mencionar lo potente que es que uno de estos personajes casi se narre en una curiosa mezcla de primera y segunda persona); quizás el número de personajes protagonistas o relativamente importantes es un poco bajo aunque en ningún momento se queda corto, y quizás también la narración de la acción sea mejorable pero toda la parte emotiva de los personajes esta magníficamente narrada y funciona muy bien.
Aún siendo el primer volumen de una trilogía funciona bastante bien como una lectura individual, teniendo una clara estructura de inicio, desarrollo y desenlace a pesar de que varias tramas se quedan abiertas y apenas se esbozan detalles de otras. El estilo de Jemisin es muy ágil, y la trama es original y engancha, haciendo todo ello de esta obra una lectura muy recomendable.

sábado, marzo 02, 2019

Todo un guantazo al anime actual

Mobile Suit Zeta Gundam

Secuela de la -cancelada- serie original, Zeta Gundam puede ser facilmente la serie sobre la que verdaderamente se sustenta toda la franquicia Gundam ya que fue un éxito rotundo casi de inmediato y es un producto con una madurez y seriedad notables.
La trama se ubica unos pocos años después de la guerra del año (ver reseña del manga); las revueltas de los partidarios de los postulados más revolucionarios de Zeon y los Zabi siguen presentes, y la Tierra ha cedido el control a un grupo de mercenarios conocidos como los Titanes para que acabe con ellas. Tras robar un Gundam, Kamille -el protagonista de esta serie- acabará uniéndose a una facción rebelde "anti-Titanes", allí sus habilidades como Newtype comenzaran a manifestarse mientras el conflicto aumenta poco a poco su escala y se convierte en una nueva guerra. 
Ni el punto de partida ni el desarrollo son sumamente originales, es la clásica historia de un joven que poco a poco se va convirtiendo en hombre y ha de dejar atrás sus sueños e ilusiones infantiles ante los golpes -normalmente literales- que le da la vida. A base de hostias -normalmente literales- Kamille aprendera que no todo es tan sencillo y que los "adultos" no son especialmente malos, así como que el concepto de "malo" es muy ambiguo pues lo encontrará en muchos de los que le rodean y son sus aliados, así como también encontrara virtudes y bondades en sus enemigos. Evidentemente es una serie juvenil, con la que el peso protagonista cae en los jóvenes y la serie es algo tramposa en este sentido, con unos adultos que son influenciados por la frescura e inocencia de sus ideas; aquí seguramente estaría el punto más discutible de la serie pues aunque Kamille es un gran personaje muy bien desarrollado, no puede decirse lo mismo de Fah o de Katz, a los que el guión regala muchísimas oportunidades que normalmente no están justificadas. 
Dejando a un lado a Kamille, la serie tiene un buen planteamiento de la guerra, con ejemplos de totalitarismo militar, guerra de guerrillas, propaganda, la presencia de civiles en la guerra o las luchas de poder internas entre los distintos bandos. La serie no es un debate sobre el sinsentido de la guerra, pero ni mucho menos la ensalza y normalmente tiene un tratamiento bastante maduro y sobrio de ella, siendo un anime con una más que notable carga política y social. Aún con la obligación de meter en cada episodio una batallita y tener en pantalla constantemente el concepto de "Newtype", la serie no banaliza estas y las muertes son tan escasas y contundentes que verdaderamente transmite la sensación de que los soldados luchan a su pesar y que su única prioridad es sobrevivir mientras cumplen su misión.
Es justo recordar que es una serie de los 80, con las diferencias culturales y sociales que ello conlleva; el machismo habitual japonés está todavía más desatado con situaciones extrañas como Renoa y todo el harem de Scirocco o el rol maternal de Fah, y luego además hay un uso extremadamente alegre y liberal de la violencia como elemento pedagógico... pocos capítulos hay que no sean un festival de guantazos y tortazos donde no se libra ni el mismísimo villano principal de recibir "correctivos". 
En lo referente a batallas pondría como única pega que no soy muy fan de los mechas "transformables" y en esta serie abundan, aunque también es justo decir que eso dota a las batallas de un gran sentido de la distancia y aumenta el factor estratégico de los conflictos. Siendo una serie que se ve en la obligación de mostrar batallas continuamente, me parecen en su mayor parte bastante entretenidas y emocionantes (juega muy bien con el concepto de falsas derrotas, con batallas que únicamente tienen como objetivo ganar tiempo). A nivel de animación la serie se muestra sorprendentemente vistosa; es una serie con más de 30 años, pero su animación tradicional ha envejecido muy bien y es espectacular por momentos.
La presencia de Amuro es casi anecdótica, pero Char es un coprotagonista de la historia y hay varios personajes -y escenarios- que regresan de la serie original; creo que es una serie que puede verse sin haberse visto la serie original porque es una continuación de la guerra y no de los personajes, pero aún así el desconocimiento de la Gundam original supone una importante tara.
Poco más que decir, una serie entretenida y muy sólida, y siendo una de las series que ha escrito su nombre en mayúsculas en la historia del anime, es todo un clásico imprescindible.

miércoles, febrero 27, 2019

Tales of decepcion

Tales of Vesperia

El problema de este juego se llama "Tales of Symphonia", uno de los primeros juegos que llegó de la franquicia y un juego que -por la sequia de RPGs que hay en consolas de Nintendo desde los tiempos de la 64- ha sido algo mitificado (ver reseña). Aquel era un buen juego muy entretenido, y este juego es similar (no obstante el equipo desarrollador es el mismo y este juego supone el cierre de una trilogia que componían el juego de Lloyd y el "Tales of de Abyss" de PS2), pero la nostalgia ensalza ese juego en mi recuerdo, y no me parece que este juego sea superior ni una gran evolución con respecto a ese, más bien lo contrario.
Si por algo definiría este Tales es porque me parece "lento". El desarrollo es el habitual, vamos de una ciudad a otra añadiendo miembros al grupo y solventando ocasionalmente pequeñas mazmorras. Pero el juego me parece lento de una forma extraña. Me parece lento en sus batallas, donde el tiempo de cubrirse o de reposo entre los distintos ataques es considerable, eso no es necesariamente malo y potencia la estrategia... pero tenía el recuerdo de que el juego era aún más dinámico. El juego sigue siendo muy dinámico y sus batallas son muy divertidas, pero tenía un mejor recuerdo de su sistema. Y las artes y opciones de batalla -con armas que te enseñan habilidades que has de equipar- me parecen llegado un punto excesivas, aportando el juego más opciones de las que su sistema de batalla en tiempo real puede manejar.
Y lento en su desarrollo, constantemente el desarrollo se interrumpe para meternos pequeñas cinemáticas hechas con el motor del juego o las clásicas conversaciones contextuales de los Tales (no obligatorias de ver, pero que sabe a mal saltarse y que contienen gran parte del desarrollo de personajes y humor del juego). Quizás el juego original era más ágil porque los gráficos no daban para primeros planos y no había tantas voces, pero aquí los desarrolladores dan rienda suelta a su pasión como narradores y eso siempre me parece un error. Hay demasiada trama, y el precio de ello han sido menos mazmorras. El diseño de las mazmorras es bueno y hay cierto componente de backtraking en el juego, pero en líneas generales el juego parece algo pequeño, con un único mundo y un número bastante corto de ciudades y mazmorras (además el juego es extremada y frustrantemente lineal en su primera mitad y tarda bastante en abrir su mundo y mostrar todas sus posibilidades). Hay muchas misiones secundarias que le dan más profundidad al juego y plantean incluso variaciones en la jugabilidad como la misión de los almacenes, pero el juego no deja de tener un defecto de los Tales y es que estas misiones están bastante escondidas y algunas solo son accesibles en determinados momentos de la historia cumpliendo ciertas condiciones (llegado un momento parece casi algo aleatorio entrar en una ciudad y que se desencadene un evento, esto hace que el juego parezca que siempre esta en evolución y eso es bueno, pero también me provoca una extraña incertidumbre y ese miedo a perderme algo que casi hace que parezca necesario jugar con guía porque el juego parece empeñarse en ocultarte algo de su contenido). 
Virtudes el juego también tiene. A pesar del tono negativo de la reseña, no deja de ser un juego entretenido y muy dinámico, las batallas son muy ágiles y divertidas, y eso no deja de ser lo más importante en un juego de estas características. Uno no suele rehuir las batallas porque estas son muy entretenidas, ese es el fuerte de la franquicia y sigue estando muy presente en esta entrega. Y la historia no es tan 100% tópica de anime como un podía esperar, es tópica, pero no es tanto una historia de superación adolescente y aceptación de la adultez; el juego se permite pequeñas reflexiones morales sobre la justicia y el poder de manos de un protagonista sorprendentemente gris e interesante, plantea un debate ecológico sobre como parasitamos el planeta y la comodidad contra la sostenibilidad, e incluso se permite el lujo de flirtear con un personaje que parece estar descubriendo el amor de la forma mas inesperada. Los personajes son muy anime, y creo que Karol y Judith no están a la altura de Presea o Sheena -por ejemplo-, pero también es justo decir que Yuri y Estelle son muy superiores a Lloyd y Colette.  
En general es un buen juego, simpático y divertido de jugar a pesar de que sus mecánicas se sienten algo anticuadas. Un Tales puro y duro en lo referente a su historia y la diversión de sus combates, pero es un juego que no me ha gustado tanto como pensaba que me iba a gustar. Recomendable para los fans del género, y accesible para aquellos que no hayan probado un juego de la franquicia, pero no me parece que sea un imprescindible.

domingo, febrero 24, 2019

Relevos

One Piece 934 - Hyougoro la flor

Es interesante como Oda esta estructurando estos capítulos; dejando a un lado la historia, esta haciendo algo tan inapreciable como difícil como es el  hecho de balancear muy bien a sus personajes. Es sutil, pero pasa el foco de una trama argumental a otra manteniendo un equilibrio bastante meritorio.
Nami, Robin y Brook fueron los protagonistas de los últimos capítulos, que sirvieron también para presentar a Orochi y desarrollar algo la trama pura y dura de Wano. Antes el protagonismo había recaído en Sanji y en el resto del grupo de Law, capítulos que sirvieron para presentar algo más del grupo de guerreros de un King que también tuvo su momento de gloria contra Big Mom. Estos personajes han brillado los últimos capítulos, ahora Oda los aparta en unos baños termales y se queda tan contento sin siquiera darnos pistas de que puede haber tras esa puerta que Brook ha encontrado. 
La trama vuelve a un Luffy que estaba muy ausente como en parte le correspondía con este segundo acto; y al volver a Luffy vemos algo más de Wano y de ese pasado que esta cerca de volver al conocer que ese viejo al que salvo -como era previsible- era un personaje importante. Tras el clímax de Page-One contra Sanji y Komurasaki contra Orochi, ahora le toca el turno a Luffy en una confrontación contra Queen en la que teóricamente no tendría nada que hacer y que tengo curiosidad por ver como desarrolla Oda.  
La trama de Luffy enlaza con la de un Kidd ausente que queda como un hilo suelto para aparecer en el momento que el narrador mejor prefiera. Pero la densidad del capítulo es brutal, y volvemos a ver a Hitetsu, que no deja de ser como un hábil forjador de espadas la posible solución al problema de las esposas de kairoseki, e igual que O-Tama se comunica con este, Momonosuke sirve a Oda para recordarnos que Zoro es otro factor libre -como el citado Kidd- cuya larga ausencia solo puede significar que llegara cuando menos lo esperemos para salvar el día. Y las menciones de Hitetsu y Zoro no dejan de ser casi anecdóticas ante una O-Kiku que presenta por fin un mapa de la gigantesca nación de Wano y los múltiples escenarios -incluso con diferente climatología- que conllevará. A lomos de un cocodrilo gigante obtenemos toneladas de información que nos permiten ubicar geográficamente a todos los actores de la saga, y todo ello mientras Big Mom se dirige a la zona de la prisión. Si el foco de Luffy es ahora el que va a brillar, el grupo de la comida de emergencia llamada Chopper viaja en esa dirección para asumir el protagonismo en unos pocos capítulos. Lo dicho, la alternancia de protagonistas es sencillamente espectacular... y Oda la culmina incluso con esas primeras páginas del capítulo en las que vemos que la banda de Big Mom está en mar abierto, con lo que supuestamente no deberían de afectar a corto plazo a la narrativa de la serie.
Mucho oficio y mucho saber hacer de Oda en este capítulo, en el que parece que cuenta mucho pero en el que en verdad solo confirma cosas que ya sabíamos y nos ubica geográficamente a los personajes mientras nos plantea en verdad aún más misterios.

viernes, febrero 22, 2019

OPDM - 042 - Mangas interminables con @chusetto

Programa número 42 del podcast en el que volvemos a contar con la inestimable colaboración de @chusetto y sus amplios conocimientos de manga para lo que es una especie de tertulia libre sobre los mangas eternos. Articulamos el debate en torno a Hajime no Ippo, Berserk y Detective Conan, series de las que llegado un momento -más o menos avisado durante el programa- habrá libertad de spoilers (y en la última parte caen spoilers de Hunter x Hunter y alguna que otra serie más).

Completamos el programa con la N en nuestra enciclopedia, protagonizada por un actor icónico de Star Trek y una de las deidades más conocidas del universo Lovecraftiano.

Por último en nuestra sección libre tenemos el videojuego Golf Story de Switch (porque los Ys y Vesperia que anunciamos al principio del programa al final se cayeron de la grabación porque nos estaba quedando ya un programa muy largo... en otra ocasión hablaremos de ellos)



Los tiempos del programa son los siguientes:

00:03 Hajime no Ippo
00:37 Detective Conan
01:12 Berserk
01:53 Otros mangas eternos
02:33 Leonard Nimoy
02:42 Nyarlathotep
02:52 Golf Story

Como siempre, gracias a los que nos escucháis, y más gracias aún a los que nos comentáis, le dais al like, os subscribís al podcast o nos hacéis un simple retweet.

martes, febrero 19, 2019

El florecimiento de la belleza

Yagate Kimi ni Naru

Touko es la clásica presidenta perfecta del consejo estudiantil de un colegio japonés, perfecta hasta decir basta. No obstante, tras su fachada alberga inseguridades y traumas como cualquier otra chica, y a ellas llega Yuu, una chica con bastante seguridad pero una aparente apatía general. Esta serie narra el inicio del lento pero firme romance en el que ambas se apoyarán la una en la otra para crecer como personas.
Es difícil definir esta serie, es un romance y hay momentos para la comedia y el idealismo, pero es también un drama excelentemente construido sobre la falta de identidad y el descubrimiento de uno mismo. Hay tensión romántica e incluso hay una contendiente, y la serie no obvia el tabú del lesbianismo en una sociedad tan particular como la japonesa. Hay escenas tiernas, pero también incluso alguna ligeramente carnal muy lógica, pero es una serie mucho más psicológica que física y los grandes conflictos de los personajes están dentro de ellos. Esta serie es, ante todo, una buena serie. Tiene unos personajes muy sólidos y un drama que se desarrolla exquisitamente. Es bonita de ver por el cariño que se les coge a unos personajes que tienen no pocas imperfecciones y a los que vemos vacilar constantemente e incluso errar debido a sus inseguridades, pero todo ello narrado siempre de forma consecuente. La narrativa es por lo que destaca esta serie.
Verdaderamente, Yagate Kimi ni Naru no inventa nada, pero sencillamente lo que hace lo hace extraordinariamente bien. La serie es la definición de elegancia. Obviamente el mérito en su mayor parte es del manga original, pero su narrativa elegante y su ritmo pausado centrado en el desarrollo de personajes son respetados en un anime que ni siquiera intenta tener un clímax final obvio (la serie se encamina hacia un festival escolar que parecería el final lógico pero que no vemos, pero tampoco importa porque esta es una de esas historias donde lo importante es el viaje y no el destino). La serie tiene sus puntos álgidos, aquellos en los que un personaje se adentra en un territorio desconocido o toma una decisión importante, pero no es un falso drama donde estos se prevean con episodios de antelación, cada instante en la serie parece igual de importante que cualquier otro. Los momentos importantes están ahí, pero su ensalzamiento no es artificial mediante recursos baratos de la historia o el drama, son momentos pequeños o íntimos, y están realzados por las herramientas de la narración. El uso de metáforas y herramientas visuales -e incluso sonoras- de esta serie es superlativo, la serie se vale de planos y recursos tremendamente cinematográficos y al mismo tiempo usa trucos puros del manga. Si el ritmo de la historia es magnífico, su fotografía es sencillamente antológica. Visualmente la serie no es un alarde de animación como podrían serlo otras producciones donde cada pelo o cada pliegue de la ropa esta animado exquisitamente; esta es una serie relativamente barata, pero está tan increíblemente bien dirigida que el aspecto final de la serie es magnífico y cada color, cada trama, cada juego de luces y sombras y cada sonido refuerza la narrativa de la serie.
Me gusta que los animes se sientan "animes", porque es una narrativa muy potente y fresca. Esta serie es lo opuesto, es una serie absolutamente cinematográfica en su formato... pero lo hace tan bien que me gusta no como otaku si no como cinéfilo en si. Uno de los mejores animes del año pasado y, sin duda, todo un imprescindible.

sábado, febrero 16, 2019

Orochi´s Castle

One Piece 933 - La misericordia de un samurai

Hay un One Piece, el de la teoría de la conspiración del Gobierno y los Nobles Mundiales, el de los Cuatro Emperadores y su poder absoluto, el de la Voluntad de D y la libertad, el del los Revolucionarios, el de los grandes temas. Y luego hay otro One Piece: el de los idiotas. Y afortunadamente ambos conviven.
En el anterior capítulo la situación se había complicado demasiado, pero parecía claro que Oda iba a salir de ese entuerto por medio del humor. Y afortunadamente así ha sido. Como se podía prever la transformación de Orochi sería el centro de un caos en el que aparecerían varios miembros de la banda que compensarían su falta de fuerza con... creatividad. 
Además Oda no se ha sacado de la manga unos ninjas ultrafuertes que habrían desentonado algo con Raizou y Shinobu... la guardia de élite del shogun no dejan de ser personajes de One Piece que en un combate puntual podran serios y temibles, pero en esta presentación y ante este caos han sido... "particulares", y eso ha permitido que Robin haya podido escapar y lucir un poco sus habilidades bélicas. Y junto a Robin ha estado Brook... deambulando con su particular presencia, y Nami presumiendo de nubarrón... y por supuesto una Shinobu que a cada capítulo que pasa es más grande y que en este capítulo demuestra ser una leyenda en el uso de las armas femeninas.
Buen capítulo protagonizado por "espadas menores" de la banda y buen capítulo que dinamita definitivamente la acción de Wano, pues Orochi y los suyos ya han de ser claramente conscientes de la amenaza que se viene sobre ellos. Aunque la amenaza de Linlin en modo niña feliz que va a buscar comida no la puede prevenir nada y es obvio que ello puede suponer una gran merma para las fuerzas de Wano. Independientemente de como recupere BigMom la memoria (me pregunto aquí el estado de Zeus, pues se libró del chapuzón y no dejaría de ser casi una "horrocrux" de la Emperadora), podría ser un buen elemento para el clímax de un segundo acto que claramente tiene como objetivo presentarnos a Orochi y su dominio de Wano como el primero tenía en Kaidoh y los suyos como protagonistas. A espera del esperado flashback del pasado de Oden, me parece que Oda esta manejando muy bien los tiempos en este acto en el que la banda claramente está en segundo plano con Luffy como máximo exponente de esa omisión al estar encerrado en la cárcel en lo que -con esas esposas de kairoseki- no dejara de ser un entrenamiento brutal similar al clásico recurso de entrenar con pesas u otras mermas que solemos en los shonnen.  
El capítulo no deja de tener un momento dramático e interesante, y es de hecho el que le da título: el supuesto asesinato de Komurasaki a manos de Kyoshiro. Sobra decir que no creo que nadie piense que la prostituta ha muerto, eso es obvio. Pero el rol del espadachin yakuza, con ese mensaje de la rebelión en sus manos es muy interesante y lo confirma como uno de los personajes más interesantes de la saga... porque sencillamente las posibilidades con él son inmensas. Supuestamente "había protegido" a Komurasaki hasta el momento, pero ahora la ha atacado, podría ser claro un asesinato fingido para seguir protegiéndola, pero también podría ser un acto de lealtad hacia el shogun, y sus palabras parecen poner el respeto hacia este título por encima de todo... con lo que podríamos hasta tener un personaje que hubiera sido afín a Oden pero que después lo hubiera repudiado al no ser capaz de mantener el título de shogun bajo la amenaza de Orochi y Kaidoh, o que sencillamente fuera fíel a su superior para bien o para mal por mera integridad patríotica. Creo que no es muy disparatado imaginarle como una de las 9 sombras de la profecía de Toki... aunque lo curioso es que pareciendo el mejor espadachín de una isla de samurais sería el objetivo normal de Zoro, pero en esta isla hay presas mayores para el cazador de piratas, y eso podría conducirnos a un enfrentamiento muy dramático de Kyoshiro con Kin´e´mon.

miércoles, febrero 13, 2019

Mentes policiales

La televisión continua evolucionando, y los procedimentales que tanto éxito tuvieron a principios de siglo -y que hoy en día todavía se emiten- están viendo nacer a sus sucesoras, esas series que tienen premisas similares pero que en las nuevas plataformas dejan de ser seriales para convertirse en películas de varias horas divididas en episodios.  

Mindhunter

La primera serie que que protagoniza esta reseña no deja de ser la puesta al día de Mentes Criminales (ver reseña), una serie sobre la criminología (literalmente la serie va sobre esa ciencia, no sobre los crímenes). La serie nos traslada a finales de los 70, donde un joven negociador del FBI al intentar encontrar nuevas técnicas de negociación acaba conociendo a un veterano oficial que se dedica a dar charlas a policías sobre ese tipo de trabajos. La reflexión sobre ese trabajo les llevará a intentar saber como piensan los asesinos, y eso les llevará a visitar a un célebre asesino y a contactar con una profesora de universidad. Todavía sin nombre, está naciendo el departamento del FBI que se encarga de estudiar a asesinos en serie.
La serie es la génesis de ese departamento, el como al principio nadie cree en ellos y como poco a poco van obteniendo pequeños resultados que llevan a su grupo a crecer y a empezar a ser considerados como un activo importante... mientras ellos comienzan a hablar con asesinos y a entrar en una espiral de locura y oscuridad que comienza a destrozar sus vidas. 
La influencia de Fincher en el producto -como valedor de la serie y director de varios episodios- sirve también para dibujar el estilo y el tono de la serie, pues un referente inmediato de la serie visual y narrativamente seria esa gran película que es Zodiac (ver reseña), de la que esta serie hasta podría considerarse casi como una pseudo-secuela. El ritmo de la serie es pausado ya que esta se centra más en desarrollar a su trío protagonista y los conflictos de estos que en resolver casos. Apenas hay casos, y los que hay no son importantes (al menos a aquellos a los que se enfrenta el equipo). La serie reflexiona sobre la violencia y las mentes humanas mediante la entrevista a hipnóticos y carismáticos asesinos en serie y la exposición de horrores difíciles de concebir por una mente sana. La serie se desarrolla con un guión tan sencillo como profundo, los propios protagonistas no son capaces de comprender las mentes a las que se enfrentan y esa sensación se traslada al espectador, que tan pronto se embelesa ante esos monstruos como se horroriza ante ellos. Ritmo pausado, con silencios y escenas largas que aumentan la tensión y un sentido del humor algo macabro para aligerar la tensión componen la fórmula narrativa de una serie que, a nivel técnico, tiene una factura impecable con una recreación maravillosa de los años 70 (recreación que esta rubricada por una sublime banda sonora repleta de grandes clásicos que me gana por completo cuando llega a introducir hasta temas de Meat Loaf).
No es una serie de policías que resuelven misterios. Es una serie oscura, donde a cada episodio los protagonistas se hunden más en un siniestro mundo que perturba sus mentes pero del que no pueden escapar. Con ese enfoque, por momentos más de documental que de ficción, es una serie tan sobria como interesante y muy recomendable.

Manhunt Unabomber

De esta serie había escuchado buenas críticas, que era parecida a "Mindhunter" pero que al ser una historia cerrada de un único caso (una única temporada de 8 episodios) tenía un mejor ritmo, era más vibrante y todo eso, y además un villano tan potente como Unabomber daba para mucho.
El problema es que la serie me parece simplemente mala. Me parece maniquea y simplista; el manifiesto de Unabomber es demasiado ridículo, pero lo peor es el protagonista... obsesionado con esa "lingüística forense" que ni se inventa él ni sabe si funciona, pero en la que cree con tanta certeza que resulta poco menos que ridículo. El villano de la serie no funciona ni la mitad de bien que uno esperaría, y el protagonista es directamente antipático y está mal guionizado (y actuado, dicho sea de paso, el bueno de Sam Worthingon no ha mejorado un ápice su cara palo desde los tiempos de Terminator Salvation).
La serie es tramposa, supeditándolo todo al lucimiento de su protagonista, al que por mucho que sufra siempre parece llegarle la inspiración en el momento más oportuno. El tiempo, el ritmo de la serie es demasiado peliculero buscando siempre dramatismo forzado y tensión (y creo que esto es un arma que se vuelve contra la serie, porque uno por ejemplo no llega a entender demasiado como se desarrolla el conflicto del protagonista con su familia o como se desarrolla su obsesión). Además, incluso formalmente hay varias escenas muy discutibles, con recursos visuales y narrativos demasiado vistos que quedan ridículos en una serie que parece que quiere tener un enfoque serio (hay una escena de despegue de aviones que resulta poco menos que absurda e increíble, por mucho que este basada en un hecho real la forma de narrarla es tan pretendidamente intensa que no resulta nada verosimil).
Seguramente me esté ensañando demasiado con la serie, seguramente no sea tan mala y las altas espectativas con las que iba a verla hayan hecho que la serie me parezca peor de lo que es. Pero a día de hoy, a falta de un revisionado más calmado que dudo que alguna vez llegue, esta serie no me parece para nada recomendable.

lunes, febrero 11, 2019

Las horas que ya no volverán...

Basara gakuen

La saga "Basara" tiene carisma, eso es innegable, esa recreación loquísima del Japón del XVI es muy divertida de ver con todos sus anacronismos. Pero yo, inútil que soy, me dedico a ver los animes en lugar de jugar a los divertidos "musous" que esta franquicia ha aportado al mundo de los videojuegos... y los animes han ido de mal a peor (ver reseña).
Sabía que la seríe sería un desastre, pero al final la he acabado sea por la razón que sea. Y son horas perdidas que no volverán. El primer episodio es simpático, el ver a todos los personajes de la franquicia transportados a un instituto moderno adaptando todas sus locuras es gracioso. Pero la idea daba para eso, para algunas Ovas, y ya esta. Pasada la frescura, lo que queda es horrible. La serie repite una y otra vez los mismos gags, y hay alguno más o menos simpático porque los personajes son divertidos, pero pasado el efecto de presentación todos comienzan a ser repetitivos hasta el aburrimiento... con la perpetua obsesión de la serie en centrarse en el Date-Yukimura, con un conflicto por el consejo escolar entre Tokugawa y Mitsunari demasiado previsible, y con un abuso absurdo de Mori y Motochika. Algún que otro momento tiene su gracia, así como también algún que otro personaje es siempre divertido como Tsuruhime, y luego la serie es un grandísimo festival de seiyuus ultraconocidos divirtiéndose sobreactuando... pero la serie es muy mala.
Es aburrida y repetitiva. Carece de cualquier interés para alguien que no sea un seguidor de la franquicia, y creo que incluso para los seguidores no pasará de una curiosidad bastante anodina. La animación también es muy mala, notándose que es una serie con un presupuesto extremadamente bajo.
Para nada recomendable.

viernes, febrero 08, 2019

¿Soy el único que iba con Orochi en este capítulo?

One Piece 932 - El shogun y la cortesana

Vale, admitamos que intentar matar a una niña porque se ria de ti no es lo más heroico que uno pueda imaginar. Se admite que Orochi no es perfecto, no es un héroe ni el hombre renacentista. PERO VALORA A KINEMON. En Wano nadie se toma en serio la amenaza de Luffy, Kaidoh es -y tiene motivos para ello- la personificación de la confianza. Orochi parecía un bufón en el capítulo anterior, un bufón que tiranizaba a su pueblo hambriento y que vemos que aplasta cualquier atisbo de rebelión con una fuerza brutal... pero ahora vemos que es también alguien que vive bajo la paranoia y los fantasmas del pasado. Sin duda vamos a ver un gran flashback con esos 9 guerreros legendarios que servían a Oden, y sin duda va a tener grandes momentos para un Kinemon que, con toda su perversión, siempre se ha mostrado firme y digno. Soy el primero que ha infravalorado al zorro de fuego, pero si nos ponemos a pensar se ha tenido que enfrentar a gente como Law o Zoro en el mejor de los casos, y además lo ha hecho sin conocer demasiado la naturaleza de las frutas del demonio y supeditado siempre al juramento a su caído señor, y parece claro que es más un general que un luchador. Esta saga va a tener una carga dramática muy potente, y me gusta que Orochi sea consciente del poder de congregación de Kinemon y Momonosuke, de que ni el poder más aplastante puede doblegar el espíritu de una nación en una declaración poco sutil de Oda de patriotismo.
Me ha gustado que Orochi sea consciente de todo esto, y por eso mismo cuando todos se reían de él y de su paranoia, me ha gustado que haya reaccionado de una forma tan agresiva. Puede ser paranoia, puede no parecer justificado ante otros habida cuenta de la fuerza que le respalda... pero Orochi es el único de Wano que de alguna forma esta anticipando lo que va a pasar, y lo único que consigue con ello es degradarse y que otros se rían a sus espaldas. Se ha ganado un poco mi respeto en este capítulo. Y siendo el shogun con poder absoluto, es normal que no tolere que se le humille... más cuando quien lo hace es la sirvienta de una prostituta, si a su paranoia añadimos diferencia de clases sociales, lo que hace es absolutamente lógico.
Por lo demás, un capítulo de desarrollo de conflicto, y un capítulo bastante torpe y extraño. Como se ha acelerado la trama de Orochi y Komurasaki es poco natural, más cuando se presento a esta casi como una altiva villana y en un capítulo ha pasado a tener una canción que explicar en un flashback y a ser ya absurdamente digna bajo la prerrogativa de ser hija de un samurai. Siguiendo con el tono de la reseña, me gustaría alguna sorpresa y que fuera hija de Kinemon o algo así en lugar de ser la obvia Hiyori que parece que será (ya que tiene el físico de Robin y el desarrollo de Nami, que al menos no tenga el linaje de Vivi). Por lo demás, la presencia de Robin en la misma escena con unos ropajes y una máscara similares no ayuda en un capítulo algo caótico en su desarrollo y situaciones. 
Con O-Toko rescatada por Robin y con vínculo con Sanji, la banda ya ha establecido un puente hacia Komurasaki. Los ninjas han entrado en acción y el shogun se ha mostrado ya en su forma Yamato no Orochi (una forma con bastante... personalidad, dicho sea de paso), con lo que es de presuponer que el siguiente capítulo sea divertidamente caótico para sacar a las féminas del castillo con la ayuda de Brook, Nami y Shinobu. Este era un capítulo de transición necesario, pero aunque Oda no se haya echo un lío como aquella vez que tenía que disparar una burbuja de agua a Noah y Luffy, creo que también esta lejos de ser su capítulo más inspirado como narrador ya sea por el parecido entre Robin y Komurasaki, o lo simplemente torpe del desarrollo de esta.

miércoles, febrero 06, 2019

En un lugar de Francia de cuyo nombre no quiero acordarme...

Madame Bovary

Clásico entre clásicos, esta novela francesa de mediados del XIX constituyó formalmente toda una revolución en su época. Dejando a un lado su trama, la novela destaca por su increíble lirismo de su prosa, comparaciones y metáforas se alternan con descripciones increíblemente detalladas y muy evocadoras conformando una narrativa verdaderamente preciosista. Había leído que el estilo de Flaubert conseguía por fin impregnar a la prosa de la musicalidad y hermosura de la poesía, y ciertamente es así. El autor está más interesado en dibujar la historia que en contarla, y ello convierte a esta novela en una experiencia tan bonita como difícil de recomendar (apenas son 400 páginas, pero en ocasiones alguna descripción o evento puede exasperar por la calma con la que el autor lo describe).
La novela, escrita en 1857, nos traslada a esa época. La narración comienza con la familia de Charles Bovary, pero pronto pasa de inmediato a centrarse casi por completo en una joven llamada Emma que será su segunda esposa. En un primer momento el lector simpatizará con Emma, una joven con sueños de romance que se ve lastrada por la sociedad de su época, sin embargo donde Anna Karenina se erigía como un gran personaje con un conflicto real, veremos como Emma huye hacia la locura como una quijotesca versión de las heroínas románticas obsesionada con las novelas de romance. La novela es un viaje, una espiral hacia un abismo hacia la que protagonista poco a poco se precipita hasta el momento en el que no hay salvación posible y sus obsesiones la llevan hacia la autodestrucción.
Acostumbrado a otras novelas más amables, puede chocar algo. La novela no es heredera de las de Jane Austen; podría mucho más acertadamente considerarse una versión precursora formal e incluso argumentalmente de la Lolita de Nabokov.
El estilo es lento y extremadamente lírico, creo que eso puede maravillar a mucha gente, pero también a mi en ocasiones -al mismo tiempo que me ha fascinado con algunos pasajes y recursos estilísticos- se me ha hecho un poco pesado por algún que otro momento más lento o repetitivo de la historia, o también por alguna que otra trama tangencial a la principal. Aún con estos problemas, es una lectura entretenida y fascinante a nivel de calidad literaria, recomendable para cualquiera interesado en la literatura clásica.

domingo, febrero 03, 2019

Superhéroes, ninjas, dinosaurios y piratas. One Piece

One Piece 931 - Máscara de Soba

De momento, magistral Oda en este segundo acto de Wano, los últimos capítulos son una pequeña clase de narrativa shonnen. Piezas como esa decena de ninjas con diseños molones que descubren a Robin se van colocando sobre el tablero y todo se prepara para la batalla, mientras tenemos una batalla relativamente poco importante como elemento conductor.
Gran parte de las viñetas del capítulo se van para Sanji y su enfrentamiento contra Page-1, y es un gran enfrentamiento. Sanji tiene una gran escena para lucirse, pero esta no es a costa de desmerecer a su rival. Quizás se me hace un poco forzado el power-up de Sanji en lo referente al vuelo y a la armadura, porque creo que el personaje no había sido llevado al límite hasta el punto de no tener más mejoras posibles, pero la escena en general funciona muy bien con momentos muy cómicos como ese nombre de máscara de Soba, esa cancioncilla de fondo o esa subida fortuita al tejado (por no olvidar del mini-flashback de Absalom, bien traído por Oda si tenemos en cuenta que hace poco recordó la habilidad de dicho personaje). Y Page-1 esta funcionando como enemigo para dignificar la clase media-alta de secuaces de Kaidoh con un buen y molón diseño y una fuerza obviamente considerable.
Otra cosa sería entrar en la mitología Germa de manos de Law... porque sincerramente, no la entiendo. Son una leyenda urbana, pero hay comics sobre ellos. Judge era un gran genio científico, pero es de presuponer que los trajes sean más antiguos porque las historias del Germa parecen casi legendarias y Law conocía las habilidades del tercer traje que teóricamente ningún hermano llevaba... pero en esa caso deberían de haber replicado los poderes o haberlos fusionado... se entiende que no pueden hacerlo y que son trajes que heredan o algo así... pero son 5 ¿es una casualidad que Judge tuviera esos hijos o estaba dentro de su plan de manipulación genética para cubrir esos trajes cuyos poderes parecía no entender? Y bueno, para rematarlo todo esta Sora, el héroe, que además era el nombre de la madre de Sanji.
Los Vinsmoke enlazan con el final del capítulo y con algo que se me olvidó mencionar en la última reseña. Tenemos a Big Mom, amnésica... Dios sabe lo que puede hacer Oda con ella, pero creo que es obvio que va a ser muy divertido ver a ese monstruo reducido de nuevo a niña caprichosa (y no entremos a pensar en lo que alguien definido principalmente por su voracidad puede experimentar en un país definido por la pobreza y la hambruna). Porque al margen de Big Mom y sus hijos, los cuales no dejan de ser una fuerza extremadamente poderosa que vaga libre por Wano ahora (Oven, Daifuku y Perospero tienen el nivel al menos el nivel de Page-1, pero Smoothie directamente debería igualar a las Calamidades), estaban las víctimas de Totland. Si Big Mom ha venido a por Luffy, no es descabellado que pueda tener rehenes. No creo que fuera con la cabeza de Jimbe para tirársela a Luffy, pero si podría estar como prisionero, como un Pekoms que no pareció acabar muy bien la saga... pero teniendo en cuenta que Sanji ha ido sorprendentemente rápido a usar su traje, Oda debería dar también una explicación de que pasó con sus hermanos (aunque supongo que su rol en la serie parece ya cumplido y sería raro verlos volver a todos aunque eso pudiera dar un enfrentamiento muy loco de 5 héroes sentai contra los 6 lagartos que son los Flying Fighters). Pero, es que al margen de Big Mom y los suyos, al margen de Jimbe y de otros aliados... Oda podría hasta traer de vuelta a Caeser Clown.

jueves, enero 31, 2019

Ainucalipsis now

Golden Kamuy II

Si primera temporada ya era una joya (ver reseña), esta continuación no le anda a la zaga, y lo mejor es que lo hace de una forma muy distinta. Si la primera temporada se nos planteaba como una gigantesca "battle royale" por el oro perdido de los ainu entre un grupo de locos víctimas de la guerra, en esta la trama se hace más íntima. La guerra por el oro lo sigue motivando todo, pero ya no tenemos a cada personaje por su bando y -sobre todo- no tenemos a los protagonistas como unos agentes libres. Asirpa y Sugimoto siguen teniendo su particular objetivo, pero ahora la interacción con el resto de los personajes es mucho más notable hasta el punto de que ahora casi parecen integrados en el grupo de Hijikata... grupo en el que cual además se ve ya que cada integrante tiene sus propias motivaciones y ambiciones, y no siempre coinciden con las de su jefe o están vinculadas al oro de del padre de Asirpa.
El desarrollo de los secundarios es el gran avance de esta temporada, con episodios enteros en los que la trama principal desaparece en su totalidad y un personaje se dedica a contarnos su pasado, episodios que pueden parecer algo extraños pero que funcionan muy bien tanto como mediometrajes individuales como para cimentar a ese personaje. Hay muertes y hay batallas, pero no de la sensación de que estas sean tanto el motor de la serie como ocurría en la primera temporada, aquí suceden y son importantes pero en cierta forma ya tenemos a un pequeño grupo de personajes que parecen blindados por el guión y vemos como la trama y las circunstancias se desarrollan en torno a estos. Debido a que se abandonan los poblados ainu casi en su totalidad desaparece gran parte del componente documental de esta cultura, aunque no obstante sigue estando muy presente la vertiente culinaria de este pueblo. La comedia sigue siendo tan loca y extrema como en la temporada anterior, continuando siendo este anime un tipo de historia inimaginable en cualquier otro medio por la facilidad y naturalidad con la que integra dramatismo, acción, comedia e incluso erotismo... no obstante diría que en esta temporada se ha acentuado aún más el componente melancólico de la serie, con unos personajes que están absolutamente rotos por la guerra y los tiempos que han vivido y un Sugimoto triste que se sabe un demonio y que tiene como único afan redentor el proteger la inocencia y pureza de Asirpa. 
Absolutamente recomendable, su única pega es que se queda abierta y tiene pinta de que habrá que pasarse al manga para ver como acaba la historia.

lunes, enero 28, 2019

OPDM - 041B - Temporada de Anime Invierno 2019

Nuevo programa del podcast en el que en esta ocasión analizamos la temporada de anime de Invierno de 2019, una temporada con algunas adaptaciones bastante esperadas y alguna que otra joya con potencial entre un maremagnun de animes olvidables y mediocres. 

Completamos el programa con la visita de Miyamoto Musashi en nuestra enciclopedia friki y las chicas de Bokutachi wa Benkyou ga Dekinai.
 
Los tiempos del programa son los siguientes:

00:01 - Temporada Anime Invierno 2019
> Egao no Daika
> Manaria Friends
> Tate no Yuusha no Nariagari
> Pastel Memories
> Kakegurui××
> Dimension High School
> Mahou Shoujo Tokushusen Asuka
> Mob Psycho 100 II
> Doukyonin wa Hiza, Tokidoki, Atama no Ue.
> Kemurikusa (TV)
> Yakusoku no Neverland
> Girly Air Force
> Boogiepop wa Warawanai (2019)
> Watashi ni Tenshi ga Maiorita!
> Dororo
> Bermuda Triangle: Colorful Pastrale
> Gotoubun no Hanayome
> Endro~!
> Kaguya-sama wa Kokurasetai: Tensai-tachi no Renai Zunousen
> Kemono Friends 2
> Domestic na Kanojo
> Kouya no Kotobuki Hikoutai
> Ueno-san wa Bukiyou
> Rinshi!! Ekoda-chan
> Godzilla 3
> Papa datte, Shitai
01:29 - Enciclopedia: Miyamoto Musashi
01:41 - Bokutachi wa Benkyou ga Dekinai

Como siempre, agradecemos comentarios, ya sea aquí o en ivoox sobre este programa o sobre el podcast en general. Naturalmente, también agradecemos likes, subscripciones o retweets.

viernes, enero 25, 2019

Dioses entre los hombres

Glass

La travesía por el desierto de Shyamalan parece haber acabado, y el director al que creo que más injustamente se le exige siempre en cualquier película parecía haber encontrado un cómodo ambiente para hacer películas con las pequeñas producciones. "La visita" funciona muy bien manejando la tensión y mostrando escenas inquietantes bajo una premisa tremendamente simple como punto de partida, y algo parecido pasaba con "Múltiple", también muy simple en su premisa y mantenida por un monstruoso James McAvoy y un último giro de guión maravilloso que la ubicaba en el mismo mundo de Davind Dunn y Elijah Price. A día de hoy "El protegido" (ver reseña) me sigue pareciendo probablemente la mejor y más interesante película sobre superhéroes que se ha hecho, seguramente porque es de todo menos una película de superhéroes. Y ahora llega por fin su secuela. Y es lo que cabía esperar, una película que no podíamos prever bien.
Esta película tiene un presupuesto muy pequeño, el director de origen hindú tiene mucho menos dinero a su disposición y se nota, técnicamente la película es muy inferior a su predecesora de hace 20 años, con una fotografía mucho más impersonal y una banda sonora que no me parece tan memorable. Hay algún que otro juego de cámara con ángulos raros y se usa bastante recurso de la narración mediante cámaras de seguridad, pero la película esta muy lejos de tener la potencia visual y el simbolismo de "El protegido", y de lo terriblemente mal rodadas que están las secuencias de acción será mejor no hablar (aunque esto no ha sido nunca especialmente importante en estas películas). "Múltiple" tenía unos valores de producción parecidos (según BoxOfficeMojo el presupuesto de aquella era de 9 millones frente a los 20 de esta), pero al ubicarse en un escenario mucho más claustrofóbico y tener una trama más íntima todo se disimulaba mejor. Es triste, pero creo que se nota que es una película lastrada por un presupuesto exiguo. 
Ahora bien, lo técnico es casi anecdótico, y verdaderamente no deja de ser muy digno de destacar que la película haya preferido gastar sus escasos dineros en continuidad para volver a traer no sólo a Bruce Willis, Samuel L Jackson y James McAvoy (los dos primeros tan excelentes como cabía esperar y el tercero, sencillamente, protagonizando un recital de actuación como pocos se han visto en años), si no que ha recuperado a la chica de "Múltiple" y a los actores de "El protegido" que encarnaban al hijo de Willis y la madre de Jackson (se echa en falta a Robin Wrigth, que supongo que no habrá querido rebajarse su ahora elevado caché para participar en la producción). Los actores están monstruosamente bien y dan a Shyamalan lo que necesita: unos pilares sólidos sobre los que erigir una historia tan lenta como firme en la que exponer sus ideas sobre la identidad, el individuo en oposición a la sociedad, y una reflexión sobre el bien y el mal en nuestros tiempos, usando siempre como herramienta el cómic y algunos de sus recursos argumentales para incluso hacer algo de metacine y extrapolar su propia situación en la industria.
Como todas sus películas, es lenta, no es una película de grandes escenas de acción o ritmo trepidante. Todo sucede lentamente, con algunos planos de prolongados silencios. La película comienza con ciertas semejanzas a otras obras del género, con un claro héroe y villano, pero después llegamos a la parte del sanatorio donde todo se transforma en una exposición de los tres superhombres principales de la saga y una interpretación sobre ellos que posteriormente ya acaba derivando en un clímax dramático más convencional. La película es extraña de recomendar. No es lo que nadie esperaría especialmente. Prácticamente, gran parte del metraje está más cerca de "Alguien voló sobre el nido del cuco" que de "Superman", y además diría que esta parte no es tan potente como uno querría debido a que los tres personajes apenas interactuan entre ellos y eso sería seguramente lo que más esperaría cualquier espectador (la película siempre es mucho más interesante cuando Samuel L Jackson toma la palabra) (aquí no obstante también tengo que admitir que entra en juego un prejuicio mío, pues tengo una particular y no especialmente justificada aversión hacia Sarah Paulson, la actriz que interpreta a la psicóloga). Lo que nos plantea aquí la película, no obstante, es muy interesante y sólido con la interpretación humana de hechos sobrehumanos. Pero esta sobriedad juega en parte en contra de la película. Su carácter expositivo, el que gran parte de su metraje ponga en duda los poderes de los protagonistas, y el hecho en si de que incluso en su clímax la película tenga un tono terriblemente oscuro y triste hace que esta sea una película mucho más melancólica y pesimista que el "El protegido", que incluso en su sobriedad no dejaba de tener cierto halo victorioso muy común al género de los superheroes.
"Glass" es una película extraña, completamente alejada de las convenciones y los tópicos del género al que argumentalmente pertenecería. Es una buena película, y es una continuación lógica y consecuente de sus dos predecesoras, pero es una película extraña y difícil de recomendar por lo pausado y amargo de su desarrollo. Es una película de incomprendidos y de gente diferente que busca su lugar en un mundo triste y sin esperanzas que no tiene espacio para lo que es distinto a ellos. 
Es la película que uno podría esperar de Shyamalan, tan firme como sorprendente en su desarrollo, tan valiente en su planteamiento como sobria en su ejecución. Es una película de la que uno no sabe muy bien que decir al salir del cine, e incluso después de haberla visto no sabría muy bien a quien recomendarla porque es una de esas películas que te deja completamente descolocado en su primer visionado... pero es también una de esas películas que claramente va a ganar en cada revisionado.

martes, enero 22, 2019

Virtudes en el continente, defectos en el contenido

Double Decker! Doug & Kirill

Esta es una serie extraña por la intensidad que la caracteriza tanto para bien, como para mal. Una serie con unas virtudes gigantescas que, para su desgracia, quedan eclipsadas por unos defectos al menos igual de grandes. La serie nos ubica en una especie de mundo fantástico que, si bien tiene dos soles, es muy similar a la Tierra actual con ciertos toques de ciencia-ficción, y allí vemos las peripecias de un grupo de policías de la ciudad de Lisvaletta para luchar contra el tráfico de Anthem, una droga que transforma a sus consumidores en monstruitos cuando se descontrolan para que haya peleas.
La serie funciona muy bien cuando nos muestra el día a día de los policías. El diseño de personajes,   escenarios y objetos es fantástico, con esa característica fuerza que imprime Sunrise a muchas de sus series merced a un uso de diseños agresivos con muchos contrastes en sus colores. Visualmente la serie tiene una gran fuerza por lo simplemente distinta que se siente a la mayoría de los animes habituales. En lo sonoro la serie no desmerece a sus diseñadores, con unos temas pegadizos que están más cerca del rock que del pop, y además el trabajo de sus actores de doblaje es excelente y se nota que disfrutan con sus roles aumentando la locura de la serie con unas actuaciones muy desenfadadas (la serie incluso cuenta con un narrador que no duda en romper constantemente la cuarta pared y que es increíblemente divertido). Técnicamente la serie sería muy destacable, si no fuera por que usa demasiado el ordenador, y si esto no importa con los entornos u objetos, si que se nota mucho -y para mal- con los personajes, que en ocasiones llegan a estar completamente animados por ordenador y confieren a la serie un aspecto plástico y robótico nada atractivo. El uso del ordenador no se basa en ningún criterio aparente; es cierto que se usa en muchas escenas de acción, donde si podría tener algo más de sentido para que la serie fuera más consistente, y luego directamente hay escenas normales de diálogo en las que parece que se hubieran quedado sin presupuesto o la animación tradicional no hubiera llegado a tiempo y hubieran tenido que recurrir a los modelos por ordenador, en el primero de los casos la animación no queda bien pero en el segundo directamente me saca de la serie.
Esta dualidad técnica se extiende también a la historia o el desarrollo de la serie, y aquí es más curioso todavía porque la serie brilla en sus episodios individuales pero es un completo desastre en su trama principal. Los episodios en los que sencillamente vemos el día a día de los policías son buenos, son muy buenos incluso. La media docena de agentes y los personajes de apoyo son muy buenos, y hay una química excepcional entre ellos. La comedia funciona muy bien en estos episodios merced a unas tramas surreales y alocadas donde incluso la narrativa se permite algún que otro momento experimental. Es una serie muy divertida y con mucha fuerza visual en sus inicios. El problema es que tiene una trama principal, y cuando decide desarrollar esta en su último tercio esta no sólo resulta ser horrible, si no que está terriblemente contada, con situaciones extrañas, que se suceden atropelladamente en base a unos giros de guión muy tramposos. La serie, muy disfrutable en sus inicios, se desinfla con un final terriblemente flojo, siendo irremediable también que esta sea la impresión que deja en el espectador.
Es una pena, se trata de una serie que me encantó al principio y que tiene elementos muy frescos, pero que se desinfla mucho hacia su final.

sábado, enero 19, 2019

Big Mom joins the brawl!!!

One Piece 930 - El pueblo Ebisu

Muy interesante que el título de este capítulo sea "El pueblo de Ebisu"; el capítulo tiene claramente tres segmentos muy diferenciados, y precisamente el de Ebisu podía parecer el más insustancial, casi de relleno, y es sin embargo sobre el que Oda coloca el foco haciendo que el capítulo retome la presentación de Wano. En los capítulos anteriores se vio a Komurasaki y a Orochi, y a su vez la mini historia de Sanji -al mismo tiempo de proveer de algo de acción estos capítulos- está sirviendo para presentar a los seis  subordinados principales de un King del que que en este capítulo también hemos sido testigos de su fruta (algo decepcionante que no sea T-Rex por muy potente que visualmente pueda ser su forma híbrida). 

Si en el acto uno Oda parecía estar presentado el escenario, en este segundo acto estamos siendo testigos de la presentación de los actores. En los primeros capítulos tuvimos a la banda, a Kaidoh, a Tama y a poco más, en estos capítulos estamos conociendo más a otros miembros de la banda del Emperador o a subordinados del shogun, y en este capítulo ha arrivado Big Mom, pero ahora hemos vuelto a un entorno. Más allá de que se nos vuelve a referenciar la figura del ladrón, tenemos el pueblo de las sonrisas (añadiendo un segundo pueblo a la isla en lo que supone una mejoría con respecto a esos países que vemos desde la absurdamente grande Arabasta donde todo se limita a una ciudad bombardeable por una Buster Call y poco más). El ladrón, como Shuntenmaru o como el preso misterioso, está llamado a ser una figura clave dentro del resurgir del clan Kozuki, y es curioso porque si actuó la noche anterior eso parece entonces imposibilitar que se trate de Tonoyasu, convirtiendo a este en otro secundario de la saga, un secundario que da trasfondo más que lucha. Oda ha dado una visión nada benigna de muchas costumbres y rasgos de Japón, pero aquí se permite un canto de amor a la fuerza de sus gentes, a esa fortaleza del pueblo llano que le hace ser capaz de aguantarlo todo. Quizás fuera mejor que se revelasen, eso es obvio, pero al menos no permiten que les roben la sonrisa. Incluso en la absoluta opresión, incluso en la más terrible ruina y pobredumbre, hay esperanza y uno no puede resignarse a morir en vida. 
Y significativo y extraño es que este arco argumental esté recayendo en Zoro. Este tipo de historias siempre han pegado más con personajes más sensibles como Robin, Nami o Chopper. Las historias de Zoro siempre han sido más directas y simples, sin embargo aquí le estamos viendo contemplar la pobreza y rehusar un vaso de agua por el coste de esta para sus anfitriones. Zoro siempre ha tenido un poco ese altruismo de Luffy, mencionaba injusticias y luchaba contra ellas... pero era el luchador del grupo, el cazador de piratas; el que esté teniendo unos capítulos tan relajados y tranquilos es tan extraño como de agradecer; Oda le está dando una perfecta oportunidad de madurar, de acercarse más a esa calma majestuosa que vemos en Rayleigh. 

Pero naturalmente lo divertido de este capítulo es ver a Big Mom. Particularmente no creía que fuera a venir en persona, pensaba que enviaría a algún comandante, pero la gran pirata está en la saga y obviamente es un catalizador del caos. Luffy es el protagonista de One Piece y parece claro que en esta saga su enemigo será Kaidoh, pero aquí ha llegado esta emperadora y por mucho que su objetivo no sea incompatible con el de las Cien Bestias este no puede permitir que irrumpa así como así en sus dominios. Parece claro que esto no se convertirá en el primer choque de Emperadores puro y duro de la serie, pero Oda tiene que justificarlo bien cuando Linlin reaparezca dentro de algunos capítulos. 
Es imposible también no fijarse en sus subordinados. Es extraño ver al -al menos en mi opinión- no muy carismático Perospero, quizás pegaría más como regente de Totland en ausencia de la gran capitana de la banda, y más extraño todavía si tenemos en cuenta de Mont d´or también esta en la incursión y tendríamos así a los dos estrategas más obvios de la banda. No están ni Cracker ni Katakuri -que supongo que ya han mostrado todo lo que tenían que mostrar-, pero Oda vuelve a ilusionarnos mostrando a Smoothie... y hasta a Compote. Y por mucho que One Piece haya demostrado que ya no es un shonnen de peleas "uno contra uno" al uso, es imposible no imaginar ya algún combate como Usopp reventando a la odiable Flambe, o a Carrot enfrentarse a Perospero (aunque este combate le viene muy grande a la conejita). Big Mom ya ha decidido acabar con Luffy y compañía, y si una vivre card tiene parte del alma no es descabellado pensar que la emperadora pueda llegar hasta Nami sintiendo a ese Zeus que quiere recuperar. 

Luego por supuesto quedaría lo de Sanji, siendo bastante sorprendente que parezca que vaya a utilizar su traje del Germa... un power-up algo extraño porque no da la sensación de que el cocinero haya mostrado todo su potencial bélico tras el salto temporal. Ha intercambiado golpes con Doflamingo y Big Mom en lo que quizás fueron duelos que le venían demasiado grandes, pero aquella pierna lastimada contra Vergo aún duele en el recuerdo... como todos esos enfrentamientos contra Daifuku de los que nunca salió como claro ganador. Oda no nos va a meter tres capítulos de combate contra un Page One -que no puedo evitar esperar que sea vegetariano por su comentario de las frutas- estando el resto de dinosaurios de camino, así que es de presuponer que será una escaramuza pequeña para darle un más que merecido fanservice a un pirata que actualmente no deja de ser el segundo con más recompensa de su banda.