martes, octubre 08, 2019

La venganza de Pagliaccio

Joker

Vaya por delante que esto no es una película de superhéroes. Básicamente es una hija de Taxi Driver, y si tuviera que irme al género de las mallas diría que su ascendencia sería una Watchmen en la que el Comediante y Roorschach se hubiesen fusionado. Es una película que toma el nombre del mítico personaje de Batman y mete algunos elementos de ese universo, pero que podía estar ambientada en cualquier otro ambiente y apenas le afectaría. No me parece honrado, me parece que se valen del nombre para vender entradas... pero bueno, también puede interpretarse como una nueva versión del personaje como hay miles en los personajes.
Tecnicamente hablando la película es una burrada. Su recreación de una Gothan de principios de los 80 en absoluta decadencia y crisis es una maravilla y da a la fotografía una fuerza prodigiosa con un ambiente malsano y unos planos opresivos. La música esta igualmente bien, con una herencia muy clásica de la televisión más antigua e incluso cartoon que contrasta con el tono oscuro que acompaña siempre al personaje protagonista. El montaje -quitando alguna pequeña trampa- es muy bueno, con un par de horas en los cuales la tensión va subiendo constantemente mientras vemos como su protagonista desciende en una escalada de locura terriblemente lógica merced a una sucesión de acontecimientos perfectamente enlazados en los que no parece sobrar -ni faltar- un sólo minuto. Y para colmo de todo los actores están bien, con un Joaquin Phoenix a la cabeza que da un auténtico recital con un personaje que pasa de la sobreactuación física a una contención gestual brutal en cuestión de segundos. Como película, teniendo en cuenta los baremos habituales para medir estas, "Joker" es terriblemente sólida y gratificante.
Y la película sobrevive a su muy complicado argumento. No glorifica al Joker ni lo justifica, pero si lo humaniza y razona sobre él como un producto de nuestra época. La película no deja de ser una crítica a una sociedad tan deshumanizada como egoísta, carente de más valores que el culto al dolar y la creencia de que todo el mundo esta sujeto a ese mismo dogma. El Joker de esta película es lo contrario a un superheroe, alguien a quien la vida le ha dado tantos golpes que sencillamente ya deja de importarle todo; uno no sabe si su locura se debe a los varapalos que se ha llevado, o todas desgracias que ha sufrido le han llevado a refugiarse en esa locura. Un hombre al que todo le ha salido mal y que de repente piensa que todo esta mal de acuerdo a los demás y puede evitar el suicidio refugiándose en una justicia y moralidad propias y no en las impuestas. El tema desde luego es complejo y da para muchos debates, pues  el relativismo moral es tan profundo como autocomplaciente, y al final no dejamos de ver a un asesino y la línea entre comprender y justificar es muy delgada. Pero es muy interesante, aquí no tenemos a una encarnación del caos, aquí tenemos al pobre vagabundo de cuya mirada todo el mundo rehuye que un día se cansa de pedir limosna con la educación que ha tenido toda su vida y que no evita que por las noches pueda morir congelado.
Incómoda de ver por momentos, no deja de ser una película extremadamente recomendable, no ya solo por ser un gran grandioso ejercicio de cine si no por plantear temas tan interesantes como normalmente evitados.

4 comentarios:

Darkking91 dijo...

y creo que es de esas que en un segundo visionado mejora. Personalmente me gusta más su interpretación que la de Ledger, pero las películas en la que están son muy diferentes y sus roles en ellas también, asi que puede que sea injusto compararlos. Además que el narrador sea poco fiable, lo hace una película muy Joker a pesar de que al ser una película de origenes la ambiguedad del personaje desaparezca y esta se traspase a la historia que se nos cuenta. De hecho puedes pensar que el tipo en verdad ni siquiera es el Joker. La diferencia de edad con Bruce Wayne es bastante grande. En verdad necesito verla de nuevo.

eter dijo...

Este Joker es bastante más interesante por toda la parte humana, y vamos, sostiene toda la película sobre sus huesudos hombros. El de Ledger es mucho más carismático y divertido, pero es un motor de la película más que un personaje en si (no estoy diciendo ni mucho menos que sea un personaje flojo XD).
No suelo revisionar el cine, pero cuando este en formato doméstico la volvere a ver. Tiene muchisimos matices y muchisimas trampas que no oculta en ningún momento, y esa ambigüedad suya al final juega en su favor por precisamente no ser especialmente necesaria y permitir que haya tantas lecturas.

Neovallense dijo...

Ni me ha entusiamado ni impactado como veo que ha pasado a la gran mayoría, pero me ha parecido una buena película, bastante valiente dentro del cine comercial, y con un gran trabajo de Phoenix (lo cual no me sorprende, ya que es un grandísimo actor). Es probable que mejoro con posteriores visionados, como comenta Darkking91.

Creo que se podría hacer un trilogía interesante con este personaje de protagonista.

eter dijo...

Es una buena película. A mi particularmente me ha gustado bastante, pero dicho eso... tampoco inventa demasiado. Es buena y es sólida, pero tampoco es la obra maestra que muchos dicen.